BLOGS Deportes
El último tiro | Baloncesto El último tiro | Baloncesto

"Not in my house"

Kevin Durant: una decisión para ganar un anillo… y muchos enemigos

RAÚL RIOJA

Han pasado ya casi 24 horas, y el mundo del baloncesto sigue en estado de shock. El fichaje de Kevin Durant por los Warriors supondrá una auténtica revolución. Uno de los tres mejores jugadores del mundo (para ahorrarnos un debate que ahora no proceden) se une al equipo que batió el récord de victorias en temporada regular de los Bulls de Jordan (73-9).

Kevin Durant

Kevin Durant (GTRES).

Y eso, a muchos, no les ha gustado nada de nada. Porque ahora estamos hablando de que un equipo va a tener a dos de esos tres mejores jugadores del mundo (Kevin Durant y Stephen Curry), a otros dos que son, al menos, top-20 de la liga (Klay Thompson, Draymond Green), y a secundarios de lujo como André Iguodala. Esto puede provocar un impresionante desequilibrio en la NBA, una desigualdad como no se recuerda.

Uno de los motivos por los que gusta tanto la NBA es precisamente su igualdad. Da igual que seas un equipo histórico como los Lakers, ello no evita atravesar una travesía por el desierto eterna firmando dos temporadas como el segundo y el cuarto peor equipo de la competición. Ser la franquicia con más títulos, los Celtics en este caso, no evita que lleves seis sin ganar y varios años llegando como mucho a primera ronda de los playoffs. Sí, una de las razones por los que tanto gusta la NBA es porque no hay duopolios como los de Barça y Real Madrid en fútbol. Una buena gestión puede convertir, con paciencia eso sí, a cualquier equipo en candidato al título.

El aumento del límite salarial no solo está provocando que jugadores de clase media firmen contratos parecidos a los de las estrellas hace dos o tres años, también está propiciando que se estén formando súperequipos que, hasta ahora, evitaba en cierta medida el citado límite salarial.

Da cierta rabia, por ello, que Kevin Durant haya escogido el camino fácil, al menos en teoría, después de estar a solo un paso de eliminar hace un mes a los Warriors en playoffs, de demostrar que era posible que lograra el anillo en Oklahoma junto a Russell Westbrook y con refuerzos tan interesantes como el de Victor Oladipo. Supongo que la idea de pasar a la historia como un grandísimo jugador que jamás logró un anillo, al estilo de Karl Malone, Charles Barkley o Pat Ewing, no le hacía ninguna gracia, pero tengo la sensación de que su prestigio queda algo tocado y de que se ha ganado muchos enemigos con su decisión.

4 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser roberto

    Bueno, igual que hizo Lebron cuando se fue a Miami e igual que ha hecho cuando ha vuelto a Cleveland, al menos KD, se ha despedido de OKC con más clase. Además, Warriors gano el año pasado 73-9,….si sacarle casi 20 victorias al tercero no es desequilibrio,….(Y digo tercero porque las 67 de San Antonio fueron también una bestialidad)

    05 Julio 2016 | 6:55 pm

  2. Dice ser Orlando

    Quizás sí se haya ganado muchos enemigos. Pero si Lebrón que fue de oportunista a Miami para jugar con Wade y regresó de oportunista a Cleveland con un Cyrie Irving dotado, y en estas finales los árbitros jugaron a su favor y aún no ha perdido prestigio mediático y moral, ¿cómo puede perderlo KD? Además, con o sin Durant Warriors igual podía salir campeón este nueva temporada, ya que solo estaba a merced de unos ajustes deportivos, como de rebotes y más penetraciones. KD es una ayuda fundamental para quitarle presión a Curry. ¿Acaso Jordan no tuvo en la 95-96 a Harper, Kukoc, Pippen y Rodman y al especialista Steve Kerr comos suplente? Felicidades a Durant por la decisión, va a hacer feliz a todos aquellos que pensaron que ese quinteto Guerrero era un ensueño: Curry, Thompson, Green, Durant e Igudala.

    06 Julio 2016 | 4:52 am

  3. Dice ser Moisés

    Orlando y Roberto, ¿por qué no aparcáis el odio injustificado? LeBron fue a Miami a construir un equipazo. Cuando llegó, los Heat no habían sido el mejor equipo de la NBA, como es el caso de GSW. No habían sido el equipo con mejor récord de la fase regular del año anterior (sólo cuartos en el Este), ni tenían en sus filas al MVP de la competición. Wade era un jugador estupendo, pero no era, ni mucho menos, lo que es hoy Stephen Curry. El caso de Bosh es similar, es un buen jugador, múltiples veces all-star, pero está, en mi opinión, lejos del nivel de Klay Thompson o Draymond Greene. LeBron se marchó a Miami para hacer un equipo potencialmente ganador de la NBA, no a un equipo ya hecho. Otro tanto puede decirse de su retorno a Cleveland, donde está claro que el único jugador con nivel all-star, además del propio LeBron, es Kyrie Irving, un jugadorazo. El resto, incluido Kevin Love, son jugadores de relleno; mejores o peores, pero de relleno. Es el mismo caso que tenía Durant en OKC, una estrella a su lado, Westbrook, y un buen puñado de jugadores de relleno. Ahora, Durant ha preferido dejar atrás la posibilidad de construir un equipo ganador en OKC con Westbrook, Oladipo, Adams, etc y ha optado por ir directamente al mejor equipo de la NBA, que seguiría siendo el mejor equipo sin Durant. Las comparaciones no tienen mucho sentido y nacen del rechazo a LeBron.

    06 Julio 2016 | 10:11 am

  4. Dice ser Alfonso

    Es que todo el rechazo hacia LeBron siempre será poco y justificado. Por mí guay lo de GSW. Así los Cavs no volverán a mojar en años.

    06 Julio 2016 | 12:21 pm

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.