BLOGS

"El deseado bien último se alcanza mejor mediante el libre comercio de ideas".(1919) Juez O. Wendell Holmes del Tribunal Supremo de EE UU

La economía ¡crece al 4%!

El INE ha publicado el dato preliminar acerca del crecimiento de la economía española el pasado: 3,8%, con el último trimestre al 4%. Confirma, una vez más, el avance que elabora el Banco de España y acredita que lejos de desacelerarse la economía española crece más de lo previsto, un punto más que la media Europea.

Nadie estimó un crecimiento a tasa del 4% anual para la última parte del año, todos los pronósticos eran de una tasa inferior a la media de trimestres anteriores. El propio gobierno estimó un crecimiento más cercano al 3% que al 4%.

Y la tendencia para la primera parte de este año no indica retroceso. La demanda interna sigue fuerte y el desequilibrio exterior no aumenta, especialmente si el precio del petróleo se mantiene como viene haciendo a o largo de este año. Y para mortificar aun más a los pesimistas la tasa de inflación, punto negro de este período y amenaza al futuro, ha recortado unas décimas de diferencial.

El Presupuesto para el 2007 está calculado con una previsión de crecimiento del 3,4% que algunos calificaron de optimista y preelectoral. Y aunque el año no ha hecho nada más que empezar hay argumentos para estimar que la estimación es muy pesimista.

No soy de los atribuyen a los gobiernos los éxitos económicos, más bien confío en que no estropeen pero me parece evidente que una mala gestión económica justifica cambio en las preferencias de voto.

Si Zapatero pierde las elecciones no será por la economía, sino por otras causas que le son más cercanas y atribuibles.

11 comentarios

  1. Dice ser Gott

    Yo lo que no entiendo es cómo es posible que nuestra economía lleve tantos años creciendo (o eso dicen) y la relación sueldo/precio de la vida se mantenga o caiga.

    14 Febrero 2007 | 13:02

  2. Dice ser andros

    Gott, lo mismico me pregunto yo. con los salarios base y los no base más bajos de europa y de las pensiones de verguenza.salú.

    14 Febrero 2007 | 18:28

  3. Dice ser pericles

    No resulta difícil entenderlo. Lo que es difícil es aceptar lo injusto. La riqueza que se crea beneficia por un lado a los sectores empresariales engordando sus beneficios, mientras que la parte del pastel que le tocaría en el reparto a los asalariados no va a los que ya tienen empleo, sino a los que cubren los nuevos puestos de trabajo que se generan. Si las masas salariales suben en exceso, baja la productividad y la competitividad y suben los precios, porque los productores simple y llanamente las repercuten en los precios.Este sistema insostenible de crecimiento necesita de salarios moderados y de beneficios altos, ya que si no es así tiene como consecuencia la tan temida estanflación, esto es, estancamiento económico con alta inflación. El acercamiento del nivel salarial al de otros países de nuestro entorno depende del acercamiento de nuestra Renta Nacional a las suyas.La única solución progresiva pasa por un sistema fiscal justo y por el reparto de la riqueza a través de la inversión pública en sectores como la vivienda protegida, la educación, la sanidad, la integración social o las infraestructuras, que posibiliten por un lado el reparto de la riqueza a través de la mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos, a la vez que supone creación de riqueza a partir del efecto multiplicador que suponen las inversiones.Por desgracia, otro tipo de modelo supone pérdida de competitividad, empobrecimiento, paro y peores condiciones de vida para la clase trabajadora.Saludos.

