BLOGS Deportes
Sputnik Basket Time

Un blog de baloncesto, desde corta, media y larga distancia, que trata aquellos aspectos poco habituales cuando se habla del deporte de la canasta.

Entradas etiquetadas como ‘Speaker’

El speaker de Bilbao, las cheerleaders y el sexismo

En la Copa del Mundo de baloncesto se ha liado una polémica importante con un comentario que hizo el speaker de Bilbao durante el encuentro entre República Dominicana y Nueva Zelanda. Tras una actuación del grupo de animadoras o cheerleaders, Olías de Lima, que es también speaker oficial del Bilbao Basket, señaló por el micrófono: “Quién pudiera pasar una noche con una de ellas…”.

Cheerleaders

Las cheerleaders durante el partido del mundial 2014 que han disputado Senegal y Argentina en Sevilla. (EFE/Raúl Caro)

Según parece, a la FIBA (Federación Internacional de Baloncesto) el comentario no le hizo ni pito de gracia y el speaker fue despedido de manera fulminante. De Lima se disculpó en público por su comentario: “Comprendo que es una frase desafortunada, me arrepiento y lo siento si he podido herir la sensibilidad de cualquier mujer u hombre. No pretendía herir ni ofender a nadie”. Según comentó el speaker se contagió de la atmósfera creada por la canción que bailaban las cheerleaders, el tema de Enrique Iglesias Una noche loca incluye en la letra la siguiente afirmación: “me gustaría pasar una noche loca contigo”. Herir sensibilidades es un tema espinoso, sin duda, pero pensar que el comentario del speaker es lo que anima una percepción sexista de las cheerleaders tiene cierto grado de hipocresía.

Curiosamente, la tradición estadounidense de animación con baile y coreografía corresponde a un hombre. El 2 de noviembre de 1898 Johnny Campbell, estudiante de la Universidad de Minnesota se motivó para animar a su equipo y a la multitud. A partir de ahí surgió lo que hoy se ha normalizado, para algunos hombres, como una parte más del deporte. El profesor de cultura virtual de la Universidad de Nueva York Douglas Rushkoff señala en su libro Coerción. Por qué hacemos caso a lo que nos dicen (Editorial La Liebre de Marzo, 2001): “El espectáculo deportivo es uno de los últimos espacios públicos donde todavía se expresan prejuicios sexuales y raciales políticamente incorrectos. Jóvenes animadoras vestidas con muy poca ropa -tan poca como permite la ley- cobran por convertirse en el contrapunto de la fuerza bruta que exhiben los jugadores en el campo”.

En algunos países el cheerleading está considerado un deporte. Incluso hay competiciones internacionales de habilidades y acrobacias. En esos casos los grupos de coreografía están divididos por posiciones: voladora, base, cuidador y poste. En algunos clubes y equipos, además, las cheerleaders se encargan de hacer actos benéficos. El grupo que actuó en Bilbao, las Dreamcheers, no pertenecen a esta categoría. Ellas son las animadoras habituales del Fútbol Club Barcelona. En su página web, profusa en imágenes, explican: “La pasión por el deporte, la ilusión por los nuevos retos y una gran dosis de entrega y compromiso son las bases de nuestra filosofía”. En España hace años se copió el modelo de la NBA de animadoras para entretener al público durante un partido de baloncesto. En la NBA el último equipo en unirse al universo cheerleader fue Boston Celtics, que hasta 2006 no tuvo su propio grupo. En la ACB, la afición de Estudiantes dio la espalda al grupo de cheerleaders que el club intentó implantar hace años. No duraron ni un partido.

Efectivamente Olías de Lima estuvo desafortunado con su comentario, el tema de Enrique Iglesias junto con el baile de las Dreamcheers le jugó una mala pasada. Según parece, la “noche loca” a la que se refería la canción del hijo de Julio Iglesias tenía que ver con el partido entre República Dominicana y Nueva Zelanda. Pensar lo contrario es sexismo.


//