BLOGS

"El deseado bien último se alcanza mejor mediante el libre comercio de ideas".(1919) Juez O. Wendell Holmes del Tribunal Supremo de EE UU

Laporta y Calderón

Laporta y Calderón, presidentes del Barça y del Real Madrid, y por tanto personajes muy notorios en la sociedad, más conocidos que los ministros, no son constructores, ni siquiera empresarios de éxito. Son dos abogados con despachos de medio pelo a los que apenas pueden atender ya que su dedicación-pasión por el fútbol les absorbe todo su tiempo y atención. Los dos fueron audaces cuando concurrieron a las elecciones y los dos se han transformado en el cargo.

Estos días tienen que tomar decisiones que afectan a jugadores, entrenadores y al modelo de gestión de unos clubes de fútbol que son empresas complejas. Los dos gestionan presupuestos anuales superiores a los 300 millones de euros y los dos carecen de retribución o contrato laboral, mercantil o civil, con sus clubes, más allá del hecho de que son los que mandan.

Calderón ostenta una copa de la liga que es fruto de un cúmulo de casualidades que no suelen darse en la misma dirección. Durante la segunda vuelta el Madrid, especialmente desde que se fue Ronaldo, ha sumado puntos con una eficacia inimaginable. No es fácil lograr tantos puntos en el último suspiro. Al igual que es bastante insólito que se malogren tantos puntos en el trance final como ha perdido el Barcelona.

El club catalán iba a por una cosecha histórica con presencia en siete competiciones, y al final se ha quedado casi sin nada. Han jugado buen fútbol, pero no han obtenido los resultados necesarios, han fallado siempre cuando más concentración precisaban.

Laporta promete mano dura, pero va a tocar muy poco la estructura de la plantilla, entre otras razones porque no hay mejores jugadores en el mercado. El problema es de carácter, de actitud, más que cualidades o aptitudes. En el Madrid, pese a ganar, el caso es muy diferente. Hay que modificar la estructura del equipo y, probablemente al entrenador.

Dos clubes con semejantes aspiraciones, dos presidentes con orígenes parecidos, dos aficiones exigentes dispuestas a silbar o aplaudir con intervalos de segundos, dos pasiones, y dos empresas complicadas. Es el fútbol, más que un deporte, más que azar o capacidad.

2 comentarios

  1. Dice ser Rogelio

    Era domingo hacia las 10 de la noche. La ciudad, como el resto de las ciudades, estaba recogida, todo el mundo pendiente de tres partidos de fútbol. Con reiteración, los hinchas del Barça eran los únicos que se hacían oír cada vez que el equipo marcaba; por el contrario, los del Madrid tenían el corazón ahogado en el dolor y veían como se les escapaba una ilusión que sólo dependía de ellos mismos. Muchos apagaron la tele, desconectaron la radio, cambiaron de actividad para no soportar más esa desesperación conforme pasaban los minutos.La suerte, tan a menudo caprichosa, comenzó de pronto a sonreir al equipo blanco, poco a poco, con precipitación por descontar tantos minutos de tensión negativa. Ahora eran otras voces las que se escuchaban, eran otros gritos más alaridos si cabe, y así hasta que todo de repente se volvió ruidoso, ensordecedor. Los coches, las motos , los transeuntes, por todas partes todo el mundo gritaba eufórico; las bocinas, los claxons, sonidos ensordecedores varios, la gente parecía haberse vuelto loca. Los vehículos en carabana con jóvenes portando banderas, bufandas, estandártes diversos no cesaban de gritar, de elevar los brazos al cielo, de sonar las bocinas. En las rotondas daban la vuelta cuando podían y volvían sobre sus pasos o tomaban otra calle, pero al cabo de unos minutos volvían de nuevo por el mismo sitio. La situación era casi insólita, la gente no hacía más que gritar enloquecida. ¿Y por qué?¿Qué estamos enseñando? ¿Cómo estamos educando? ¿Qué escala de valores estamos transmitiendo? ¿Es razonable, humano lo que pasó el domingo por la noche?Muchos pensadores creen que los medios de comunicación nos están arrastrando a este tipo de euforia multitodinaria con tal de ganar audiencia. Cuando no es Alonso es el Sevilla y cuando no el Madrid o el Barça. Ya se celebra tanto el ascenso a primera, como la UEFA o como la Liga. El resultado siempre es el mismo: miles y miles de personas conmemorando simultáneamente un resultado deportivo cualquiera. Deberíamos ir poniendo freno a estos desmanes, a estos desbordamientos sin contenido, antes que algún día nos pese más aún.Alguien tiene que poner la nota discordante. Saludos.

    19 Junio 2007 | 18:32

  2. Dice ser runescape money

    Asier, no runescape money critiques lo que haces, runescape gold bocazas falto de credibilidad runescape money es ofensivo runescape gold y facilón, wow power leveling ?que quiere wow powerleveling decir bocazas Warcraft Power Leveling , donde Warcraft PowerLeveling está la medida de la boca para llegar a bocazas… buy runescape gold ? ?Como medir la credibilidad? buy runescape money ?Credibilidad ante quien? Y en cuanto a las fuentes ?quien es el paisano? ?de que me conoce, yo dejé mi Burgos natal a los 17 a?os, ?dew que me concoe? más datos amigo. Pero no pretendo tener razón, trataré evitar ser bocazas. La credibilidad es materia más complicada. Animo Asier

    27 Noviembre 2007 | 06:11

Los comentarios están cerrados.