El juego del gato y el ratón que casi acaba en ataque cardíaco para una madre

Una madre, que se está bajando de un coche, busca desesperadamente a su hijo al no verlo en el interior del vehículo. ¡¡¡Horror!!!

Mientras, el pequeño, más preocupado por correr despavorido, juega al gato y al ratón sin que la progenitora se entere. Será… (mejor no poner un calificativo incorrecto que me la juego). Os lo dejo a vuestra imaginación.

¡¡¡Velocidad absurda, nooooooooo!!!

El dale que te pego parece no tener fin. Cuando mamá va para un lado el peque va para otro. Una ‘banda de Moebius’ de Escher en versión familiar.

¡¡¡Niño, quieres parar!!!“, que estoy más atacado que tu madre viéndote ‘danzar’ alrededor del todoterreno. El chaval tiene las pilas más cargadas que el conejito de Duracell.

Menos mal que la persecución no dura mucho y la mujer por fin puede respirar tranquila, tras atrapar al ‘escurridizo infante’. No os voy a engañar, yo lo hubiera pasado igual de mal que ella.

PD. De regalo os dejo otra historia protagonizada por una familia con mala suerte. No tiene mucho que ver, pero me apetecía recordarla.

Prohibido reírse con esta irrepetible sucesión de caídas en familia

Un vídeo, compartido en Twitter, muestra el irrepetible momento en el que una familia termina cayendo como fruta madura, debido a un suelo más peligroso que Rambo cabreado.

La ‘cadena de trompazos’ ha hecho estallar de risa a cientos de usuarios. ¡¡¡Malajes!!! Lee el resto de la entrada »

(Foto: TWITTER)

Los comentarios están cerrados.