BLOGS
Coolture Club Coolture Club

Personas y cosas que molan, mucho

Kate Moss y las chicas Nochevieja

Llevo tiempo teorizando sobre la existencia de chicas “Nochevieja” y chicas “Nochebuena” (también las hay “Miércoles de Ceniza”, pero esa es otra historia, una de esas historias prescindibles). Las chicas Nochebuena son esas que puedes llevar a casa de tus padres sin ningún miedo, esas que siempre te harán quedar bien, esas que puede que incluso le caigan bien a las novias de tus amigos. Las chicas Nochevieja son esas que son perfectas para una noche loca, para rellenar un anecdotario de los gordos o para escribir una novela con los sabores y sinsabores acumulados juntos y dedicársela lleno de rencor, pero no, no son las mejores para iniciar un proyecto común y traer churumbeles a este torcido mundo. Estoy seguro de que con los chicos la cosa será parecida.

Hoy vamos a hablar de una chica Nochevieja de libro. Y que no se molesten las lectoras, porque hace unos días cubrimos de oro al bueno de George Clooney en estas digitales páginas.

Ella es, quién si no, KATE MOSS. La Kate Moss de ahora es un reliquia incorrupta (o parcialmente corrupta) heredada de años salvajes (suyos y nuestros), que de tanto en tanto aparece fotografiada en las paradas de autobús anunciando vestidos a menos de 10 euros. No. No es esa de la que vamos a hablar. Insisto, vamos a hablar de KATE MOSS. Porque hubo un tiempo en el que Kate era lo más, el culmen de las top models, una canija de metro sesenta y cinco que miraba desafiante, como por encima del hombro y hacia abajo si hubiera sido físicamente posible, a diosas de más de uno ochenta como la Schiffer o la MacPherson. Y ese tiempo no duró un par de meses. Fue (es) un tiempo de los largos.

Kate Moss portada Playboy

¿Quién mejor para un aniversario de Playboy? Ojo, que hace menos de un año de esto.

Hija de una camarera y de un agente de viajes, la descubrieron a la tierna edad de 14 añitos y ahí empezó a gestarse la bestia que vino después. Sus primeras fotos serias aparecieron un par de años más tarde, con la portada en la revista THE FACE que podéis ver un poco más abajo. Yo nací unos meses más tarde que Kate. Ni me enteré de esas fotos. En ese punto, mi generación estaba ocupada con Naomis y Cindies. Ellas eran las guapas de la clase. Kate podría ser la chica simpática con sonrisa curiosa y dientes descolocados.

Kate Moss portada TheFace

Más o menos aquí y así empezó todo

Pero pasaron un par de años y llegó el grunge. A ciertos chicos dejó de interesarnos la perfección máxima y un señor muy listo llamado Calvin Klein, se inventó el “heroin chic”. Y para muchos de nosotros Kate se convirtió en eso mismo, en una heroína (sólo estética, claro). Quizás ya no era tan simpática, pero sin duda era la chica interesante, la chica que te podía entender, la chica con la que apetecía estar amargado y lamiendo heridas, y la chica que, engañosamente, te gustaba pensar que un día te podrías encontrar en el ascensor de casa.

Y con Kate fuimos creciendo.  Y con Kate fuimos cambiando. Y luego Kate se volvió sofisticada y seguía gustándonos. Porque la Moss se recicla cuando quiere para adaptarse a los tiempos o quizás ella es la que cambia y los tiempos (estéticos, pero por momentos parece que incluso anímicos) la siguen. Y Kate era capaz de parecer ubicada y al rato una bala perdida y eso también nos gustaba. Y a todos nos habría encantado que por una noche, mejor aún, por una Nochevieja, ella hubiera sido nuestra chica.

Aunque no todas lo confiesen, a ellas también les gusta Kate, porque sólo ella es capaz de ponerse unas botas un día de lluvia en un festival, agarrada del brazo de su novio yonkie y hacer que esas botas, de goma cutre, se sigan vendiendo años después a 200€ y que hasta el barro sea “chic”. Kate Moss a nosotros nos cuenta “lo que pudo haber sido y no fue”, y a ellas” lo que es” o “lo que va a ser”.

 

Kate Moss de festival

Kate, un festival, botas y barro. Historia viva (GTRES)

¿Por qué es digna Kate Moss de ser la primera mujer con un monográfico en Coolture Club? Por si lo anterior no fuera suficiente, les dejo unos datos:

– Kate y la cocaína merecen 700 palabras en la Wikipedia. Ni Pablo Escobar. Evidentemente no hay mérito ahí. Lo curioso es que la sigan contratando para anunciar vestidos que las madres compran a sus hijas adolescentes.

– A Kate le hicieron una estatua a tamaño real con 50 kilos de oro para una exposición en el British Museum, que se considera la estatua de oro más grande desde las del Antiguo Egipto.

Kate Moss formato estatua de oro

Valer tu peso en oro ¿era esto? (GTRES)

– A Kate la pintó embarazada y desnuda Lucien Freud, para mí el mejor pintor de finales del siglo XX. El cuadro se vendió por unos 6 millones de euros.

– Kate ha aparecido en vídeos de Johnny Cash, The White Stripes y Primal Scream. También en la serie La Víbora Negra con Mister Bean y haciendo de “poligonera” en una gala de Little Britain.

Pero sobre todo, KATE es una mujer rica. En un episodio de los Simpsons, Homer (o puede que fuera su padre, no recuerdo), dice que el hombre verdaderamente rico es el que es capaz de tenerlo todo, apostarlo todo, perderlo todo y volver a empezar. KATE lleva décadas haciendo esto. Nuestros respetos por ello. MISS MOSS, THE BOSS. And God save The Queen.

 

PD: Llevan tiempo intentando superar su amor adolescente por esta chica. Está en sus manos, pero deben estar preparados. Si bajan un poco, ella será historia para ustedes.

 

 

 

 

Bye Kate

Kate. En las Baleares. Verano pasado. ¿Una mala foto o el final de la leyenda? (GTRES)

 

2 comentarios

  1. Dice ser ¿Por qué no ponen un integral? ¿eh?

    A mí me encanta, ahora y siempre.
    RAro será que les parezca mal el cuerpo ahora, y sobre todo a quienes hablan de belleza interior….
    Qué paradojas más ridículas.
    Y apodrían poner una foto de un desnudo integral suyo, frontal. No, eso les espantaría, tal belleza les haría sucumbir en sus temores más arraigados en al moralina torquemadiana de épocas neeeegras, oscuuuuuras, cerraaaadas.
    Kate, la gran Kate, icono de moda, de avance en mentalidad humana, de estética… La gran Kate, siempre súper bella.

    21 Mayo 2015 | 12:29

  2. Dice ser prueba coche

    no se, pero siempre me pareción una yonky un tanto cutre, muy mona, pero eso …

    http://www.probamos.com/renault-vehiculos-hibridos-y-electricos/

    21 Mayo 2015 | 14:04

Los comentarios están cerrados.