    14 Febrero 2007 | 18:46

  4. Dice ser urbaneja

    querido toda la verdad:no es que esté mal hecho el análisis, no es amnálisis, es un cuento chino. la parábola es más bien un invento. Lo siento pero es así. Los beneficios de las empresas no son ajenos ni independientes de situaciones generales de bonanza económica; sin prosperidad de las familias no hay prosperidad de las empresas. En economía todo tiene que ver con todo y es bastante independiente de la política. Desde hace treinta años hay un consenso básico de política económica en España (yo lo llamo el consenso de los economistas, que se fraguo años antes de forma implícita, un consenso de ideas más que de intereses). Con gobiernos socialistas y populares o centristas la economía ha ido bien, el mejor período de nuestra historia. No es cuestión de Zapatero ni de Aznar, ellos pueden mejorar o empeorar, pero en un margen pequeño.La trama social y empresarial de este país ya tiene espesor, trasciende y desborda la política. Además es lo mejor del país, por eso las cosas van razonablmente bien, aunque algunos agoreros pronostican una inminente catástrofe (que no va a llegar). Hay elementos de preocupación, riesgos, pero esa es otra historia.

    15 Febrero 2007 | 09:38

  5. Dice ser Toda la verdad

    En un portal viven 20 vecinos.Tres de ellos ganan 20.000 euros al mes ,cada uno. Los otros diecisiete una media de mil euros por domicilio. El total de dinero que entra mensualmente en ese portal es de 77.000 euros, por lo que a cada vecino le coreresponde una media de 3.800 euros mensuales.Conclusión: Los vecinos de es portal tienen un nivel económico alto. Qué bien va todo ahí. Su situación es verderamente envidiable. No pueden quejarse de la situación, las cifras hablan por sí solas.Hasta aquí la “parábola” que explica el planteamiennto del artículo con el que nos obsequia en esta ocasión el señor Urbaneja, nada sospechoso de manifestar el más mínimo espíritu crítico con la política económica del gobierno Zapatero.La realidad: nunca, como ahora , han ganado más dinero los constructores, los bancos, las grandes fortunas de la nación, las entidades financieras, en definitiva , el núcleo más duro del capitalismo español. Están encantados de la vida con sus beneficios, y máxime si sus jugosas operaciones se ven amparadas por un Gobierno de izquierdas, muy de izquierdas.La clave: los hipotecados, que mes tras mes malviven para pagar con sus cuotas su vivienda, las exageradas ganancias de los bancos, de los grandes constructores, la corrupción económica y política… todo los pagan ellos , y con la soga al cuello. Muchas veces siendo víctimas de abusos laborales y sueldos de miseria. Pero su condición de hipotecados les impide levantar mínimamente la voz para pedir mejoras en sus condiciones de trabajo y salariales. Los sindicatos, como son de izquierdas y están viviendo muy bien integrados en el sistema, se callan o disuaden al trabajadior inconformista.Esto hay que decirlo.¿Que está mal hecho mi análisis?. Pregunten a los miles de ciudadanos que están en esta situación.Si bien es cierto que los grandes medios de comunicación contribuyen eficazmente al bienestar de estas criaturas, que en ocasiones llegan a convevcerse de que no hay muchos motivos para quejarse: en otros sitios de vive peor. Además, también en esos medios se puede ver fútbol, programas rosas, las autoridades te facilitan condones y viajes del Inserso y similares, “ayudas-limosnas” de distinto tipo (qué buenos son los promotores de estas magníficas políticas sociales…)… Vamos bien, el rebaño piensa poco.Volvamos a la realidad: cuando esos hipotecados o fritos a impuestos se paran un momento a pensar, la cosa no pinta tan bien, y , si no te pones pronto a ver la tele, puede entrarte un agudo dolor de cabeza. Pan y circo hay.Moraleja: si en el portal del que hablamos al principio, sí , aquel en el que hay tantos ingresos mensuales y van tan bien los macrodatos económicos, se va preguntando puerta a puerta, en serio… a lo mejor las situaciones en diecisiete de los 20 domicilios no son tan buenas y al artículo del señor Urbaneja le falta lo más importante del análisis… Verdades a medias ,que dicen algunos, y a las que otros tildan de ser la peores mentiras.Lo del articulista bien podría denominarse con aquella antigua expresión: “hace una gran labor de Zapa”.

