BLOGS

LOS APUNTES DE ECONOMÍA PRÁCTICA Y FAMILIAR de Joan F. Domene

Frenazo a la vista

Que vamos a un frenazo económico está, a estas alturas, casi fuera de toda discusión por mucho que algunos de nuestros gobernantes confundan sus deseos con la realidad y no dejen de repetir que aquí no hay ni habrá crisis.

El único debate entre los expertos es cómo de profunda será esa desaceleración en la que de hecho estamos inmersos desde el último trimestre de 2007. Además, prácticamente ninguno comparte ya el optimismo gubernamental que situaba nuestro crecimiento económico para 2008 alrededor del 3 %.

De hecho, hasta el propio vicepresidente económico Pedro Solbes, en una entrevista reciente, dejaba abierta la puerta a que su predicción quizá debería ser revisada a la baja.

“Tomamos en consideración lo que sucede en los mercados y en Estados Unidos y rebajamos la cifra de crecimiento al 3,1%. Y esa es la referencia sobre la que estamos trabajando. Eso no quiere decir que ese 3,1% sea inamovible porque hay algunos riesgos en el contexto internacional”. (El Mundo, 3/2/2008).

Y hoy mismo ya dice, en una entrevista en el diario económico francés La Tribune, que nuestra economía puede crecer por debajo del 3% este año.

¿Por qué es importante crecer al 3%? Pues básicamente porque es el umbral en el que la economía española ha funcionado adecuadamente a lo largo de su historia. Creando un volumen importante de empleo, con unos niveles aceptables de consumo e inversión, sin generar demasiadas tensiones inflacionistas ni agravar la ya maltrecha situación de nuestro sector exterior. Crecer por debajo de esa cifra significaría empezar a tener problemas con éstas y otras variables económicas.

¿Por qué hay quién da más credibilidad a unas previsiones que a otras? Pues a un mes de las elecciones generales, y con la economía como uno de los temas estrellas de campaña, cada uno intenta arrimar el ascua a su sardina. Los próximos al PSOE y al Gobierno darán poca credibilidad a los pronósticos menos catastrofistas, los cuáles, sin duda, harán las delicias de los partidarios del PP.

Para los unos, pero especialmente para los otros, he aquí un resumen que este domingo publicaba el suplemento económico de El Mundo.

La verdad es que no resulta nada sorprendente el pesimismo evidente que destilan tanto el gráfico como la información que lo acompaña, si tenemos en cuenta el alineamiento ideológico del medio que lo publica. Aunque lo cierto es que organismos internacionales como la OCDE o el FMI avalan en cierta forma algunos de esos pronósticos.

En cualquier caso, sólo el tiempo nos permitirá certificar la magnitud del frenazo y si el pesimismo extremo de algunos estaba o no justificado. Y esperemos que Solbes no considere este modesto comentario una de las tonterías que se dicen últimamente en el mundo económico. Lo puedes oír si pinchas aquí:

Los comentarios están cerrados.