Una manera genial de poner el ketchup en la caja de patatas para no mancharse

Un usuario de Twitter publicó una fotografía muy reveladora en la que muestra al ‘mundo mundial’ (o casi), uno de los secretos mejor guardados de la caja de patatas fritas de McDonald’s. ¿Qué será?

Según este ‘portento hamburguesero’, la solapa más grande del envase tiene la función de convertirse en una especie de base para colocar las salsas (ketchup, mostaza, barbacoa…) que suelen acompañar a este ‘adictivo manjar’. ¡¡¡Una idea brillante!!!

¿Sabíais que la solapa de la caja de patatas fritas tiene un propósito?“, reveló el caballero. Este descubrimiento, para una amante del glutamato monosódico como yo, es el ‘santo grial de la comida rápida‘.  Ya no me voy a manchar los dedos nunca más. ¡¡¡Aleluya!!!

El curioso descubrimiento produjo decenas de reacciones en la citada red social. Halagos, agradecimientos y burlas se cruzaron casi a partes iguales, según publica la cadena Fox.

¡Es una idea tonta! Pero McDonald’s debería agradecerte la publicidad gratuita”, indicó un usuario. Otro dijo sin paños calientes: “Suena bien, pero no funciona“. Para gustos, los colores. ¿Alguien en la sala que haya comprobado su eficacia?

PD. El ketchup deberían eliminarlo del planeta. Si se lo echas a todo, tienes que hacértelo mirar. ¡¡¡Becario dixit!!!

PD1. De regalo os dejo otro concentrado de tomate con ‘mucho picante’.

El ketchup ‘porno’ que revoluciona las redes sociales

ketchup_porno_bEste ketchup no es para menores de edad“, escribió un comprador alemán en el perfil oficial de la compañía Heinz en Facebook. ¿Por qué?

¿Habrían cambiado la etiqueta de la salsa por unas imágenes subiditas de tono? ¿Regalarían una muñeca hinchable en una promoción muy loca? Pues no, un código QR impreso en el envase dirigía a un web porno. ¡¡¡Pa´l caso patatas!!!

Resulta que una partida de botellas había quedado almacenada en un supermercado, y Heinz había permitido que la página web de su promoción, que se desarrolló entre 2012 y 2014, caducara. Así que el dominio al que llevaba el código fue adquirido por una web de contenidos pornográficos.

Al escanear el QR, Daniel Korell (el consumidor germano) se quedó ojiplático cuando en la pantalla de su teléfono móvil aparecieron unas señoritas y chicarrones en actitud amatoria, y como Dios los trajo al mundo. Vamos, dale que te pego. Lee el resto de la entrada »

(Foto: GTRES)

1 comentario

  1. Dice ser Gixxer

    En España las cajas de patatas no tienen esa solapa, asi que no vale el truco. FAKE!!

    14 enero 2019 | 16:12

Los comentarios están cerrados.