Entradas etiquetadas como ‘berto romero’

No son familia, pero se parecen mucho… (VIII)

Se me amontonan las ideas. La actualidad friki está de capa caída y ninguno de los temas que leo me apasionan, de modo que el cuerpo empieza a pedirme cosas raras. A ver, cuando digo cosas raras no me entendáis mal, no es en plan lo que le pasa a Pitbull antes de decidir con quién hace la siguiente mezcla, sino que me dan ganas de escribir sobre el deporte y el humor francés. Desgraciadamente no es el sitio y lo que tenía que decir lo dije en Twitter, para quedarme tranquilo.

Por eso la cabeza se me fue a un sitio más becario y decidí que, puestos a desparramar, mejor hacerlo con algo más habitual: una de parecidos razonables (o, como muchos decís, parecidos irracionales, porque sé que a algunos no os convencen). Bueno, yo os cuento los que he elegido para hoy y vosotros me añadís vuestras sugerencias.

1. Berto, Flipy, Piedrahita y Unax Ugalde

Esto más que un parecido es una evolución, y que figure hoy aquí es culpa directa de Berto Romero, que el otro día estuvo por la redacción y, durante mi conversación con él, me comentó: “Cuando vinieron Flipy y Piedrahita al programa bromeábamos con que nos habían separado al nacer”. Pues no sé si tanto, pero siguiendo la línea sí que cuadra que pueda haber una tendencia: Berto se parece a Flipy, que a su vez se parece a Luis Piedrahita, quien se da un aire con el actor Unax Ugalde. Ahora bien, ¿qué tienen en común Berto y Unax? Si acaso, que ninguno de los dos lleva gafas.

2. Chuck Norris, Hank Scorpio y Pablo Motos

Proyecto Arcturus me dio la pista sobre este triple parecido. Es la primera vez que un dibujo animado se cuela en una edición de Doble personalidad, pero creo que merece la pena: no sé si os habéis planteado que Hank Scorpio, de Los Simpsons, podría ser la versión animada y feliz de Chuck Norris (que no os engañe la foto que he elegido, en la que sale sonriente, Chuck no sonríe). Si no os cuadra, podéis analizar pelo a pelo de la barba para ver si el bueno de Hank es una caricatura de Pablo Motos, otro genio.

3. Jesús Calleja y Owen Wilson

Cortesía de Oscar nos llega un parecido que traspasa fronteras. ¿Son primos lejanos el aventurero Jesús Calleja y el actor Owen Wilson? Vale que Jesús suele tener un aspecto algo más desaliñado que Owen, pero si los dos se ponen serios (o si ambos se echan a reír), os aseguro que son como dos gotas de agua. Reconozco, no obstante, que en este caso ayuda mucho que el peinado de ambos sea de “recién levantado” o “gorro recién quitado”, que diría un amigo mío.

4. Tony Shalhoub y Corrochano

Para cerrar, un capricho personal. Probablemente a vosotros no y a @lachicadebec tampoco, pero a mí Tony y José Luis me se parecen. Tony Shalhoub es el actor de Moonk y también uno de mis secundarios favoritos en Men in black. José Luis Corrochano es presentador de los deportes de la COPE y uno de los mejores periodistas deportivos del país. Vale que Tony, en la actualidad, no tiene mucho que ver con José Luis, pero… ¿y en esa escena de Men in black que he elegido? ¿Tampoco se os parecen?

PDA mí aún me quedan algunos en la recámara, pero me los voy a guardar para una próxima edición. ¿Se os ocurren más a vosotros? Pues si queréis podéis…

‘Pillada’ en Buenafuente: Pau Gasol ficha por el Racing de Santander

BecConsejo: “No seas temerario”

Ya sabéis que soy un desastre, eso no lo vamos a descubrir ahora. Por eso no os sorprenderá que el otro día, Ana Morgade (por si no la conocéis, colaboradora de Buenafuente), me diera una hostia como un castillo hiciera una crítica constructiva a propósito de mi seguimiento en directo del Sporting de Gijón-Real Madrid (0-1, gol de Higuaín).