    15 Febrero 2007 | 12:19

  6. Dice ser Ana

    Artículo muy recomendable para traducir algunas de las cifras que nos ofrece el señor Urbaneja. Sólo discrepo en que la situación nació con el gobierno Aznar y se está acentuando con este gobierno.http://www.elmundo.es/papel/2006/12/08/opinion/2058473.htmlEl mito del crecimiento económicoROBERTO CENTENOHace sólo unos días -y como es habitual ante unas buenas cifras de crecimiento, empleo e inflación en términos absolutos-, el presidente Zapatero realizó un análisis totalmente triunfalista, llegando a afirmar que la economía española marcha mejor que nunca.Y ante estas manifestaciones, como también viene siendo habitual, el partido de la oposición fue absolutamente incapaz de transmitir a los medios en particular y a los ciudadanos en general las falsedades que encierran las cifras económicas absolutas, y de explicar que la economía no sólo no va bien, sino que va regular, mal o muy mal para un 74% de los españoles, tal como se pone de manifiesto en la última encuesta del CIS.Como se enseña en primer curso de Economía, las cifras macroeconómicas absolutas carecen, por sí mismas, de significado económico definido. Así, por ejemplo, una economía cuyo crecimiento absoluto sea del 2,6% y el de la población del 0,5% -caso de la eurozona- marcha infinitamente mejor que otra cuyo crecimiento económico sea del 3,8% y el de la población del 3% -caso de España hoy-. Análogamente, y como se demuestra en teoría económica elemental, el empleo puede crearse bien incrementando la productividad -caso de Irlanda y muchos otros- o bien reduciendo el salario real -caso de España-, como tampoco es lo mismo que la inflación baje al 2,6% si mantenemos todavía un diferencial brutal con nuestros principales clientes europeos que si la inflación absoluta no baja pero el diferencial se reduce.Empecemos por el crecimiento. Por más que el Gobierno esté consiguiendo engañar no sólo a los medios adictos, sino también a los no adictos, las cifras absolutas no significan que una economía marche bien, porque si, como es nuestro caso, el crecimiento se debe casi exclusivamente a la fortaleza del consumo interno, debido al proceso de inmigración incontrolada -«España es el país con la tasa de inmigración más alta del planeta», en palabras del INE-, y del endeudamiento masivo de familias y empresas, lo que sucede en realidad es que vamos derechos a una crisis económica de grandes proporciones, porque ese proceso simplemente no es sostenible. Y que nadie se haga ilusiones porque coyunturalmente la marcha del sector exterior haya pasado de desastrosa a muy mala, ya que somos el país con menor crecimiento de la productividad de toda la OCDE, lo que deteriora nuestra competitividad a chorros.La única cifra macroeconómica con valor explicativo del crecimiento es el PIB por habitante en paridad de poder adquisitivo (PPA), y medido por este parámetro, con las cifras de población conscientemente falsas que publica el INE -44,1 millones de habitantes-, España es el país que menos crece de Europa; y con las cifras reales, cerca de 46 millones, España está retrocediendo, es decir, hemos dejado de converger y estamos divergiendo. Ésta y no otra es la realidad de nuestro crecimiento, que el PP es incapaz de transmitir, pero que los ciudadanos sí perciben en sus propios bolsillos.Pero no sólo es esto. La realidad es mucho peor, porque el crecimiento absoluto se lo están llevando íntegramente el excedente bruto de explotación y los impuestos indirectos, o dicho en forma coloquial, las familias más ricas de España -y el vicepresidente Solbes, además se jacta de ello-. Y dentro del excedente bruto de explotación, aquellas sociedades que funcionan en mercados no competitivos como las constructoras y las energéticas. Y mientras tanto, las rentas salariales como porcentaje del PIB han bajado al 46%, frente a casi el 50% de la época de Aznar; es decir, los asalariados perderán este año unos 34.000 millones de euros en el proceso de reparto de la riqueza nacional, equivalentes a 1.800 euros por asalariado y año.Es evidente que la situación salarial y de reparto de la riqueza en la España de Zapatero es ya absolutamente inaceptable, las diferencias entre clases sociales están llegando a límites intolerables, y pueden desembocar en un fuerte conflicto social en cuanto cambie el ciclo económico. Tan intolerables que mientras más de un 60% de las familias confiesa tener dificultades para llegar a fin de mes, y un 18% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza -una de las cifras más altas de toda la UE-, somos el país de Europa con mayor crecimiento en el número de millonarios.Pero no contento con ello, Zapatero, después de comprometerse por activa y por pasiva a que bajaría la presión fiscal -«bajar impuestos es de izquierdas», afirmaba-, ha incumplido sus promesas como es habitual en él, y elevado la presión fiscal a su máximo histórico; y, lo que es infinitamente peor, ha roto completamente el principio de equidad en el reparto de la carga tributaria y ha hecho recaer el grueso de la misma sobre las rentas medias y bajas. En concreto, desde que llegó al Gobierno, los impuestos han subido un 33%, y los impuestos sobre el consumo -que afectan particularmente a los jubilados, los trabajadores y la clase media-, un 44%. Mientras tanto, los ricos están exentos de la mayoría de los impuestos a través de una combinación de exenciones y artificios jurídicos, inexistentes fuera de España.Adicionalmente, la reforma fiscal socialista -que según explicó Zapatero en el Comité Federal del PSOE haría que el 99,5% de los contribuyentes pagara menos impuestos a partir de 2007- es una vez más una impostura total, ya que eleva notablemente la presión fiscal sobre toda la clase media, es decir, sobre el 70% de las familias españolas. En concreto, a aquéllas con rentas familiares en el entorno