BLOGS
Qué me pongo Qué me pongo

Las últimas tendencias y noticias relacionadas con el mundo de la moda, de alguien que cree que para estar guap@ no es necesario sufrir.

Archivo de diciembre, 2011

Lindsay Lohan y Ashley Greene tienen algo en común

No, esa cualidad en común no es que ambas sean actrices. Lo que une a Lindsay Lohan y a Ashley Greene es que ambas son imagen de sendas firmas de vaqueros y que su popularidad hace que las marcas se peleen por ellas.
En el caso de Lindsay Lohan no es su primera vez. Ya la hemos visto en varias campañas de Fornarina. Ahora, la firma que apuesta por ella es Jag Jeans. En la foto está muy guapa, la verdad. Lindsay no es santo de mi devoción, creo que como actriz no ha demostrado nada aún y que vende más por sus escándalos que por su trabajo, pero la chica tiene tirón, aunque no entiendo el porqué.
A la que hemos visto menos en esto de la moda es a la actriz de Crepúsculo. Ashley Greene puede añadir ahora a su currículum la faceta de modelo. Es la nueva imagen de DKNY Jeans, como ya lo fueron otras famosas como Hilary Duff y Alexa Chung. Esta actriz me gusta más y creo que aún no hemos visto de lo que puede ser capaz. Auguro Ashley para rato 😉 Me encanta el aire setentero de la foto.

Zara, en Brasil y Donna Karan, en Haití

Hoy me he despertado con dos noticias que me han indignado bastante, de esas que surgen puntualmente que te hacen ver el mundo de la moda desde otra perspectiva. Una atañe a Zara. Según publica la agencia Efe, la compañía de Amancio Ortega -que ha cerrarado los nueve primeros meses del ejercicio (entre febrero y octubre) con un incremento de ventas del 10 % (facturó 9.709 millones de euros) y logrando el mismo porcentaje de subida en su beneficio neto, que alcanzó los 1.302 millones- tendría empleados trabajando en condiciones precarias en empresas subcontratadas en Brasil.
La noticia explica que Zara ha llegado a un acuerdo con el Ministerio Público del Trabajo de Brasil para subsanar las denuncias sobre trabajo en condiciones análogas a la esclavitud en esas empresas subcontratadas. El trato consiste en una millonaria inversión social por parte del grupo español (unos 1,4 millones de euros).
La información continúa explicando que Zara “se compromete a eliminar las precarias condiciones de trabajo en las compañías proveedoras”. Y revela que, al parecer, el Ministerio Público del Trabajo brasileño había pedido antes una indemnización por unos 10,7 millones de dólares para “reparar daños colectivos”, que Zara habría rehusado firmar en noviembre.
Toda esta historia se remonta a agosto, cuando el Ministerio Público de Trabajo abrió 52 actas de infracción a Zara al hallar evidencias de que la firma AHA, uno de sus proveedores en Brasil, compraba ropa elaborada en dos talleres donde los trabajadores, procedentes de Bolivia y Perú, eran sometidos a condiciones análogas a la esclavitud. Desde Zara se han comprometido a reforzar el control de toda la cadena productiva.

La otra noticia que me ha indignado está relacionada con la publicidad y con Donna Karan. La polémica la recoge El País. ¿Qué es lo que ha pasado? Pues que la firma de lujo ha escogido Haití para su última campaña. Y es que en época de crisis ya toca la moral ver anuncios de artículos solo al alcance de unos pocos, pero si a esto le sumamos que los pongan en una de las zonas más pobres del planeta roza el insulto. El artículo de El País destaca que “las redes se han encendido con esta campaña, y muchos la han tachado de racista, equivocada e incluso imperialista”. Y recoge las reacciones de la firma, que alega que su intención no era ofender, que lo que querían era difundir la cultura haitiana. En fin, son muchas las firmas que optan por estos contrastes nada acertados. A la mente me viene el anuncio de Angelina Jolie para Louis Vuitton en la que aparecía con un bolso carísimo en Camboya.

Agarrados a tu cuello

Los collares tipo babero y rígidos están de moda, quedan genial y si tuviera la cartera llenita de euros, que no es el caso, me los compraría todos. Como no puede ser, he decidido recopilar los que más me gustan para por lo menos verlos en el blog y si de paso te ayudo a hacer o a hacerte un regalo, bien está.

-Gargantilla leopardo. Yo tengo esta de Blanco. Me encanta. 12,99 euros.

-De camuflaje. Es de Bimba&Lola y lo tienen también de leopardo. Muy chulo. 49 euros.

-Plumas metálicas. Este me vuelve loca. Es de Asos y es una preciosidad. 63 euros.

-Collar tipo babero de piel. Es de Zara. 15,95 euros. Es muy sencillito y tiene que quedar genial con una camisa. No es rígido, pero os lo he puesto porque me parece muy chulo y es del estilillo que se lleva.

-El más buscado. Este de H&M tiene un precio genial, 9,95 euros, pero por más que me he pateado las tiendas de H&M de Madrid no lo encuentro. Seguiré buscando…

-Fuera de presupuesto. Sé que es carísimo (625 dólares) pero os lo quería enseñar. Es de Oscar de la Renta. Muy bonito.

-Muy cool. Cuesta 12,50 libras y es de Topshop. Mola mucho.

-Exagerado. Pon un toque retro en tu cuello por 12 libras. Es un poco recargado, pero con un vestido negro o con una camisa blanca puede quedar genial.