Bueno, resulta que Ana dice que leyó aquel directo y no entendió mi visión del mundo. Yo, que soy muy mío, pronostiqué que el Real Madrid iba a ganar por más de un gol (porque soy muy merengón), y que el primero de los tantos iba a ser obra de Ronaldo (que es muy bueno, como dice Berto).

El problema es que mis pronósticos los llevé a la información, de ahí que en el pie de foto pusiera “El delantero portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo (d), celebra su gol, primero de su equipo, con su compañero Di María”. Hombre, ¿quién iba a pensar que no ocurriría eso? ¡La culpa no es mía, es de Ronaldo!

En cualquier caso… Ana dice que vio eso y lo sacó en Buenafuente echándome un par de piropos:

Si habéis visto el vídeo, os habréis dado cuenta de que no era el único error en mi información. Ana dice que lo ha visto en otra noticia, pero yo le confirmo que no, que no lo vio en otra sino en la misma. Un poco más abajo de la foto puse un enlace donde preguntaba si el Real Madrid volvería a tropezar… en la NBA.

No os preocupéis, para esto también hay un motivo: iba hasta arriba de Frenadol antes de que empezara el partido, me puse a hacer los cambios del Supermanager, una liga fantástica de baloncesto, para que nos entendamos. De ahí el cambio de balón, que dirían en tiempo de juego.

¿Y lo de la NBA en vez de poner ACB? Pues muy fácil, creo que la ACB se nos queda corta. Vistos los resultados de estos últimos años, queda claro que el Real Madrid de baloncesto es una potencia mundial, de modo que es el momento de dar el salto a la NBA. Además, ahora que Pau Gasol ha fichado por el Racing (gracias, informador anónimo)… ¡tendremos opciones incluso de ganar el título!

Conclusiones, por ir resumiendo. Agacho la cabeza y me doy una colleja por mis dos errores, ambos en la misma noticia. Es imperdonable (mis jefes ya me abroncaron) y desde aquí pido perdón por si a alguien le sangró la vista.

No obstante, Ana, reconozco que me han dolido dos cosas. Que digas que “no es la única muestra de la falta de cuidado que ponen en 20 minutos a la hora de escribir noticias”, porque los dos errores son míos y de la misma información, y el tono de “redactores de 20 minutos, ¿qué es lo próximo?”, porque por todos es sabido que lo de Pau y el Racing está casi hecho.

Ana, con lo que yo te he defendido siempre delante de mis compañeros, con lo que yo te quería cuando salías con Quequé, con todos los esfuerzos que hice (en vano) por entrevistarte… ¿por qué me haces esto? ¿Nunca te has equivocado? ¿Nunca has sido becaria? Ays, es que mis jefes me han regañado el doble por esto, es como si a Buenafuente se le va la luz en un programa y entro yo a cuchillo diciendo que no pagan las facturas. Ays…

PD: Que sepáis que me imprimiré los comentarios y se los llevaré a mis jefes, para que vean que con vuestros reproches ya tengo suficiente castigo.

PD2: Por cierto, Ana…

La genialidad de Berto Romero

BecConsejo: “No intentes ocultar un pedo con tos. No funciona”

Alguna vez os lo he dicho, que cuando ves a las estrellas de la tele te preguntas cómo serán, si realmente lo de su simpatía es apariencia o no, si cuando los conoces se te cae el mito… bueno, pues hay de todo, como supondréis, personas más agradables y personas más estúpidas. Seguro que cuando veis a Berto Romero con Buenafuente alguna vez habéis dudado: ¿será majo? ¿será borde? Si aún os lo seguís preguntando, hoy os saco de dudas: es un tipo la mar de agradable, tal y como parece.

Estuvo el viernes en la redacción y yo aproveché para charlar un poco con él, porque después de nuestra entrevista tenía ganas de conocerle personalmente. Nuestra conversación, de lo más surrealista, comenzó de esta forma, más o menos:

Berto: ¿Tú eres el becario?

