BLOGS

"El deseado bien último se alcanza mejor mediante el libre comercio de ideas".(1919) Juez O. Wendell Holmes del Tribunal Supremo de EE UU

Entre firmas y manifestaciones

La democracia suele ser aburrida por propia naturaleza. Cuando cursa con emociones fuertes es que algo singular ocurre, cuando emerge la agitación y eso que los politólogos llaman “acción colectiva” es que algo bulle y que el futuro no está escrito. Las encuestas del CIS, la última de enero, conocida hace unos días, revela alta desafección política de los españoles; les interesa muy poco la política, no confían en los políticos. La nota del presidente del gobierno es cinco raspado y el líder de la oposición se queda en cuatro. Así que, ni con uno, ni con otro… Uno casi mal y el otro mal.

La novedad estos días anda por las calles, en manifiestos y manifestaciones, en recogida de firmas y demostraciones callejeras. Cuando las instituciones no sirven lo suficiente, algunos utiliza otros altavoces. Los de la oposición conservadora, los del PP, andan estas semanas de recogida de firmas; unos pliegos que sirven para la melancolía y la agitación, para alentar a los propios y cargar contra los adversarios. Y otras organizaciones políticas nacionalistas, que coquetean con el gobierno con el que andan en negocios, sacan a la gente a la calle para reforzar sus argumentos y también para darse ánimos y debilitar a los otros.

Aparentemente son muchos los que salen a manifestarse y los que firman manifiestos, pero ¿significa eso que la mayoría de los ciudadanos estime una situación grave o excepcionalidad? No parece, más bien que los grupos más radicales o más motivados se hacen notar para imponer sus argumentos. Pero no parece que por ello se vayan a derivar cambios apreciables en la intención de voto. Mucho ruido, mucha calle, bastante decepción, pero no suficiente como para considerar que estamos en vísperas de novedades trascendentales.

9 comentarios

  1. Dice ser MUTANDIS

    Ya era que dijeras las cosas por su nombre: la estrategia del PP es propia de radicales, cuando lo cierto es que la situación de nuestro país dista mucho de suscitar la alarma que otros querrían que se extendiera.Me alegro de que te pronuncies con claridad. Ante la ofensiva de la derecha para desestabilizar las instituciones, hay que decantarse. No vale la cobarde equidistancia. ¡Debemos comprometernos!Un saludo, y adelante.http://mutandis.zonalibre.org

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Jordi S. Berenguer

    LA CIUDAD ERA UN MILLÓN DE COSASAcaba de dejarnos una figura singular: Luís Arribas Castro, también conocido como Don Pollo por sus campañas publicitarias. Fue creador de un estilo único en la radiodifusión comercial por su original forma de comunicar, capaz de mantener a la audiencia prendida con su verbo apasionado con destellos de extravagante ternura llevados a veces al surrealismo, como cuando invitaba a las oyentes a bailar a través de las ondas (“¡Bailemos un vals, señora!” ¿Recuerdan?) mientras les mandaba macetas con flores entre mensaje y mensaje, logrando que la publicidad radiofónica resultara incluso sugestiva, que ya es mérito.Ahora, cuando lamentamos la desaparición de ese maravilloso loco de la radio, parece oportuno recordar que fue uno de los pocos locutores que se reveló contra el boicot a Joan Manuel Serrat cuando todas las emisoras recibieron la consigna gubernamental que prohibía la radiación sus discos por su renuncia a cantar en castellano en Eurovisión.Afortunadamente, frente a la arrogante mezquindad del veto de los comisarios de la tan estúpida como imperecedera política censora que, por motivos no siempre demasiado claros, pretenden acallar a quienes por no serles complacientes les tienen reservado el derecho (?) de admisión, siempre estará el coraje de los justos para defender dignamente, -aunque sea salvando algún que otro escollo-, el derecho para el arte y la opinión expresados en libertad.Desde ésta orilla, vaya ese recuerdo emocionado de quien disfrutó del placer de compartir momentos de amistad y trabajo con ese poeta de la radio, para quien la ciudad era un millón de cosas. Y mucha paz.Jordi S. Berenguer (vetado en “20 minutos”)

