BLOGS
La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Corazón, corazón; corazón pinturero.

Fin de semana trágico para Isabel Pantoja

La hija de la cantante  se sentó este sábado en el programa que conduce Jorge Javier Vázquez, mientras su madre ofecía un concierto en Gran Canaria, donde una de sus fans, enferma, que había acudido a un programa de la televisión local para que la llevasen a un concierto de su ídolo, como último deseo, fallecía a las puertas del show por una parada cardio respiratoria, sin que los servicios de urgencia pudieran hacer nada.

Siempre se ha hablado de que Isabel Pantoja no da buen fario, pero en este caso su hija, se busca su propia suerte, y la entrevista que la mayoría de los espectadores calificaban en Twitter de soporífera, no parece que vaya a propiciar un acercamiento con su madre.

Chabelita comenzaba diciendo que la cantante lleva un vida triste y que le da pena, que “apenas sale de casa, solo para ir al supermercado, y que se dedica a ver la tele”, que se siente muy sola, y que tampoco hace nada por cambiar su estilo de vida o poner de su parte para remediarlo. La gran novedad que venía a relatar, la ya experta en negociar exclusivas y programas, es que su madre habría vetado al padre de su hijo y actual pareja en fin de año, Alberto Isla, algo que tampoco me parece del todo excesivo, teniendo en cuenta que cuando dejaron su relación él se dedicó a desmenuzar algunos capítulos ‘oscuros’ que había vivido en esa finca, ‘Cantora’,en la que podrían rodar pelis de miedo.

La hija de la cantante contó que su madre es “orgullosa, egoísta y que va a lo suyo” y, quítandole importancia, también dijo que había llamado “gordo y maricón” a su amigo Sema. De su abuela y de su tío, Agustín Pantoja, intentó no hablar mucho, pero sí hizo público que Doña Ana trata a su hijo de manera diferente al de su hermano Kiko, y que le llama ‘el otro’. Chabelita, puntualizó, que ella no iba a despotricar contra su abuela, por razones obvias, que para ella no son otras que la posibilidad de quedar mal ante la audiencia hablando de una señora mayor.

Chabelita, que es algo así como la mujer sin sangre, sólo logró emocionarse cuando le preguntaron qué que sentía al ver a su madre actuar. Apesar de todo, ella dice quererla mucho, aunque su manera de demostrarlo sea sentarse en un plató para vender su vida, la de su madre y la de todos los que están cerca.

Que ella haya vuelto con el padre de su hijo y dado puerta al que fue su novio durante dos años, Alejandro Albalá, tampoco ha sentado muy bien a su hermano, con el que habla de vez en cuando, “ni siquiera nos hemos felicitado las Navidades” y a su prima, Anabel, mucho más apegada al clan Pantoja.

A mí me ha dado pena ver a una chica tan jóven para la que su forma de sacar provecho y ‘ser inteligente’ consiste en hacer dinero y vender y exponer las miserias de su familia en un plató, hasta tal punto que, como ella decía, “mi madre desconfió de mí cuando estuvimos en Perú, el año pasado, y nos fotografiaron“. Al final creo que, quizá sin ser consciente, en vez de corregir los errores y alejarse de lo que no le gusta, ella es igual de egoísta y egocéntrica que la cantante, a la que critica, precisamente por eso.

**Fotos: Gtres y Telecinco.es.

 

 

1 comentario

  1. Dice ser Carla

    Esta familia para nada es de mi agrado, la madre por lo menos hace algo, me refiero a cantar, pero los hijos son unos inútiles que viven del cuento por lo que no tengo en cuenta nada de lo que dicen.
    Lo mejor que podrían hacer es prepararse para ser algo en la vida y buscarse una profesión honorable y dejarse de andar aireando su vida que a nadie le interesa.

    17 enero 2018 | 10:27

Los comentarios están cerrados.