BLOGS

"El deseado bien último se alcanza mejor mediante el libre comercio de ideas".(1919) Juez O. Wendell Holmes del Tribunal Supremo de EE UU

Las calles de Capmany y Haro

El Ayuntamiento de Madrid ha decidido reconocer a dos periodistas de largo recorrido, fallecidos recientemente, con una calle. Jaime Capmany y Eduardo Haro han sido conocidos vecinos de Madrid durante muchos años. Aquí vivieron y aquí escribieron miles de artículos durante medio siglo. No serían los primeros periodistas con calle en Madrid, también la tienen Larra, Francos Rodríguez, Miguel Moya, Víctor de la Serna y Luca de Tena …. y también la merecen, por ejemplo, Matías Prats y Luis Carandell, que acumularon sobrados méritos para ello.

Haro y Capmany andaban en las antípodas, no eran amigos, ni falta que les hacia. Los homenajes que sus lectores les tributaron cuando cumplieron 80 años acreditaron su popularidad, que tenían tirón, que mucha gente se fiaba de sus opiniones y de sus chanzas. Los periodistas necesitan seguidores más que adeptos, que les lean más que les crean o secunden.

Lo razonable es que los grupos municipales acuerden otorgar calle a ambos periodistas por unanimidad, al margen de simpatías políticas, que no hacen al caso. No hacerlo revela que la bronca política cursa con ofuscación, sin tolerancia ni cuartel.

Conmemoramos estos días los treinta años del inicio de la transición, de aquel período de tres años que van desde la agonía del franquismo (20.11.75) a la promulgación de la Constitución (6.12.78) a lo largo de los cuales los españoles diseñamos el futuro de nuestros hijos con acierto y siempre con la preocupación de no romper la baraja, de entender que el otro también tiene parte de razón y que merece respeto. Pues eso, paz y reconociento a quienes trabajaron co tesón y éxito aunque no fueran de la parroquia.

7 comentarios

  1. Dice ser pericles

    Totalmente de acuerdo. Los dos merecen una calle como homenaje. En mi caso, simpatizo con Haro y no me gusta Company, pero ello no impide que tenga respeto por los dos.Espero que a los que les pase lo contrario que a mí, en cuanto a simpatías, respeten también al que no les es simpático.

    24 Noviembre 2005 | 09:04

  2. Dice ser BdS Madrid

    De todo lo expuesto sólo hay una cosa que reviste especial gravedad. Y con cierto eufemismo, te has referido a ello como “inseguridad jurídica”.No son un problema la existencia de trincheras, de propagandas, de intereses… finalmente todos los españoles compartiremos por mucho tiempo el deseo de vivir en Paz. Incluso bajo ciertas condiciones impuestas por las mayorías que podamos no conformar en algunos o en todos los mandatos gubernativos.Sin embargo no podemos convivir con la injusticia entendida en su más amplio significado: no hay justicia. O, como dijo ruizma, la justicia haberla hayla pero es un cashondeo. Es muy, muy triste que la coña pleistocénica de “tengas pleitos y los ganes” siga siendo totalmente válida hoy en día.De nada sirven las leyes si NO SE CUMPLEN. Ergo vivimos, señores, aunque no lo quieran reconocer por vergüenza propia o ajena, en un país sin ley. De nada me sirve que unos pocos jueces sí hagan bien su trabajo, la justicia no es más que la suma de cientos de reinos de taifas donde sus titulares o vireyes hacen de su capa un sayo. Los administrados, destinatarios de los caprichos o arbitrariedades (en el caso mejor), no tienen a su alcance muchas veces la vía del recurso. Y aún puede ser peor, en ocasiones, si ganan según qué juicios.El control judicial no existe. Y la jefatura de ese supuesto control judicial no se encarga de otra cosa más que de la política. ¿Alguien es capaz de situar en un país nórdico algunas de las recientes sentencias que aún tenemos en la retina colectiva? ¿Qué hacer cuando no se puede hacer nada frente al cénit del podrido ordenamiento?Yo he tomado ya mi decisión y nada me pesa: venderé lo que tengo y me iré a vivir a un país europeo y civilizado, honesto y seguro para con mi familia y conmigo mismo. Tampoco yo soy antiespañol, pero eso no significa que considere a España como un país habitable. Además así me daré la satisfacción de aportar mi pequeña porción de justicia humana con respecto a mi recién traida al mundo descendencia: ya que el Estado no me ha dado nada, ni me va a dar nada, por poner a su disposición un nuevo elemento unitario de su maquinaria recaudatoria, dicho elemento unitario no le va a dar nada al Estado en cuanto salga de este país para no volver.A mí también me gustan los textos largos. Y como todos semos troles, pues no hacemos aprecio: qué dura es la vida, ¿eh? 😀

    24 Noviembre 2005 | 11:15

  3. Dice ser Rocamadour

    Capmany y Haro. En las antípodas, claro. El problema es que el primero, aunque obviemos su entusiástica adhesión al régimen del dictador, fue Presidente del Sindicato Nacional del Espectáculo. Desde ese puesto se dedicó a lo que todos sabemos.Quizás Haro hubiera hecho lo mismo si hubiera tenido la oportunidad. Quizás. Quizás se hubiera dedicado a represaliar desde un cargo público a todo aquel contrario a sus ideas. Quizás. Pero no lo hizo.Por lo tanto, señor Urbaneja, no sé si el “niño republicano” merece una calle. Capmany, en ningún caso. Y ya está bien de tanto olvido. A ver si ahora la dictadura, también para usted, va a ser cuestión de “simpatías políticas”.Y sobre su “no romper la baraja” habría mucho que decir. La cara del proceso de transición política no debe hacernos olvidar su cruz, que también la tuvo. Y además estoy convencido de que usted no la ignora.Saludos.

    24 Noviembre 2005 | 13:06

  4. Dice ser Vögli Wennmögli Tägli

    La Momia ¿antifranquista ab utero?

    24 Noviembre 2005 | 15:51

  5. Dice ser Mento

    Tengo entendido que el Sr. Haro T. tiene en su haber varios artículos favorables a Franco y su régimen, en la línea de la canción que dedicó al dictador , en su dia, el cantante Victor Manuel.Uno puede ser converso y no por eso se le ha de negar el derecho a la vida o a la opinión… pero:

    24 Noviembre 2005 | 23:22

  6. Dice ser Mento

    Continúo con lo que estaba escribiendo, ya que – repentinamente – se cortó la posibilidad de seguir escribiendo, tal vez haya sido a causa de una torpeza mía. Decía que me parecen más creible las personas que a lo largo de su vida mentienen una coherencia, sin descartar “las conversiones”, también para pasar del franquismo al progresismo, pero… mejor llevarlo con discreción, sin dar muchas lecciones … ni dedicar muchas calles…

    24 Noviembre 2005 | 23:26

  7. Dice ser Daniel

    Pues yo de lo que estoy harto es de que los periodistas se miren al ombligo y se crean que por ellos pasa todo, que sean jueces de hecho en la sociedad.A ver cuando se dedica una calle al “obrero explotado” (por ejemplo) en vez de calles a tantos “ilustres” personajes públicos (de los cuales dudo que hayan hecho algo más en sus vidas que no sea engordar en sus poltronas y ocupar sus pagadas columnas en decir tonterías y adular políticos amigos mientras que otras ideas que podrian ocupar dicho espacio se pudren en el cerebro de una persona que no tiene amigos ni chanchullos en medios de difusion)

    27 Noviembre 2005 | 20:32

Los comentarios están cerrados.