    20 Febrero 2006 | 10:29

  3. Dice ser jm

    Sr. Urbaneja,no sé que entenderá usted por cambios “trascendentales”, pero la calle se mueve por algo. La campaña nacional contra Cataluña del PP está removiendo muchos lodos, a un lado está creando una generación de gente afectada de catalanofobia y al otro una oleada de antiguos moderados que ahora ya no quieren saber nada de España.El sábado estuve “trabajando” en la manifestación de Barcelona (por cuestiones técnicas, no soy de ningún partido), la recorrí arriba y abajo, y entre las dos estimaciones de asistencia (125.000 y 750.000) le aseguro que estaba mucho más cerca de la segunda. Y eso son más votos que los que sacó ERC. Se equivoca usted, y mucho, si considera que esos manifestantes los sacó ERC para apoyar su postura. El acto estaba convocado desde hace muchas semanas, no responde a la coyuntura creada tras el pacto ZP-Mas. ERC no ha estado “convocando” sino “participando”, que no es lo mismo. El problema lo tienen los demás partidos que no han querido estar y su gente sí ha estado.Le pregunto:¿consideraría usted un cambio “trascendental” que ERC esté a punto de dar el “sorpasso” a CiU?Y visto y vivido el ambiente, si el PP sigue en su actual política-basura:¿consideraría usted un cambio trascendental la aparición de violencia política en Cataluña?

    20 Febrero 2006 | 14:12

  4. Dice ser Genaro

    La calle se mueve por muchos motivos: por convicciones, por temores, por puro “borregismo”.Me parece estupendo que la asistencia por el 1º de los motivos que menciono sea masiva. Cuando la gente no se ve representada por unos politiquillos de 3 al cuarto se hecha a la calle. Cuando la gente se manifiesta por temor empieza a no gustarme …pero si la gente se deja arrastrar por la manada y empieza a lanzar cocteles molotov contra sedes de partidos, o a lanzar pedradas a politicos que no son de su agrado, o escupir y tirar tomates al 1º que no este de acuerdo con sus “balidos”, entonces debemos de empezar a preocuparnos.

    20 Febrero 2006 | 19:20

  5. Dice ser Ciudadano K.

    Sr. Urbaneja, vivimos en la más absoluta de las normalidades. España va bien. Añadiría, más que bien. Es más, la gente que sale a la calle a manifestarse es para poner colorido a la democracia. Nuestra política exterior: inmejorable. La libertades , avanzando; antes estaba tocada la libertad de expresión, pero ahora con el CAC y órganos similares, ya la cosa se va normalizando; bueno, hay unos posesos, torpes, crispadores, imbéciles, voceras , cavernícolas, majaderos… que se salen de lo políticamente correcto, pero más temprano que tarde serán silenciados y se volverá a la normalidad y la armonía informativa. Con Franco había un monopilio energético ( Campsa) y nos iba muy bien; ahora creo que volveremos a recuperar esa “unidad nacional energética” después de que triunfen las oportunas OPAS y volveremos a ganar en normalidad,e incluso España irá mejor. Bueneo, no : mejor …imposible, como la película de Nicholson. Y para aprovechar ideas de este mismo periodo histórico de los cuarenta años, se está elaborando el programa de la asignatura “Formación del espiritu n…”. Perdón ha sido un lapsus, quería decir “Educación para la ciudadanía”. La cultura , en general nunca ha estado mejor:triunfan los Torrentes, ¿ Qué más queremos ?. Hablando de otros asuntos … ¿ Se puede encontrar en el mundo una sociedad más dinámica que la española, que negocia territorios, cambios constitucionales a través de estatutos, se legaliza la “fabricación” de embriones para conseguir piezas de repuesto para los originales ?. ¿ Y la justicia ?. Bueno , es mejorable, pero eliminado a algún que otro Fungairiño residual… de nuevo la armonía, potenciada ésta por tener el Fiscal General del estado más independiente del poder político que hemos tenido en la historia de nuestro pais, nación , estado… ( táchese lo que no proceda). Hablando de dinamismo: ¿no es mucho más emocionante que proliferen los contratos laborales limitados a un tiempo corto, superando el inmovilismo de los contratos definitivos?. ¿ Habrá en el mundo una investigación mejor llevada que la que se ha desarrollado en el Congreso respecto al 11-M ?. No creo.Bueno , Sr. Urbaneja, si no sigo no es por falta de materia, que me daría para escribir un libro muy grueso y que , con su permiso podría titular “Urbaneja en el país de las maravillas”. No creo que le parezca mal lo que comento… además, usted está por encima del bien y del mal.Saludos de un cenizo, envenenado con un cierto espíritu crítico, pero con propósitos de llegar a ser angelical como usted.