Bec: Sí, sí, pero es que sin máscara pierdo mucho.

Berto: Te imaginaba más joven…

Bec: Jajajajaja. ¡Qué va! Soy del 85.

Berto: ¡Eres un pimpollo!

Después de esa presentación (todo por obra y gracia de @MirenM, una de las mejores periodistas con la que vais a tratar jamás, ya os aviso), hubo unos minutos de intercambio de impresiones justo antes de que respondiera a vuestras preguntas en el encuentro digital. Durante el encuentro, además, respondió a las 20 del 20, como es tradición en nuestros invitados y nos dejó para el recuerdo uno de los mejores vídeos de la historia de nuestros encuentros digitales. Disfrutadlo:

Desde la presentación (“Soy el tío éste que sale ahí en la Sexta de madrugada… con el otro señor”) hasta la respuesta de la isla desierta (ésta prefiero que la descubráis por vosotros mismos) pasando por sus travesuras (“era un niño muy calmado, con mucha vida interior… a veces parecía autista”), cada una de las respuestas hacen que merezca la pena ver el vídeo, jejeje.

PD: El mérito en este caso es 100% de Berto, sólo faltaría, pero hay que darle las gracias también a Buenafuente porque, como ya os he dicho alguna vez, sabe rodearse de gente con talento. ¿Recordáis a Corbacho, a Edu Soto, a Santi Millán, a Sergi Mas? Pues eso… que es digno de admiración.

Hoy hace un año

Los burros y la ignorancia

Cristiano Ronaldo necesita a Pelé

– Envía el post:

Bookmark     and Share

“Aquí tendríamos que matar zombis a base de patadas en la entrepierna”

Berto Romero y Rafel Barceló son, respectivamente, colaborador y guionista del programa Buenafuente. Ahora ambos se lanzan a la aventura de las series para Internet y presentan Zombis, una serie hecha para la Red con capítulos cortos y cargados de humor. Cada miércoles tenéis una nueva entrega, pero yo os dejo aquí el primero (altamente recomendable):

Para que entendáis un poco más esta locura, os dejo la entrevista que les hice a estos dos cracks (ya han emitido el segundo capítulo):

– Ha llegado el apocalipsis y sólo vosotros estáis vivos (aunque sea en la buhardilla). ¿No os da miedo?

Rafel Barceló (RB): Míralo de esta otra manera: toda la humanidad ha muerto, menos nosotros. ¿No crees que deberíamos sentirnos afortunados? Es como si nos hubiera tocado la lotería de navidad cuatro o cinco veces.

Berto Romero (BR): Y bueno, a mí no me da miedo porque de hecho no ha ocurrido nada de esto, es una serie de ficción. Habrás observado que en las noticias de la tele no han dicho nada sobre el apocalipsis zombi, porque no ha pasado en realidad…

RB: Ya lo sabe, Berto.

BR: Ah, sí, claro. Perdón. Por cierto, no es una buhardilla. Es el balcón de la sala de estar.

– Gracias a Dios, estáis hasta arriba de armas. ¿Lo vuestro era pasión por la caza o es que os marcó el Gobierno de Bush?

RB: Los que quieran seguir la serie sabrán, por ejemplo, cómo conseguimos la escopeta. Pero adelanto que ni caza ni mucho menos simpatía por Bush. Odiamos a Bush como cualquier persona normal.

BR: La presencia de armas se debe a que es una serie pensada para su futura adaptación hollywoodiense. Aquí no tenemos armas en las casas y tendríamos que matar zombis a base de patadas en la entrepierna, un método mucho más lento, farragoso y poco efectivo. Por cierto, quiero que Adrien Brody haga de mí.

– En el primer capítulo ya hay sexo. ¿Es un homenaje al cine español?

RB: Si yo fuera director y tuviera a Maribel Verdú te aseguro que alguna escena de revolcón salía. En el caso que nos ocupa, el sexo surge de una manera natural: dos personas, no hay nadie más, solo es cuestión de tiempo. Lo hacemos en el primer capítulo y nos lo quitamos de en medio. Es lo que se conoce como tensión sexual ya resuelta.

