Entradas etiquetadas como ‘decoracion’

¿Te atreves a poner un pene en tu salón?

peniskunt_collage

Peniskunt (el arte pene) es una tienda alemana que convierte los genitales masculinos en decoración doméstica. Un ‘Ikea del pene’ para que todos tus invitados miren al mismo sitio cuando visiten tu casa.

El ‘viril negocio’ abrió sus puertas, hace poco más de una año, en la ciudad de Hamburgo y se ha hecho un hueco en decenas de hogares germanos por su estilo desenfadado. A modo de azulejos, los dibujos de penes ‘kilométricos’ se entremezclan para crear paisajes, laberintos, pozos o una rama para el que los pájaros reposen. ¡Menuda cenefa de cocina!

Lee el resto de la entrada »

Asalta una casa, le pone la decoración navideña, y se queda viendo la tele

Comunidad becaria en FacebookComunidad becaria en Twitter

Lo siento. Pido perdón porque a veces olvido que un gran poder conlleva una gran responsabilidad y tener un blog donde poder decir lo que te dé la gana y te lean quince o veinte es peligroso. Corres el riesgo de que la gente imite algo que has publicado, el famoso “efecto llamada”. Así pues, ahora mismo en cualquier parte del mundo podrían estar construyendo un búnker antizombi, conduciendo mientras toman café, usan un portátil y escriben o cosas peores, como por ejemplo mordisquear sofás para ver qué sabor tienen. Lo siento.

Me declaro parcialmente culpable de lo que ha hecho Terry Trent, porque seguro que leyó en el blog lo que había hecho Jason Leon Bastrom y lo copió. Os cuento…

Quitar la decoración navideña es un coñazo procedimiento tedioso, ¿verdad? No obstante, ponerla tiene su encanto: que si un árbol por aquí, que si unas figuritas por allá… parece que se respira buen rollo en la casa y si hay niños de por medio, más aún. Pues ahora que estáis en situación, decidme: ¿cómo os sentiríais si un día volvéis a casa y os encontráis con que un desconocido os la ha decorado de Navidad?

Eso es lo que hizo Terry Trent (44 años), el protagonista de nuestra historia de hoy. Una familia de Vandalia, Ohio (Estados Unidos) volvía a su casa cuando el niño, que fue el primero en entrar, descubrió que había un hombre sentado en el sofá viendo la televisión. Dio una voz a su madre, Tamara Henderson, que estaba en la puerta y llamaron a la policía, según recoge la prensa local.

El hombre que estaba en la casa era Terry, aunque desconocemos si estaba viendo Bananas en pijama o Dora la exploradora. Lo que sí sabemos es que llevaba un cuchillo en el bolsillo y que intentó ser amable con el niño, asegurándole que no le iba a hacer daño.

“Cojo mis cosas y me voy”, dijo el bueno de Trent, que evidentemente no pretendía ser un estorbo. Lo más probable es que le hubiera llegado la inspiración decorativa y ya tuviera su casa ambientada en la Navidad. ¿Qué puedes hacer en esos casos? Es obvio, lo que hizo él. ¡¡¡Irrumpir en una vivienda cualquiera, encender unas velas, poner la tele a todo volumen y dar rienda suelta a tu creatividad!!! Cualquiera en su situación habría hecho lo mismo.

El problema está en que la sociedad castiga a la gente creativa como Terry (no confundir con Terry de Gran Hermano ni con el jugador del Chelsea John Terry, ni con el jugador de Dallas Jason Terry… estos tres no son creativos) y la madre, lejos de entender lo normal de la circunstancia (un extraño que se cuela en tu casa con un cuchillo y te pone los adornos de Navidad, ¿hay algo más inofensivo?) insistió con eso de que viniera la policía. Y vino.

Los agentes se llevaron a Terry, que intenta recuperar la moda de llevar bigote (ojo que está a puntito de volver, ¿eh? Como mi peinado), diciendo que probablemente había tomado drogas y que ya tenía antecedentes por consumo de sustancias prohibidas. No sabemos si quitaron la decoración en casa o aprovecharán con ella puesta hasta el 7 de enero (¿cuándo se quita? ¿hay una fecha para ello?).

PD: Ahí se va otro héroe, un hombre cuyo único delito fue tener un gran espíritu navideño (bueno, y colarse en casa ajena con un cuchillo, eso también, claro).