    20 Febrero 2006 | 23:57

  6. Dice ser JHGHGH

    ¿y LAS DEL NO A LA GUERRA?¿y LAS DEL PRESTIGE?¿y LAS DE LA LOCE?¿POR QUE SU CRITERIO ERA DISTINTO ANTES?

    21 Febrero 2006 | 03:19

  7. Dice ser Luis J.

    El señor Urbaneja dice “aspiro a ser un periodista no alineado” … Siga con su aspiración. Escribiendo artículos como este demuestra que le falta un gran trecho para conseguirlo. ¡ Ánimo !

    21 Febrero 2006 | 18:12

  8. Dice ser jorge

    me parece muy mal que ni desde ninguna Asociación de prensa ni desde ningún sector de los denominados “intelectuales”´en España no se diga nada respecto a la campaña que se está llevando a cabo contra el Estatut, recordemos, votado por el 90% de los representantes de la sociedad catalana.Me parece muy bien que cada uno opine, pero no que se lleguen a ciertos extremos, que ya hace tiempo que se han rebasado. Cuando se intentar hacer las cosas bien y alguien llega a estos límites, no creo que lo mejor sea callar. Eso subyace más bien complicidad con los que sobrepasan los límites de la democracia. Si se hubiera hecho lo mismo con el 23-F, es decir nadie se hubiera implicado en favor de la democracia y nadie hubiera dicho nada, ya me gustaría saber como estaríamos ahora.Por el bien de la democracia, espero que desde las esferas intelectuales, cuya influencia sobre la opinión publica es de las mayores, se haga algo para evitar que perdemos la democracia o, peor aún, que se debilite poco a poco sin que ni la misma opinión pública se de cuenta.Creo que el simple hecho de hacer de altavoz a comentarios tan nefastos sin más ni más ya es en si mismo perjudicial para la democracia.por el bien de todos reflexionen amigos, reflexionen…

    24 Febrero 2006 | 13:47

  9. Dice ser Teodoro

    Sr. Urbaneja , echo en falta un artículo en su blog sobre la manifestación convocada por la Asociación de víctimas del terrorismo. A mi me ha parecido significativa: dia de lluvia y frio, “algo más” de las ciento diez mil personas que nos da como cifra de asistentes el Delegado del Gobierno del Sr. Zapatero, gente que ha tenido – en líneas generales – un comportamiento ejemplar… Pero sobre todo unas peticiones que encirran una fuerza tremenda: la que plantean las personas que han sufrido mucho y nunca han recurrido a la violencia fuera de la ley para dar respuesta al mucho daño físico y moral que se les ha propiciado. Si se hubiesen tomado la justicia por su mano podriamos estar en una sociedad mucho más violenta , de mafias, de pistoleros , de vendettas … y si no es así , en buena parte se debe a la nobleza de estas personas que han creido en la legalidad y el estado de derecho. Me parece absolutamente injusto afirmar que estas personas son peleles manipulados políticamente. No. Lo que ocurre es que sospechan que se negocia con los terroristas y todos debemos agradecerles que se manifiesten para impedirlo, pues ellos han respetado escrupulosamente la ley y exigen que lo haganctodos, también los gobiernos, que , aunque elegidos democráticamente, pueden equivocarse en sus maniobras. Además es justo reconocer que el propio Gobierno de la nación – representado por su Presidente – han tenido torpes actuaciones con ests víctimas: No acudir a un Congreso internacional QUE SE CELEBRA EN ESPAÑA, mentar al abuelo del Sr. Presidente ejecutado en la Guerra Civil para compararlo con las víctimas de ETA, tratarlos como personas manipulables ,como marionetas políticas…. Todo eso es ofensivo y anima a salir a la calle.Además, no nos vendría mal menos oscurantismo respecto a los contactos con sectores allegados al mundo terrorista, asi como ayudarnos a entender afirmaciones como las de Otegui cuando dice que “van ganando” o declaraciones como la de Llamazares al salir de Moncloa y da a entender que todo está encarrilado pero que la información no se le puede transmitir a un partido de la oposición que representa a unos diez millones de españoles.Todo esto si que crispa.Sr. Urbaneja, anímese a decir algo, esté o no de acuerdo con lo que digo, pero lo que sí está claro es que su voz es mucho más autorizada e influyente que la mía.

    26 Febrero 2006 | 11:50

Los comentarios están cerrados.