BR: Y a mí me encanta enseñar el culo, también.

– Llegado el momento… ¿buscaréis a Elsa Pataky para poder al fin darle un bocado, aunque sea una zombi?

RB: No creo que llegue el presupuesto. Pero puestos a fantasear, prefiero que me de un bocado ella a mí.

BR: ¿Todavía está con Adrien Brody?

– Un año después, Berto termina de monologuista. ¿Eso significa que no habrá final feliz con boda de los protagonistas?

RB: Estos detalles de la trama se irán desvelando poco a poco, pero yo nunca me casaría con un monologuista zombi. Esas largas noches esperando en casa, sin saber si esa noche volverá entero (literalmente)…

BR: Tampoco hay que descartar otras posibilidades, como que en realidad ese monologuista no sea yo y sea en realidad un zombi excéntrico que se me comió y se puso mi piel encima de la suya como trofeo.

RB: Creo que sí hay que descartar esa posibilidad.

BR: De acuerdo. Entonces debo ser yo.

– Ahora hablando un poco más en serio… ¿de dónde nació la idea, tiene algo que ver la película Zombies party?

RB: Zombies party, gran película, se suma a una larga lista de películas que mezclan zombis y comedia (Braindead, Terroríficamente muertos, La divertida noche de los zombis…). De hecho, es muy difícil tomarse en serio una horda de muertos vivientes. Nos gustan estas películas. Además, siempre ha sido un género que da para hablar de muchas cosas. Ya ves que el primero habla de amor.

BR: Zombies party está bien, aunque personalmente prefiero Shaun of the dead como referente.

RB: Son la misma, Berto

BR: Cállate, que estoy hablando yo. Somos carne friki por los cuatro costados. Danos viajes en el tiempo, muertos vivientes, espadas láser, condensadores de fluzo o similares y nos harás felices. Y el zombi es uno de nuestros temas favoritos, la gran masa caníbal y medio gilipollas amenazante en la puerta de tu casa. ¿Qué hay más divertido, mientras sea en la ficción?

– ¿Cuántos capítulos esperáis rodar?

RB: De momento hemos rodado 8. Si va bien, esperamos rodar 8.000.

BR: Quién sabe…

– El proyecto es en cierta medida arriesgado, porque pocas series (en España quizás sólo Qué vida más triste) han triunfado en Internet. ¿Qué objetivo os marcáis?

RB: Hostia, ¿De verdad? Mierda, ¿Por qué no me lo dijiste Berto?

BR: Porque no lo sabía. Bueno, iremos haciendo hasta que nos dejen. Es un objetivo modesto, pero yo lo prefiero así. Es más asumible.

– ¿Habrá invitados especiales zombis o la serie es cosa de dos?

RB: No descartamos absolutamente nada. Yo, por ejemplo, no descarto que nos llame Spielberg y nos ofrezca una película. Y que luego nos llame George Lucas y nos ofrezca otra. Y que tengan que luchar a muerte por conseguir un contrato con nosotros.

BR: Totalmente de acuerdo. Ver luchar a esos dos a muerte sería lo mejor. Dentro de una piscina de barro, añado.

– Ambos trabajáis con Buenafuente. ¿Creéis que algún día me perdonará haber culpado a Chikilicuatre del fracaso de Soraya en Eurovisión?

RB: Ah, si. Era una teoría algo bizarra, ¿no? Tranquilo, Buenafuente no tiene maldad. Ya te ha perdonado, seguro.

BR: No, nunca te perdonará y seguramente pagará a alguien para que te elimine cuando menos te lo esperes.

RB: Berto. ¿En qué habíamos quedado sobre lo de decir la verdad?

BR: ¿Eh? Ah, sí. Perdón. Ya te ha perdonado. Tranquilo, Buenafuente no tiene maldad.

PD: Espero que os haya gustado. Yo me la he releído un par de veces antes de publicarla, porque me parto de risa.

Envía el post

Bookmark and Share