El ave naranja de aspecto misterioso encontrada en Inglaterra tenía truco

Un ave de color naranja brillante de aspecto exótico fue rescatada por un hospital de vida silvestre después de que la gente la viera, en la cuneta de una carretera. ¡¡¡El ave fénix existe!!!

¡Esta es una de las circunstancias más extrañas que hemos visto en mucho tiempo!“, declaró en una publicación en Facebook del Hospital de Vida Silvestre Tiggywinkles, donde fue llevado el emplumado.

Casi como mis polluelos. 😉

Según la clínica de Buckinghamshire, Reino Unido, la gaviota se había bañado de alguna manera con curry o cúrcuma, lo que le impedía volar correctamente y le produjo la curiosa tonalidad anaranjada.

Vinny, bautizada así por los veterinarios en honor al curry Vindaloo que cubría casi por completo su plumaje. Además, tenía un “olor muy fuerte” pero, por lo demás, “estaba sana“, comunicó el hospital.

Después de un profunda limpieza, Vinny recuperó su blanco original y ya está lista para poder volar libre, según publica la CNN. Solo espero que su siguiente visita no sea a una pastelería porque seguro que lía parda. ¡¡¡El chocolateeeeeeeeeeeeee!!!

PD. Gavinas, esas aves marinas que producen historias para dar y tomar.

Dos gaviotas mantienen como rehenes a una pareja de ancianos en su casa

Un matrimonio de jubilados del Reino Unido afirmó haber sido secuestrados por gaviotas que anidaban en el techo de su hogar en Lancashire. Al parecer, cada vez que intentaban salir, los pájaros se volvían agresivos y los atacaban. O_O ¡¡¡Qué miedo!!!

La historia de Roy y Brenda Pickard suena como una versión de la vida real de Los Pájaros, de Alfred Hitchcock. La pareja fue ‘secuestrada’ en su vivienda por un par de gaviotas hembras adultas, cuando sus polluelos se deslizaron por el techo de la casa, para aterrizar directamente sobre el dintel de la puerta principal. Lee el resto de la entrada »

Esta gaviota cree que es un gato

Desde siempre se ha hablado de la crisis de los cuarenta. Para los más nuevos, la crisis de los cuarenta era aquello que les entraba a los hombres cuando se veían demasiado mayores, cuando comprobaban que las jovencitas ya no se fijaban en ellos. Solían arreglarlo comprándose un coche (o eso decían, porque por aquel entonces no había plan 2000 E) deportivo, caro y… bueno, al estilo Peter Griffin.

Ahora la cosa ha cambiado. La crisis de identidad ya no llega a los cuarenta, sino a los treinta, o a los veinte. Suele darse cuando uno se ve ahogado por la hipoteca, durmiendo con la persona equivocada y haciendo todo aquello que con dieciocho se prometieron que no harían jamás. La crisis llega cuando se acuestan, echan un vistazo atrás y dicen… ¿se puede saber qué he hecho? Lee el resto de la entrada »

(Foto: Tuggywinkles Hospital – FACEBOOK)

Los comentarios están cerrados.