BLOGS
Qué me pongo Qué me pongo

Las últimas tendencias y noticias relacionadas con el mundo de la moda, de alguien que cree que para estar guap@ no es necesario sufrir.

Entradas etiquetadas como ‘oscar’

Las mejor y peor vestidas de los Oscar

Un año más los Oscar han reunido a todo el glamour sobre la alfombra roja más famosa del mundo, pero también nos hemos topado con algún que otro desastre. Aquí tenéis mi selección de las mejor y peor vestidas:

Las mejor vestidas:

Milla Jovovich. Estaba perfecta con su Elie Saab.

Jessica Chastain: una maravilla su Alexander McQueen.

Emma Stone. Esta chica se está desvelando como una de las actrices mejor vestidas en la actualidad.

Gwyneth Paltrow. Sencillamente perfecta.

Michelle Williams. Gran elección su Louis Vuitton rojo.

Penélope Cruz. El vestido de Giorgio Armani le sentaba genial, parecía una actriz de los años 50. Hacía tiempo que no la veía tan guapa.

Octavia Spencer. Precioso su Tadashi Shoji. MUY ELEGANTE.

Angelina Jolie. Despampanante.

Rooney Mara. Esta chica es muy cool y su Givenchy Couture también.

Natalie Portman. Su vestido me parece muy original y un gran acierto.

Jennifer Lopez. Parecía una diosa. Iba ESPECTACULAR.

Rose Byrne. Llevaba un diseño muy chulo de Vivienne Westwood.

Entre el bien y el mal:

Cameron Diaz. Algo fallaba en su look. No se si era su pelo, el escote del vestido o que ese color no le favorece. DUDO.

Berenice Bejo. Su Elie Saab no le sentaba demasiado bien, una pena porque esta chica es preciosa.

Melanie Griffith. Iba mucho mejor que en los Goya, pero no me ha terminado de convencer.

Las peor vestidas:

Meryl Streep. Me decepcionó. Me suele gustar bastante como viste, pero en esta ocasión se pasó con el dorado.

Shailene Woodley. Demasiado soso.

Jane Seymour. Too much para mí.

Kelly Osbourne. ¡Socorro! No sé que me gusta menos: su pelo o su vestido.

Sherri Shepherd. Así NO.

La princesa Charlene de Mónaco. Puedes hacerlo mucho mejor.

El Oscar a la mejor vestida es para…

En la edición de los Oscar 2011 ha predominado el rojo, aunque también hemos visto diseños preciosos en nude, plata y púrpura. En cuanto al pelo, la tendencia es el extraliso y los recogidos. Aquí tenéis mi selección de las mejor y peor vestidas. Ahora bien, el Oscar a la mejor vestida se lo entrego a…

Natalie Portman. Llevó uno de los colores estrella de la velada. El diseño es de Rodarte. La triunfadora indiscutible de la noche.

Cate Blanchett. Arriesgó con su Givenchy y triunfó 😉

Mila Kunis. Ya ha salido en varias revistas su Elie Saab, pero no me canso de verlo. Es PRECIOSO.

Gwyneth Paltrow. Me encantó su Calvin Klein plateado. Iba genial.

Michelle Williams. Un Chanel nude con un aire retro que me convenció.

Halle Berry. Espectacular elección. Marchesa es una apuesta segura.

Anne Hathaway. El rojo fue sin duda el tono más visto sobre la alfombra del mismo color. El Valentino de Anne, uno de los mejores.

Sandra Bullock. Otra que optó por el rojo. Su Vera Wang era espectacular.

Reese Witherspoon. Muy elegante con este Giorgio Armani Privé. Un ejemplo del menos es más.

Amy Adams. Brilló con su L’Wren Scott.

Penélope Cruz. No me gustó. Sabía que esa noche iba a acaparar miradas y optó por un vestido de L’Wren Scott que no le sentaba nada bien, parecía que los pechos se le iban a salir del modelito. Una pena, porque Penélope suele ser de mis favoritas.

