BLOGS

"El deseado bien último se alcanza mejor mediante el libre comercio de ideas".(1919) Juez O. Wendell Holmes del Tribunal Supremo de EE UU

Normalizar la justicia, como prioridad

Las cinco horas de despacho del presidente del futuro Gobierno y el portavoz del grupo parlamentario que le sustenta es una buena señal. Los minutos iniciales de la legislatura evidencian serenidad y buenas maneras. Para empezar el proceso electoral ha concluido sin impugnaciones, acusaciones desaforadas. El sistema ha funcionado y las actas de diputados se entregan sin cabos sueltos.

Incluso el antiguo portavoz popular en el Congreso, el diputado raso Zaplana, ha elogiado al nuevo portavoz socialista “de lo poco que salva del gobierno”, un comentario imposible durante la pasada legislatura.

El primer encargo que Zapatero ha hecho a su amigo Alonso ha sido que normalice los órganos judiciales, que negocie con los populares la renovación del Constitucional y del Consejo del Poder Judicial para abrir una nueva etapa en ese poder esencial en las democracias.

El encargo requiere sentido de estado y sensatez por parte de los líderes políticos que son los que deciden esos nombramientos. Luego los designados son libres para hacer lo que deben o para agradecer el cargo a quien les designó. Por eso es esencial elegir personas serias, con personalidad y carácter, que crean en la ley y la justicia.

Sin unos órganos judiciales profesionales y con reputación la democracia no puede funcionar bien, la sociedad no se sentirá amparada y protegida. Construir esa reputación empieza porque quienes ocupen esos cargos se sacudan la etiqueta partidista y actúen en conciencia, con independencia, sometidos a su buen criterio.

Para que esa utopía sea probable se requiere que los designados sean personas respetadas. No es eso lo que ha ocurrido hasta ahora. Esa es la responsabilidad de Zapatero y de Rajoy, que empieza en sus portavoces parlamentarios. Dar prioridad a la reforma de la justicia, materia a la que no dedicaron ni un segundo en los famosos y frustrantes debates electorales, es un buen comienzo. Mira que si esta es buena legislatura ejemplar. De momento no perdamos la esperanza, lo que bien empeiza puede acabar mejor.

3 comentarios

  1. Dice ser manuel (sevilla) España

    Está claro, que el gabinete ministerial debe ser regido por personal entendidos del tema a ocupar el cargo que se le asigna, además de honradez y sinceridad.Yo, funcionario jubilado, en una de tantas Administración Pública, nos metieron como director a una persona que no había pasado ni por la puerta de una labor en que se ejercía en aquella profesión. Lo primero que nos dijo al presentarse y reunirnos es que de aquella profesión no sabía nada, pero esperaba aprender con la ayuda de nosotros; cuando esa profesión constantemente iba progresando. Nosotros, los profesionales, con más de 20 años de experiencia ¿cómo se podría al mismo nivel nuestro? amén de que cada día nosotros mismos aprendíamos cosas nuevas.Es obvio, que por mucho que aprendiera es axiomático que jamás podría. Y aún sigue, en el mismo lugar, y a veces discute con los profesionales la manera de hacer un trabajo y se jubilará a nivelarse, porque para esta profesión necesita una base; motivos por el cual es la punta del iceberg.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Rachel Rossen

    Con 9.000 funcionarios de justicia (los de territorios no transferidos a las comunidades autónomas) en huelga desde el 4 de febrero, pidiendo la equiparación salarial con los ya transferidos, parece que sí va siendo necesario normalizar la justicia…

    25 Marzo 2008 | 08:20

  3. Dice ser hoteles

    Pero si es que ni los nuevos nacimientos se estan inscribiendo!!! Si va a ser peor para ellos, que lo van a tener que hacer todo luego deprisa corriendo y mal… saludos

    25 Marzo 2008 | 10:21

Los comentarios están cerrados.