de los 30.000 euros al año, les eleva el IRPF, y a todas ellas les eleva la presión tributaria sobre las ganancias patrimoniales, sobre el ahorro y sobre los planes de pensiones, que sufren un incremento casi confiscatorio. Empeoran también notablemente el tratamiento fiscal a la pequeña empresa familiar y las deducciones por compra de vivienda a las familias de baja renta. Sin embargo, todas aquellas familias con 2,4 millones de euros para constituir una Sociedad de Inversión de Capital Variable (SICAV), que Zapatero ha extendido por la puerta de atrás, sólo tributan al 1%.Y si en vez de emplear como parámetro de comparación la presión fiscal utilizáramos lo que los economistas denominan esfuerzo fiscal, es decir, los impuestos que pagan los ciudadanos en relación con su nivel de renta, España es el país europeo, junto con Suecia, en el que los ciudadanos están sometidos a un mayor esfuerzo fiscal, pero con muchas menos prestaciones.Y por lo que se refiere al empleo, la primera incongruencia al triunfalismo se refiere al hecho de que aunque este año se creen 700.000 puestos de trabajo, resulta que el año anterior se crearon 900.000, lo que significa que la creación de empleo se ha desacelerado tanto como un 23%. Pero lo verdaderamente grave, lo que constituye un fraude masivo, es el no explicar a los ciudadanos que se trata en su inmensa mayoría de empleos basura, primero porque casi un 90% son temporales, y después porque son empleos con salarios de miseria, muy por debajo del salario mínimo de la eurozona. Como señalaba recientemente un alto funcionario de la UE, «en España sólo se crean empleos precarios y mal retribuidos».Pero hay algo aún más importante. El gran engaño que encierran estas cifras, aparte de lo dicho, es que ocultan lo que está pasando con el conjunto de todos los salarios dentro de nuestra economía. Y lo que está pasando es que, desde junio de 2004, los salarios reales, es decir, los salarios corregidos de la inflación, no han parado de bajar, un -4,4% a día de hoy. En términos comparativos, los salarios en España registran la peor evolución de toda la UE: frente a las subidas continuas en toda Europa, que han superado el 10% en al menos seis países, están las bajadas continuas en España, tanto que después de ocho trimestres consecutivos de bajadas, nuestros salarios son ya un 16% inferiores a la media de la UE.Y, finalmente, la inflación, que ha bajado al 2,6% como consecuencia de la reducción coyuntural de los precios del petróleo y del resto de materias primas, que no debida a ninguna medida del Gobierno para ello; antes al contrario, todas las que ha venido tomando por acción u omisión -la última, los expansivos presupuestos de 2007-, van justo en sentido contrario de lo que se necesita, y además con la absoluta falta de ética que supone el reducir artificialmente la misma, a base de trasladar parte de ella a nuestros hijos, como ha ocurrido en el caso del sector eléctrico, donde las subidas de precios se están periodificando a lo largo de los próximos 15 años, con lo que los hijos pagarán mañana la electricidad que consumen hoy sus padres, para ocultar los desastrosos efectos de la política energética de Zapatero, y el mantenimiento de subvenciones, ya innecesarias, para financiar las operaciones corporativas impulsadas desde Moncloa. Pero, con todo, el elemento verdaderamente importante, la inflación diferencial con nuestros principales mercados, apenas se ha modificado.En resumen, según Zapatero y sus correligionarios, la economía va fenomenal, pero no sólo son ellos, las grandes fortunas y los grandes empresarios opinan lo mismo. Lo hicieron la pasada semana en el seminario del The Economist, donde se mostraron encantados del fuerte crecimiento -lógicamente, porque todo se lo llevan ellos- del superávit presupuestario -lógicamente, porque no les cuesta un duro- y de la creación de empleo -lógicamente, porque es a base de reducir los salarios reales, lo que les viene de cine para maximizar su excedente de explotación-. Es decir, Zapatero es un auténtico genio en la creación de paraísos, pues aparte de haber convertido España en el paraíso de las grandes fortunas, también lo ha hecho del fraude fiscal (de las 1.500 personas con patrimonios superiores a 24 millones de euros, según el banco internacional Merrill Lynch y la consultora Cap Gemini, sólo 82 declaran a Hacienda esta situación), de la delincuencia organizada y de los separatistas. Y más recientemente, también ha conseguido situar a España como uno de los paraísos mundiales para el blanqueo de dinero.Pero, ¿y qué pasa con los jubilados, a los que se les ha incrementado los impuestos al consumo en un 44% desde que Zapatero se comprometió solemnemente que los bajaría, y que está empujando a muchos de ellos hacia el umbral de la pobreza? ¿Y qué ocurre con la clase media, cuyos salarios reales han retrocedido al nivel de 1997, y además ha visto subida la presión fiscal a su máximo histórico? ¿Y con los inmigrantes, que trabajan con salarios de hambre, que varían entre una media de 450 euros al mes para los subsaharianos y 900 para los procedentes de Europa del Este? Y, mientras tanto, las familias más ricas de España han multiplicado por tres como media sus patrimonios desde que gobierna Zapatero, en lo que constituye el mayor proceso de concentración de riqueza de toda la Historia de España.Éste y no otro es el balance sintético de la situación de la economía española, que, según Zapatero, marcha mejor que nunca, lo que es rigurosamente cierto para un 5% de la población, pero que para un 74% de ciudadanos, que cree más en sus bolsillos que en la demagogia del presidente, marcha regular, mal o muy mal. Por ello, un 80% piensa, con toda la razón del mundo, que el próximo año irá peor.Roberto Centeno es catedrático de Economía de la Escuela de Minas de la Universidad Politécnica de Madrid.

