BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

¡Ojo! Si te descuidas, te quitan el piso…

El titular de primera de El Mundo (arriba, a cuatro columnas) y el de interior (también a cuatro columnas y a toda página) envían un aviso inquietante a los propietarios de pisos vacíos. El subtítulo aclara que, según el borrador, las viviendas podrán ser “incautadas o puestas forzosamente a la venta”…

Al ver esta noticia, quizás exclusiva, de El Mundo, y con un tratamiento tan espectaular, la he buscado y rebuscado por El País, convencido de que a los buceadores de este diario se les había escapado el gran tema de las manos.

Al fín encontré un referencia de pasada, en letra pequeña, sin titular, al fondo de media columna de la pagina 53 de El País (a la derecha en esta pantalla).

Se trata de la respuesta de la ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, a una pregunta de un periodista en el salón inmobiliario Barcelona Meeting Point. Esto es todo lo que dice El País de hoy sobre el asunto:

“En respuesta a la pregunta sobre la posibilidad de expropiar pisos vacíos en determinadas circunstacias que recoge la futura ley del derecho a la vivienda de la Generalitat, señaló que “en el ejercicio de sus competencias” tiene que establecer que herramientas e instrumentos deben garantizar esa fución social.” Punto final.

3 comentarios

  1. Cualquiera diría que El Mundo, más allá de buscar los desmentidos de la propia ministra y del vicepresidente Solbes ante semejante medida, lo que pretendía era que Rajoy puediese decir que “eso no pasa ni en Cuba”. Pero, vamos, es un suponer.

    26 Octubre 2005 | 18:21

  2. Dice ser pika

    y tanto escándalo por algo que ya recoge la actual ley…

    26 Octubre 2005 | 18:39

  3. Dice ser Printer

    Espero que se apruebe. Habrá que empezar expropiando las famosas casa del señor Simancas en Madrid, y las de todos sus correligionarios :]

    27 Octubre 2005 | 12:59

Los comentarios están cerrados.