Scarlett Johansson. Su Dolce & Gabbana era una preciosidad, pero su pelo, un completo desastre.

Nicole Kidman. Su Dior era una obra de arte. Lo malo: lo estropeó con la elección de los zapatos.

Sharon Stone. Daba miedito. Parecía Cruella de Vil.

Helena Bonham Carter. Es una de las mejores actrices del mundo, pero en moda es un desastre.

Chicos de Oscar

Siempre os hago mi lista de las mejor y peor vestidas, pues esta mañana me he despertado con un propósito, voy a dedicarle un post a ellos. Reconozco que siempre los olvido, pero es que dan menos juego. Ellos se ponen un esmoquin y a triunfar. No tienen que estar días pensando en qué ponerse y lo mejor: sobre la alfombra roja pocos serán los que les critiquen.

Los que iban más elegantes en mi humilde opinión fueron:

Hugh Jackman, el presentador de la ceremonia, me tuvo toda la gala con la boca abierta. ¡Qué hombre! Estaba espectacular enfundado en su esmoquin tres piezas de Burberry y sus zapatos Ferragamo.

Robert Pattinson, el guapo de Crepúsculo, apareció con un Dolce & Gabbana que le sentaba como un guante. Un diez a su peinado, de esta forma puso su toque de personalidad al traje.

Brad Pitt se decantó por Tom Ford para la gran noche del cine. Me ha sido imposible encontrar una foto en la que no aparezca pegado a su chica, Angelina Jolie.

Daniel Craig se sumó al respetable. Los chicos parece que tienen claro que el esmoquin de Dolce & Gabbana no tiene rival.

Y los más horterillas:

Mickey Rourke acaparó todas las miradas (pero para mal) con su traje blanco de John Paul Gaultier. No le favorecía nada.

Zac Efron. Lo siento por las jovencitas que lean este post. El chico es guapo, nadie lo duda, y el Dolce & Gabbana que llevaba le sentaba como un guante, pero ese pelo engominado estropeaba totalmente el look. Se pasó con la imagen desenfadada.

Philip Seymour Hoffman es un ejemplo de que un accesorio mal escogido puede hacernos fracasar. ¿Dónde va con ese gorro? No lo entiendo.

Las mejor y peor vestidas de los Oscar

El blanco y el escote palabra de honor fueron las estrellas de la alfombra roja más esperada del año. La noche de los Oscar fue mágica para Penélope Cruz y supo vestirse para la ocasión. Iba radiante con su vestido vintage, drapeado y con encaje de Pierre Balmain. Para mí la mejor y no porque sea española, os lo aseguro.

Otras actrices que se decantaron por el blanco y que acertaron fueron: Anne Hathaway (con un diseño de Armani), Sarah Jessica Parker (Dior), Jennifer Aniston (Valentino) y Jessica Biel (Prada).

Otra que iba espectacular, aunque esto no es noticia, fue Angelina Jolie. La actriz optó por el negro con un diseño de Elie Saab y por llevar del brazo a su joya más valiosa, Brad Pitt.

Kate Winslet desprendió glamour por todos sus poros con su Yves Saint Laurent por Stefano Pilati.

El que no me convenció fue el Carlina Herrera rojo que escogió Amy Adams para la gran noche del cine. El collar no pegaba con el vestido y estropeaba el look. Una pena.

Tampoco me gustó el floreado vestido de Beyoncé de la firma House of Deron. Parecía que la cantante hubiera cogido sus cortinas y hubiera pedido que le hicieran el modelazo.

Y la gran decepción de la noche para mí fue la guapísima Heidi Klum. La modelo llevaba un diseño asimétrico en rojo de Roland Mouret que no le sentaba nada bien y que se arrugaba con mirarlo.