    15 Febrero 2007 | 13:11

  7. Dice ser Toda la verdad

    Sr. Urbaneja:Cuando yo hable con las personas que se quejan de lo mal que lo pasan para llegar a fin de mes, para hacer frente a hipotecas y demás gastos… ya les diré que sus quejas son un cuento chino, que si quieren conocer su situación que lean sus artículos y así se darán cuenta de lo bien que va la economía de este pais, y que , por tanto, no tienen motivo para estar descontentos.Le advierto que tal vez no logre convencerlos, ya que ellos manejan cifras y datos tomados de la realidad. Y no son pocos los que tales cosas dicen. Pero bueno…O tal vez la clave esté en que mi entorno constituye una clase que no conviene tener en cuenta a la hora de hacer los análisis económicos, los que están bien hechos como el suyo, claro. Lo que ellos dicen – y yo digo – parece ser que está dentro del ámbito de los cuentos chinos. Gracias por la aclaración, y en cualquier caso nos alegraremos mucho el dia en que usted aterrice en el suelo y se entere de las preocupaciones económicas que diariamente tienen millones de españoles… que no me parecen chinos, creo. Ese dia en que usted regrese del mundo de Alicia (el mísmo en en que suele vivir el Presidente Zapatero: Gustavo Bueno lo ha analizado bien )será mejor para los parias que , en todo caso, lo único que hacemos es trabajar duramente y jorobar los análisis optimistas como los suyos.Atentos saludos a los que os moveis por ahí arriba.

