Entradas etiquetadas como ‘dawn hathaway’

Se fuga de prisión el Día de San Valentín con la ayuda de su mujer y su amante

Hasta ahora sabía que alguna gente seguía mis consejos: mi madre, mi padre, lachicadebec y un señor de Murcia, muy agradecido, que me escribe cada semana para acordarse de toda mi familia. Lo que no me esperaba, de ninguna de las maneras, es que mis historias iban a calar en una cárcel estadounidense. ¿No me creéis? Bueno, os explico.

El otro día publicaba ideas descabelladas para el Día de San Valentín y entre ellas estaba una habitación para tres, ideal para sorpresas (no necesariamente positivas). Pues bien, el plan pareció convencer al preso Zachary Johnson, que se encontraba en una cárcel estadounidense y decidió fugarse aprovechando el día de los enamorados. ¿Qué mejor día para escapar de las cadenas de la cárcel que uno que te mete de lleno en una prisión más grande y con carcelero 24 horas del día en las libertades del amor?

Ahora bien, como fugarse es complicado y hacerlo solo un día como ése puede resultar un coñazo, el bueno de Zachary pidió ayuda a su mujer… y a su amante. Sí, amigos, parece ser que el señor Johnson es especialista en meterse en líos y no estaba en la cárcel de casualidad, a juzgar por sus planes descabellados. Lo que aún no me queda del todo claro es si los tatuajes formaban parte de su plan secreto (muy de Prison Break) y tenía escrito, en un código secreto, algo así como “Llamar a mi churri y quedar con mi cari“.

Huyó por un agujero que hizo en el techo por encima de la ducha (muy peliculero) y su amante, Jeanette Segovia, tenía un taxi esperándole para que la llevara con ella. Él se cambió de ropa y fue a verla. El problema es que el pobre tenía demasiado amor para repartir, por lo que consiguió que su esposa, Dawn Hathaway, le hiciera una transferencia para que también fuera a verla a ella. El amor, siempre tan imprevisible.

Cuando se dirigía a ver a su señora (a la oficial), la policía lo alcanzó. Viajaba en un taxi que se detuvo cuando los agentes le dieron el alto y el pobre muchacho echó a correr como un loco, según la prensa estadounidense. No le sirvió de nada, porque la policía volvió a alcanzarlo y terminó detenido.

Para colmo de males, tanto su mujer (a la derecha en la imagen) como su novia / amante (a la izquierda), fueron arrestadas como cómplices. A ver, para colmo de males según se vea. Supongo que a ellas no les hará mucha gracia, pero Zachary habrá visto una buena oportunidad para pedir que las chicas vayan de Erasmus a su cárcel.

No he sido capaz de averiguar si la una sabía de la existencia de la otra (aunque suponemos que sí), o si estamos ante otro caso como el de aquel hombre al que le pegaron el pene al abdomen porque su esposa conoció a sus dos amantes y a una amiga con derecho a roce. Si me entero de algo más, os aviso.

PD: Espero que no hubieran reservado habitación para tres, porque si no… menudo bajón.