Cómo tener un Gabbana en casa sin gastar un euro

A finales de abril Google anunciaba que lanzaba una completa colección de temas creados por unos 70 artistas, diseñadores de moda, músicos, etc. para iGoogle, la ‘homepage’ personalizable del gigante de internet.

La verdad es que está genial y es una forma de hacerse con un diseño de Oscar de la Renta y de Dolce&Gabbana sin gastarse un euro. Tampoco te costará nada tener en casa o en la oficina una obra del grupo Coldplay, de Akira Isogawa o de Diane Von Furstenberg.

Sólo tienes que entrar en iGoogle Artist Themes, darte de alta en iGoogle con tu mail de Gmail y tendrás personalizado tu navegador. Yo he elegido éste que os pongo debajo de Carrie Chau, una diseñadora-ilustradora de Hong Kong.

El Oscar al mejor look es para…

La lluvia no logró aguar la gran noche de Javier Bardem. Hubiera sido un puntazo que Penélope le hubiera dado el galardón, pero no fue así. ¡Qué pena!, ¿verdad?

Pero vamos a lo que nos ocupa, los estilismos de las actrices sobre la alfombra roja. Hubo de todo. Sin duda los colores estrella fueron el rojo, el negro y el azul noche.

MATRÍCULA DE HONOR

Para mí no hay duda, la matrícula de honor se la lleva Penélope Cruz. Iba espectacular con su Chanel Haute Couture en azul marino adornado con plumas. La actriz española dio un ejemplo de estilo ‘made in Spain’.

SOBRESALIENTE

El sobresaliente se lo han merecido las chicas de rojo. De izquierda a derecha: Heidi Klum, de John Galliano; Anne Hathaway, de Marchesa y Katherine Heigl (‘Anatomía de Grey’) de Escada.

También de sobresaliente iban Hillary Swank con su Versace en negro y Cameron Diaz con su Dior rosa.

NOTABLE

El notable lo han conseguido (de izquierda a derecha, empezando por arriba): Amy Ryan, nominada a la Mejor Actriz secundaria por ‘Adiós pequeña, adiós’, con un elegante Calvin Klein; La actriz francesa Marion Cotillard iba guapa, nadie lo puede negar, y deslumbró con su Jean Paul Gaultier tipo sirena con escamas incluidas, se salió de la norma.

Las embarazadas Jessica Alba ( Marchesa) y Cate Blanchett (Dries Van Noten) estaban geniales. Y por último, la veterana Helen Mirren, que con un vestido rojo rubí de satén de George Chakra con mangas de cristales de Swarovski, dio una lección de estilo.

APROBADO

Correctas, sin destacar demasiado, pero demostrando elegancia aparecieron en el teatro Kodak (de izquierda a derecha) Keri Russel con un palabra de honor de organza color champán de Nina Ricci, Laura Linney con un Michael Kors en negro y Calista Flockhart con su vestido vintage de Valentino.

SUSPENSO

En el suspenso este año no tengo dudas. La primera Renee Zellweger, el Carolina Herrera que escogió no es que estuviera mal, que no lo está, es que ella está tan pálida que casi se mimetiza con el vestido.

Después van las jóvenes actrices Ellen Page (nominada a la Mejor Actriz por ‘Juno’) con un vestido negro de Jean Louis Scherrer y Saoirse Ronan ( ‘Expiación’). Llevaban looks poco apropiados para su edad.

Abajo: Jennifer Garner, de Oscar de la Renta, iba con un peinado despeinado y un look un tanto serio que no la hizo brillar en una noche en la que hay que darlo todo. Por último, la guionista Diablo Cody, ganadora del Oscar al Mejor Guión Original por ‘Juno’, optó por un ‘salvaje’ vestido de Dior que, junto a los tatuajes y los pendientes de calaveras, le quedaba un tanto excesivo; y la mujer de Daniel Day-Lewis, que parecía un regalo navideño.

¿Tú qué opinas? ¿Quién iba mejor, quién peor?