    15 Febrero 2007 | 14:49

  8. Dice ser rampas

    Yo soy muy escéptico. Ni creo que las cosas sean tan de color de rosa, ni creo que sean tan negras. Quizá es que seamos de verdad el país de imbéciles que los políticos creen que somos cuando nos cuentan sus historietas. Nos priva una sonrisa y votamos una cara atractiva que nos cuenta lo que queremos oir, sin que nadie le diga que lo que nos cuenta lo podrían firmar los hermanos Grimm o Marcial Lafuente Estefanía. La caída no será dolorosa, no habrá big bang. Los bancos no quieren convertirse en propietarios de casas y viviendas, que luego tendrían que administrar, alquilar, pintar y mantener. Ya inventarán una fórmula y prorrogarán los plazos. Al fin y al cabo, es otra manera de fidelizar clientes. No sólo van a regalar cacerolas.

    15 Febrero 2007 | 16:44

  9. Dice ser Viejo

    Sr. Urbaneja, no está bien contestar así a Toda la Verdad. A un comentario se debe responder con sencillez y sin vanidad.Al parecer no nos acordamos de la crisis económica de los años 92 al 97, desencadenada por la guerra del Golfo Pérsico. En España se llevó mucho peor que en los otros países de Europa o de nuestro entorno: no había inversión privada y el gasto público endeudaba de modo alarmante las arcas del Estado (se cerraban empresas de todo tamaño a diario). De esa crisis nos sacó el gobierno de Aznar, porque llegó un momento que o cambias la política o la inercia te arrastra a la miseria indefinidamente. Actualmente la situación en España es muy compleja y delicada. La población se está viendo incrementada de forma excepcional y preocupante: más de cinco millones de inmigrantes en muy poco tiempo, sin registrar y sin censar. Esto está generando unos gastos tremendos al Estado y a la Seguridad Social, de modo que el sistema macroeconómico actual lleva un ala tocada. Los impuestos no paran de subir y la presencia de España fuera de nuestras fronteras tampoco (en esto nos parecemos cada día más a los yanquis). Si una crisis económica importante afectara de nuevo al país en estas situaciones, todos los males del mundo podrían volverse contra nosostros.

    16 Febrero 2007 | 22:33

  10. Dice ser titin

    se está cobrando sueldos de miseria, los impuestos que nos clavan no es el i.p.c. que dicen que es, ni lo que españa crece, nos los suben de 2 digitos en dos. y LA JUVENTUD SE MANIFIESTA POR EL BOTELLON, de troncharse de risa, SOCIALISMO=ROBO,PREVARICACION,ESTAFA,MENTIRAS,INCOMPETENCIA.Yo en las proximas generales votare al talantes a ver si de una vez por todas deja este pais para la rastre.

    18 Febrero 2007 | 20:11

  11. Dice ser runescape money

    Asier, no runescape money critiques lo que haces, runescape gold bocazas falto de credibilidad runescape money es ofensivo runescape gold y facilón, wow power leveling ?que quiere wow powerleveling decir bocazas Warcraft Power Leveling , donde Warcraft PowerLeveling está la medida de la boca para llegar a bocazas… buy runescape gold ? ?Como medir la credibilidad? buy runescape money ?Credibilidad ante quien? Y en cuanto a las fuentes ?quien es el paisano? ?de que me conoce, yo dejé mi Burgos natal a los 17 a?os, ?dew que me concoe? más datos amigo. Pero no pretendo tener razón, trataré evitar ser bocazas. La credibilidad es materia más complicada. Animo Asier

    27 Noviembre 2007 | 06:25

Los comentarios están cerrados.