BLOGS
Coolture Club Coolture Club

Personas y cosas que molan, mucho

¿Se acabó la moda del gintonic? (FIN)

Pido perdón a los lectores que se han quejado amargamente porque este post vaya en dos partes y han jurado que no volverán a leer este blog (así que sospecho que estas disculpas se perderán como lágrimas en la lluvia). Seguro que si hubiera ido todo seguido, otros se habrían enfadado porque era largo, pero en cualquier caso, disculpas tramitadas.

Si se perdieron la primera parte de esta reflexión sobre el gintonic, no debieran. La tienen aquí y les ayudará a situarse. Lo habíamos dejado como en 2010.

En aquella época yo escribía que era más fácil encontrar 20 marcas de ginebra diferentes en el bar de cualquier gasolinera de España, que 10 en el club más posh de Londres. Todos teníamos un amigo, compañero de trabajo o cuñado, que se tenía por cinturón negro cuarto dan de gintonics y que nos daba chapas sobre los botánicos infusionados mientras vertía la tónica por una cuchara trenzada. Yo era uno de esos amigos/compañeros/cuñados, aunque eso sí, luego no echaba gilipolleces para estropear la copa. También he presenciado apasionantes debates sobre si se debía escribir gintonic, gin tonic o gin-tonic. El hype del gintonic invadió España, pero permitan que insista, invadió ESPAÑA. A nuestro país llegaban marcas de ginebra de todo el mundo, de un pueblo miserable de la campiña inglesa en el que nadie sabía ni que había una destilería, para intentar comerse un trozo del pastel. Y aquí las recibíamos con los brazos abiertos, mientras el resto del mundo permanecía ajeno a nuestra fiebre. Es cierto que algún erasmus de ese pueblo british miserable, probaba el spanish gintonic y se llevaba una botella de gin de vuelta a casa, pero en unos meses se le pasaba la fiebre y volvía a tomar pintas de Guinness calentorra.

Un gintonic en condiciones

Gintonic de Senén García en el clandestino de Tumbarello. De lo mejor de Madrid (Autor de la foto: Yo. Ya me perdonarán lo precario. Soy más de beberlos que de retratarlos)

De nuevo salto temporal al momento actual. Visto con perspectiva, ¿se merece el gintonic todo lo que generó? y lo que es más importante para Coolture Club, ¿sigue molando el gintonic? La primera pregunta sólo se puede responder con un “sí y no” (bueno, también se puede responder con un “no y sí”). NO porque la ginebra, se pongan ustedes como se pongan, es un alcohol menor. Busquen una destilería en condiciones, alguien que les ayude a elegir botánicos con un poco de criterio, gasten una pasta gansa en marketing y en menos de un año seguramente sus botellas estarán en las barras más elitistas del país. Intenten hacer eso mismo con una marca de whisky o de ron y ya verán como cambia la historia. Y porque en un país de copa cutre, muchas veces de garrafón, con vaso de tubo mal lavado y sabor a detergente, que el gintonic fuera capaz de cambiar los hábitos etílicos de toda una generación en tan solo unos años, tiene mucho mérito. Y además, bien puesto está bueno.

Gintonic al límite

Un gintonic decente a punto de convertirse en gintonic gazpachero (Archivo)

Respecto a la segunda pregunta, durante mucho tiempo me lanzaban recurrentemente la duda de “¿qué viene después del gintonic?” y no sabía qué contestar. Tampoco lo sé ahora. Opino que España no es país de cócteles. El vodka, al contrario que en otros países, aquí no acaba de despegar. Y tampoco veo a mucha gente tomando whisky on the rocks o rones a palo seco. Es verdad que el gintonic ha bajado un poco (lo he mirado en Google Trends y al menos la gente lo googlea menos desde 2013), pero también creo que a la burbuja aún le queda mucho aire. Si me preguntan a mí, les diré que en mi caso ha pasado de ser una bebida para todas las ocasiones, a ser un combinado que me puede apetecer en una terraza después de una comida potente. Les diré que antes sentía la necesidad vital de probar al menos una vez, cada una de las más de 300 ginebras que había en el mercado y ahora tendría que invitarme Lauren Bacall resucitada para que me animara con una marca nueva. Y les diré que si hoy fuera mi última cena, me tomaría una copa de manzanilla, una botella de buen vino o champagne y un whisky o un ron en condiciones, pero no un gintonic.

Eso sí, ustedes beban lo que quieran, con moderación, con responsabilidad y por favor, sin gominolas flotando.

 

7 comentarios

  1. Dice ser Warp

    Por fin podré volver a beber ginebra + tónica, sin memeces ni decoración ridícula.

    13 Mayo 2015 | 12:13

  2. Dice ser Sierra_1

    Que se acaben ya las sangrías de ginebra…

    Un buen gin-tonic lleva Ginebra (al gusto pero de las normales) + Schweppes y luego la eterna discusión de filigrana de limón o rodaja de pepino.

    Pero ya esta… ni botánicos que hacen un fruitopia, ni cuchara imperial (la que esta enrollada) que mata la burbujas se srive a milimetross del hielo la tónica. Y si queires usar la cuchara imperial por estética, recién sacada del congelador o nada.

    13 Mayo 2015 | 14:15

  3. Dice ser cuponess

    el gintonic es una moda, puro postureo…. pero bueno, estamos en un pais donde el JB triunfa y Jameson hay mucha gente que piensa que es garrafon….. ¿de que nos estrañamos?

    salu2

    http://compracondescuento.blogspot.com.es/2015/05/descuentos-para-tus-marcas-favoritas-de.html

    13 Mayo 2015 | 15:45

  4. Dice ser patako

    que complicado debe de ser pretender ser permanentemente moderno… asi que el gin-tonic molaba cuando erais la elite economica y los pretendidos intelectuales quienes lo bebeiais en locales exclusivos; pero ahora que cualquier precarizado se toma uno en el bar de un barrio de exctraradio ya esta “demode”?

    iros al carajo con todo vuestro psotureo que solo demuestra que sois seres sin criterio deseando de estar a la ultima para aparentar nada

    viva el palokortao!!!

    13 Mayo 2015 | 16:52

  5. Dice ser Diego

    Puedo preguntarte porque has dejado el proyecto de la web del gintonic

    13 Mayo 2015 | 18:49

  6. Dice ser Rita Ortega

    A mi “plín” yo antes de que se pusiera de moda ya lo bebía y ahora hasta mi amiga Marga me los roba. Pues si casi mejor que pase de moda que son todos unos copiones! 😉

    13 Mayo 2015 | 23:51

  7. Dice ser Lucas plus

    El gin tonic siempre ha existido y seguirá consumiéndose aunque pase la moda de las florituras y añadiduras.

    18 Mayo 2015 | 17:50

Los comentarios están cerrados.