Entradas etiquetadas como ‘botella’

Fue a sacar dinero a un cajero y recibió una ducha

dinero_cajeroHay muchas cosas que con una borrachera de no te menees es complicado realizar. El turista que protagoniza el vídeo que acompaña a estas líneas probó en sus carnes esa máxima. ¡¡¡Pobre hombre!!!

Su intención era sacar dinero de un cajero electrónico acompañado de una ‘litrona’ de cerveza. El problema es que su mente ya estaba demasiado disipada por los vapores del alcohol, y más centrada en mantener el equilibrio que en teclear la bendita contraseña de acceso. Lee el resto de la entrada »

Un mensaje en una botella que ha recorrido 16.000 kilómetros

Si sois de los que, como yo, siempre pensasteis que lo de los mensajes en botellas que se lanzan al mar son leyendas urbanas al más puro estilo “hay un cocodrilo en mi alcantarilla”, “el rey iba en un elefante una moto y me salvó” o “Ana Obregón se montó en un avión y…” (ays, no me acuerdo de cómo acababa este último); si no creéis en este tipo de correspondencia, os decía, este post os interesa.

Porque estaba Barbara Richards en la playa de Adelaida (no Heidi, que de eso ya hablamos el jueves, ni mi amiga Adelaida de Cádiz, sino Adelaida la localidad de Australia) cuando vio que algo brillaba en el agua. Donde otros veríamos un tesoro, ella vio un peligro para la salud pública: “¡¿A quién se le ocurre tirar una botella al mar?! ¡Esto Australia, no el río Segura!”. De modo que la recogió para descubrir, estupefacta, que contenía un mensaje en su interior.

Resulta que la botella había viajado 16.000 kilómetros, desde el sur de Inglaterra, hasta Australia. La responsable de la idea fue Brit Jasmine Hudson, una simpática chiquilla de cuatros años que esperaba que su tía recogiera la botella en una pequeña islita británica (sí, igual se pasó de fe la pobre). Evidentemente, la botella no llegó jamás a manos de su tía, pero al menos Jasmine obtuvo respuesta, con lo que puede estar satisfecha.

Barbara, de 58 años, decidió que ese esfuerzo merecía una recompensa y escribió una carta a Jasmine. Podría habérsela enviado a través de una botella, pero para agilizar el proceso, usó el correo ordinario. No en vano, la botella tardó cinco meses en llegar desde Inglaterra hasta Australia… casi lo mismo que un Whatsapp enviado desde una conexión Wi-Fi inestable, vamos.

Según publica la prensa local, Barbara tuvo que esperar a llegar a casa para abrir la botella, porque además del corcho estaba cerrada con cera caliente. Todo para comprobar que, dentro del cacharro, había un mensaje genérico de “Esta botella de Jasmine Hudson está a la deriva desde el 10 de abril de 2012”. Resulta que hay kits estándar de mensajes para botellas… ¡¡y yo con estos pelos!!

En fin, que toda esta historia nos sirve a los incrédulos para saber que no hay que perder la esperanza. Quién sabe, igual de un momento a otro nos encontramos con Ana Obregón en un avión o ponemos la tele y vemos a Ricky Martin saliendo de un armario mientras… demonios, otra anécdota que se me ha olvidado cómo acaba.

PD: Viernes STOP. Gran día STOP. Mensaje becario.

Lo más raro que ha pasado durante la semana (27 agosto-2 septiembre)

Con un ojo puesto aquí y otro en el Mediterráneo, me dispongo a repasar todas estas cosas disparatadas que no hemos tenido tiempo de comentar durante estos días, en los que he estado un poco más desaparecido de lo habitual haciendo cuentas para ver en qué se me queda la beca después de aplicar la subida del IVA a mis gastos. Venga, que se nos hace tarde, vamos a ver qué es lo más raro que ha pasado esta semana.

