Resuelto el eterno dilema de “saltar o rodear”

A todos nos ha pasado alguna vez tener que decidir en cuestión de segundos si “saltamos o rodeamos“, pero este corredor nos enseña que siempre hay una tercera opción oculta. ¿Cuál será?

En un cross, el ‘avispado velocista’ se encontró con un charco de barro de grandes dimensiones, y en vez de decantarse por una de las dos opciones, se decidió por un vuelo sin motor hacia el ‘estrellato’ (y no precisamente cinematográfico).

Pero, ¿qué haceeeeeeeeeeee?

Como el atleta estaba en modo “me da igual todo lo que me pase” realizó un ‘planchazo monumental’ para sorpresa del resto de participantes. O_O ¡¡¡Para enmarcar, galardonar e inmortalizar!!!

Tras su hazaña, se levantó como si nada y siguió corriendo con una sonrisa en la cara. Menos mal que en la poza no había un cocodrilo hambriento con unas ganas locas de hincar los dientes en un ‘par de gemelos’. 😉

PD. De regalo por buenos seguidores os invito a que contempléis otros ‘vuelos antológicos’.

Ni él mismo pensó que pudiera volar tan alto

El perro que creyó que llegaba y falló estrepitosamente

Quiso volar sin alas… y se estrelló

Cuando el plácido vuelo de un ‘frisbee’ termina en desastre

(Foto: @ffoottooss – TWITTER)

Los comentarios están cerrados.