-Minimalista. Es de Friis&Company para Stylisim. 17,50 euros.

-Romántico. De Bijou Brigitte y cuesta 12,90 euros.

-Fino. Agatha, 48 euros.

-Mezcla de metales. Este cuesta 8 libras y se puede comprar en Matalan.

-En cadena. Es de Mango y cuesta 29 euros.

-De punto. Stradivarius. 19,95 euros.

Premios 40 Principales 2011: una gran decepción estilística

Lo importante era la música, así que por ese lado no tengo nada que decir porque no es mi negociado, pero en lo que a estilismo se refiere los Premios 40 Principales 2011 fueron una gran decepción. Una ocasión como esta tenía que haber sido aprovechada por los artistas para lucir modelitos al más puro estilo MTV o Grammy y darnos un poco de vidilla a los blogs de moda, pero no fue así para nada. La mayoría se decantó por looks bastante normalitos para la alfombra roja, de esos que se pueden ver cualquier noche de marcha, y por el negro. Aunque, otra cosa fue lo que se vio sobre el escenario, donde sí que hubo un poco más de imaginación y riesgo.

Marta Sánchez aprobó. Me encanta la falda que se puso, era una pasada. Aunque podía haber arriesgado un poquito más.

Shakira fue de lo mejorcito de la velada. Lució nuevo corte de pelo (que le queda genial por cierto) y brilló con su vestido por encima del resto de artistas. Ahora bien, tampoco es que eligiera un modelazo para la ocasión, pero tiene un pase. Los modelitos que se puso para actuar no me gustaron NADA.

Alexandra Stan optó por un minivestido muy chulo, pero la fastidió con el calzado. El body negro con el que actuó le sentaba de escándalo, pero nuevamente metió la pata con su look final al estilo Rihanna. Menudas pintas…

Alba Carillo. Muy guapa, pero lo dicho, un look que te lo pones cualquier noche de marcha con los colegas. Un poco sosa.

Helen Lindes. También muy guapa, como siempre, pero también sosita.

Amaia Montero. Me gustó más, aunque tampoco es que me entusiasmara, lo que eligió para cantar que lo que se puso en la alfombra roja, le hacía parecer mayor, aunque le estilizaba más.

Malú. No entendí muy bien sus vestidos. Me dejó bastante descolocada y no me gustó nada.

Tania Llasera. No entiendo en que estaba pensando para salir así de su casa. Fue de las pocas que arriesgó pero la fastidió.

Chenoa. El vestido era bastante chulo, pero había algo que no encajaba. No sé si fueron los zapatos (bastante feos por cierto), el cinturón o que no le favorece ese largo.

Berta Collado. Muy, pero que muy guapa. Me encantó su vestidito, pero vuelvo a repetirlo: nada del otro mundo. Podía habérselo currado un poquito más.

Chanel nos lleva de viaje a Bombay

Karl Lagerfeld ha vuelto a superarse. En esta ocasión ha apostado por el lujo y la fantasía. En lugar de dejarse influenciar por la austeridad y la crisis nos traslada al mundo de los majarajás y de sus suntuosas fiestas. Así, sobre la pasarela Chanel ha mostraso su colección Pre Fall 2012 en París y he quedado MUY impresionada. Lagerfeld ha argumentado su derroche de opulencia diciendo que “el lujo da trabajo a mucha gente” y que “no se trata de caer en el pesimismo general”. Ante esta explicación me imagino que muchos pensarán lo que yo: qué fácil es decir eso cuando no estás en paro, en peligro de perder tu casa o tienes que mirar hasta el último euro que gastas porque no llegas a fin de mes. Pero en fin, lo que sí se le agradece a Lagerfeld es que aunque sea por unos minutos nos saque de esta asquerosa crisis, que parece que no se termina nunca, y que nos haga viajar a la India sin movernos de nuestro sofá de Ikea.
La colección, llamada París-Bombay, se puso en escena emulando a una gran cena en la que las modelos desfilaban ante los comensales. Los diseños, auténticas obras de arte. Se vieron joyas fabulosas, maravillosas telas bordadas, saris, turbantes y el tweed, sello de la firma.
Os dejo con lo más destacado:

¿Qué me pongo… en Navidad?

Me he recorrido varias tiendas y he recopilado solo para ti los mejores looks de estas fiestas. Espero que te guste y sobre todo que te de ideas. Vas a encontrarte con cenas de trabajo, comidas con la suegra y noches de marcha con los amigos, así que aquí tienes algunas sugerencias a buen precio.

-Este look de Topshop te sacará de más de un apuro. Dependiendo de la chaqueta con la que lo combines, el mono lo podrás usar tanto para las noches de marcha con los amigos, como para la cena de la empresa.

-Este vestido de Mango es perfecto para una comida familiar.

-Genial para una noche de copas con amigos. Stradivarius.

-Esta propuesta es más clásica. Para estas fiestas se lleva mucho el encaje y este vestido de Zara es PRECIOSO, ¿no crees?

-También los brillos y las lentejuelas son tendencia este año. Blanco nos propone brillar con este vestido de clara inspiración en los diseños de Balmain.

-Este es de los looks que más me gustan. Es muy roquero y genial para salir de juerga con amigos o para cenar con los compis del trabajo. De Pull&Bear.

Asos tiene ahora descuentos del 25% en muchas marcas, así que aprovecha la ocasión. Esta es mi propuesta.

Urban Outfitters suele ser de las firmas más originales. Sale un poco más caro, pero merece la pena.