1. Pagó la cuenta de todo el local

Vaya por delante que no pasó esta semana, pero sí fue esta semana cuando me enteré. A mediados del mes de agosto, todos los clientes de un restaurante en Estados Unidos se quedaron a cuadros cuando una señora acompañada de dos niños llegó al local y, al pedir la cuenta, dijo que esa ronda corría de su parte y pidió pagar lo que toda la gente estaba comiendo en ese momento. En total se gastó unos 300 euros, propinas incluidas, para sorpresa de empleados y de los alrededor de 60 clientes que en ese momento estaban en ese local. Aún queda bondad en el mundo, parece…

2. Un mensaje de hace 97 años en una botella

Un capitán de barco (que no patrón de yate) llamado Andrew Leaper ha establecido un nuevo récord Guinness después de recoger en sus redes de pesca una botella con un mensaje de hace 97 años. La botella pertenece a un batallón de 1.890 que lanzaron el año 1914 como parte de un proyecto científico para estudiar las corrientes del mar y de las cuales solo han localizado 315. Incluía una postal que prometía una recompensa de 6 peniques para quien la encontrara. Me da que nadie reclamará esos centimillos.

3. Detenida cuatro veces en 26 horas

A Joyce Coffey le gusta más la música que a los umpa lumpa y debido a esa pasión fue detenida cuatro veces en poco más de un día. Primero fue el 28 de agosto a las 15.00 hora local, cuando los vecinos de esta estadounidense llamaron a la Policía para que hicieran algo con esta mujer, que escuchaba a AC/DC y a Guns N’Roses a todo volumen. Fue detenida y puesta en libertad después de un rato. Cinco horas después se repitió la misma escena: música a todo volumen, detención, puesta en libertad y otra vez detenida por poner la música a tope. Ya iban tres. La cuarta fue un poco más especial… estaba ebria en su domicilio e intentó dar un sartenazo a su sobrino. Se nota cuál es la foto en la que estaba con el puntillo, ya veréis.

4. Devuelve un libro 78 años tarde

Harlean Hoffman Vision encontró entre las posesiones de su madre, ya fallecida, una edición de El retrato de Dorian Gray perteneciente a la biblioteca pública de Chicago, prestado a la madre en 1934. La pobre hija no sabía qué hacer con el libro, porque temía que la detuvieran por el retraso, de modo que aprovechó las tres semanas de amnistía que ofrece ahora la biblioteca para devolverlo. No solo no la multaron, sino que le agradecieron el detalle de devolver un libro que habían dado por perdido. La multa más alta de la biblioteca son ocho euros… lejos de los 4.800 que tendría que haber pagado si no existiera ese tope.

5. Los bebés bailarines

Y en los vídeos simpáticos que nos alegran la semana… los bebés bailarines, unos gemelos que se han ganado la fama efímera de Internet mediante sus movimientos al ritmo de la guitarra de su padre. Más de siete millones de personas se han quedado hipnotizadas con su baile. El vídeo solo dura 45 segundos, más que suficiente para que cerréis la semana con una sonrisa.

PD: No os perdáis la polémica por un anuncio de La Sirenita. Me la chivó @juancmarti, orgulloso padre de Tomás y Simón.

 

Cómo robar una botella de vino de 20.000 dólares sin despeinarse

La policía de Boston ha logrado recuperar una botella de vino valorada en 20.000 dólares (casi 14.000 euros) que había sido robada cuatro días antes en una licorería del sur de la ciudad. Según he podido leer en el Boston Globe, los ladrones se llevaron un Chateau Mouton Rothschild de 1945, ahí es nada (lo digo por la fecha, porque yo de vinos, como de la mayoría de las cosas, no tengo ni papa).

Pero lo realmente llamativo de toda esta historia es el cómo, lo fácil que les resultó robarla. Es decir, ¿basta con que una mujer entretenga al dueño para que sus dos acompañantes accedan como Pedro por su casa hasta una botella así?

Clelland Johnson, el propietario de la tienda, asegura que los ladrones (que se llevaron de propina otras tres botellas más cuyos precios sumaban más de 2.000 dólares) sabían perfectamente lo que buscaban. Anda, pues claro… El que parece que no sabía lo que tenía era él, ¿no?

Que sepáis que al final, para que os quedéis con un buen sabor de boca, el muchacho devolvió la botella.

PD: Cambiando de tema, ¿cuánto llegaríais a pagar por una botella de vino?

Envía el post:

http://www.wikio.es