BLOGS
Dando la nota

Desde el ‘Satisfaction’ de los Rolling al ‘Wannabe’ de las Spice pasando por la lengua de Miley.

Almaia a Eurovisión: algunas cosas de OT que no se vieron por televisión

Lunes de fiestOT y martes de resacOT… Anoche volví al plató de Operación Triunfo y no fui solo. Acompañado por varios compañeros de prensa de diferentes medios de comunicación tuve la oportunidad de asistir en directo desde el Parc Audiovisual de Catalunya a la elección del representante de Televisión Española para el Festival de Eurovisión. Las cosas, desde un principio pintaban bastante diferentes a lo del año pasado (que, afortunadamente, me fui del plató optando por seguir la gala desde la tranquilidad de mi casa).

Hoy os voy a contar algunas de las cosas de OT que no se ven por la tele y que hacen del programa un auténtico éxito, que anoche volvió a superarse con un 23,6% de share.

5 COSAS DE OT QUE NO SE VEN POR LA TELE

1. El espectáculo comienza en el autobús: El público del programa es vital para un show en directo de estas características y para ellos, la experiencia OT comienza ya en el autobús que les traslada desde el centro de Barcelona hasta el complejo del Parc Audiovisual de Catalunya. Qué nervios. Una vez en plató toca registrarse con el DNI y recoger uno de los más preciados bienes del programa. La bolsa con el logo del programa que incluye un bocadillo de jamón con tomate, un agua y un pastelito. ¡Ñam!

2. Mateo Vergara, la gran estrella del programa: Operación Triunfo es un programa vivo pero 6 horas en un plató de televisión pueden ser verdaderamente matadoras. El máximo responsable de que esto se haga llevadero (con el permiso de Roberto Leal) es Mateo. El de Irún es el mejor animador de público que podría haber para un formato como OT. Lo vive, lo siente y es parte de él. Mateo es de los que divierte al público en las esperas y les reprende con gracia cuando intentan sacar fotos, grabar vídeos, etc… Mateo es uno más, pero de los dos bandos. Que el público esté animado es algo lógico, pero que esté animadamente organizado no es casualidad. Cuando presenta a los bailarines, cuando ameniza la entrada en plató del jurado… solo me falta que también presente a los concursantes porque casi sin darnos cuenta los vimos aparecer sobre el escenario.

 

3. Los detalles se cuidan al máximo: Cuando entras al plató, además de que todo el mundo es súper amable y te reciben con una sonrisa, anoche nos dieron una bandera de un país europeo (hace dos semanas me dieron guantes para el número de ‘País Tropical‘). La mayoría escogimos banderas españolas y es que este año… todos vamos con España. La cuestión es que este pequeño detalle, que en televisión fue súper efectivo, fue cuidado la máximo y los responsables del programa se encargaron de recordarnos lo importante que era no sacar las banderas antes de tiempo para así sorprender a los concursantes en plató y a la audiencia en casa. Además, también nos pidieron encender las luces de nuestros móviles para la actuación de Amaia y Alfred.

4. Factor sorpresa: Los que habíamos visto las redes sociales sabíamos que iba a ser una noche mágica. Todos los extriunfitos estaban en Barcelona, y algo preparaban. Fue un homenaje a Eurovisión al ritmo de gloriosos éxitos del Festival. Fue nuestro momento banderitas. Las caras de sus compañeros al verlos aparecer fue un auténtico poema. Y la tensión entre Aitana y Cepeda un auténtico poemario. “Queda una semana. Te quiero” le dijo el gallego desde el escenario.

5. Entre algodones: Da gusto ver como TODO el equipo cuida y mima a l0s concursantes. Desde Pablo que les acompaña del sofá al escenario, hasta el equipo de maquillaje y peluquería, fotografía… es una maravilla. Y eso que, según dicen, no fue así en todas las ediciones del programa.

 

Os contaría muchísimas cosas más, pero es que no es lo mismo contarlo que vivirlo. Se me quedan algunas anécdotas en el tintero: los bailes que se pega Roberto Leal durante los actuaciones, la magia de Roberto, el carisma de Roberto, el cariño de Roberto con el público, el mimo de Roberto a los concursantes… Roberto, Roberto, Roberto… el respeto de los triunfitos ante las visitas de todos los invitados, la simpatía de Agoney con el público (no paró de hacerse fotos con todo el mundo), la emoción de Alba, de Sweet California, al escuchar en directo la canción que compuso para Aitana, el peluche de Shrek que sobrevuela el plató desde una cámara, el indescriptible brillo que desprende Aitana, el lloro de Miriam cuando Almaia se proclamaron vencedores… algunas de ellas, las podréis ver en este vídeo.

1 comentario

  1. Dice ser Sociólogo Astral

    Me da vergüenza ajena la forma de cantar tan mongola del chico y la canción es sosa y vulgar. era mejor Manel Navarro aun con el gallo y todo.

    30 enero 2018 | 19:48

Los comentarios están cerrados.