BLOGS

"El deseado bien último se alcanza mejor mediante el libre comercio de ideas".(1919) Juez O. Wendell Holmes del Tribunal Supremo de EE UU

Caballero Garci

José Luís Garci acaba de despedirse de TVE con la elegancia que le caracteriza y que supone otro bochorno para los de la tele pública, tan avara de subsidios como corta de estilo. Se llenan la boca con su presuntamente imprescindible servicio a la ciudadanía y a la democracia, pero gestionan los recursos de todos con una torpeza y prodigalidad inadmisibles.

“Qué grande es el cine” era un programa de culto, barato y digno, competente, sencillo y adecuado. Un buen programa. Propio de una televisión pública y con más difícil encaje en una comercial con una sola cadena. Estoy seguro que en los futuros canales temáticas, Garci y sus colegas habituales, tendrán nuevas y mejores oportunidades para satisfacción de sus seguidores, que no son pocos.

La tertulia dirigida por Garci, era ejemplar, con razones, con buena educación, con respeto y con buena circulación; las películas siempre interesantes y sin concesiones a lo facilón. Han sido 476 programas durante diez años, con un breve interrupción, que ha cursado siempre sin ruido, sin tensiones y sin conflictos. Durante todo este tiempo ha acreditado excelente forma de hacer, de entretener y de divulgar.

Ignoro las razones por las cuales el programa se cae de la programación y me gustaría saberlas. De momento hemos podido escuchar la elegante explicación que Garci ha dado al comenzar el programa esta noche (que podría resumirse con aquello de Dios me lo dio, Dios me lo quitó, …bendito sea su santo nombre) y las que dio a Federico Martín Bellón en la interesante entrevista que publicó esta mañana ABC.

Garci ha sido siempre libre e independiente, en su cine y en su vida, nunca fue pelota ni mendicante (que es género abundante en su gremio). Como no va a cambiar de carácter, y como ha logrado más de lo que pretendía solo cabe decir “Gracias Garci… vuelve pronto”

4 comentarios

  1. Dice ser PuesEso

    Pues sí, para un buen programa que tienen van y lo quitan. TVE da la impresión de ser un coto cerrado en donde reina el amiguismo. Sólo eso puede explicar la mediocridad de los programas (con algunas excepciones, telediarios por ejempl). Por ejemplo es difícil encontrar un programa más cutre que el de “Mi abuelo es el mejor”. ¿Quién le ha dicho a Conchita Velasco que es simpática y buena actriz? Por favor… se nota que la pobre señora – que debería disfrutar de un inmerecido retiro – sufre haciendo esa “cosa”. La Sra. Caffarel tendría que ser un poco más decidida, cortar el presupuesto y hacer una reducción de plantillas seria… empezando por la cabeza que probablemente es por donde empieza la corrupción. O cerrarla. Una Televisión pública es una buena idea, pero no con este método de financiación. El modelo actual es el peor posible: financiación del estado y publicidad. Así cualquiera!!!

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser bueno

    ¿La tertulia le parece que era buena? Me gustaban las películas. Los tertulianos me parecían facilones (aparentemente sesudos), no arriesgaban. Decían unas cosas que ni pa qué. En fin, enciclopédicos sin destilar.No tiene mucho sentido hablar en general de las tertulias, habría que desmenuzarlas una por una y no me acuerdo. Pero no recuerdo ninguna que me hiciera saltar del sofá. Ni un sólo comentario con mirada propia.Pero vamos, habría que discutir comentario por comentario. Aun así, no me gusta que hayan quitado el programa. Garci trabajaba con honestidad y elegía buenas películas.Yo le doy las gracias

    27 Diciembre 2005 | 10:11

  3. Dice ser popopo

    Garci es de derechas, al igual que la mayoría de los 4.000 puestos de trabajo que quieren suprimir.¿O acaso pensaba que era para reducir costes?Primero tendrán que depurar la plantilla de azules, después se la venderán a Polanco.

    27 Diciembre 2005 | 10:53

  4. Dice ser pericles

    Yo no sé si Garcí es de derechas o de izquierdas. Viéndo sus películas, unas veces me parece una cosa y otras veces la otra. Pero creo que esto no es lo importante. Creo que es un gran profesional del cine. Y que su programa en televisión “Qué grande es el cine”, era un programa de mucha calidad. Lo he seguido de forma esporádica, porque sus horarios y los míos son más bien incompatibles. Pero sin entrar a valorar la tertulia, creo que la selección de películas era muy acertada y completa. Reunía cine de calidad de todos los géneros. Y era un placer para los cinéfilos.Por ello, no entiendo que haya sido retirado de la parrilla de la televisión estatal. Espero que haya sido por cuestiones técnicas o económicas, o por propio cansancio de su director. Desde luego, lo que me causaría mucho desagrado es que sea por razones personales contra Garcí, sean políticas o de otra índole. Porque este sería un camino muy equivocado si lo que se quiere hacer de la televisión estatal es una televisión independiente y de calidad.

    28 Diciembre 2005 | 13:04

Los comentarios están cerrados.