BLOGS
El blog del Becario El blog del Becario

Se presenta el encargado de moderar los comentarios, el personaje más odiado de 20minutos.es

Una pareja británica viaja por todo el mundo casándose una y otra vez

Casarse, generalmente, implica cierto jaleo. Lío a la hora de organizar las mesas, de elegir el sitio, el menú, a quién invito y a quién no… Sí, sé que ahora los que comentarán serán los de “pues yo invité solo a cinco amigos blablabla”, pero lo normal no es eso. Lo normal es follón y comeduras de cabeza. Ahora imaginad eso, pero multiplicado por 30 y en distintas partes del mundo.

Es lo que están haciendo Alex Pelling y Lisa Gant, una pareja británica de Manchester que quería conocer mundo, hacer amigos y darse el “sí, quiero”. Por eso vendieron todas sus posesiones y empezaron un viaje que les llevaría por un montón de rincones en los que se dirían “sí quiero, sí quiero, sí quiero, sí quiero…” así hasta 30 veces, tantas como bodas iban a celebrar.

Dicen en su blog que son muy románticos y que querían hacerlo de forma un poco especial: vamos, que no tenían intención de ir de iglesia en iglesia casándose, sino que querían algo distinto, pero les costaba encontrar una cosa que les convenciera. Por eso decidieron que lo mejor sería inspeccionar cada uno de los destinos para encontrar el lugar ideal en el que casarse.

Distintas tradiciones, distintas culturas, distintas bodas… toda una aventura para “viajar, encontrar amigos y divertirse”, según cuenta Lisa. El viaje está previsto que dure dos años y ahora mismo se encuentran en Sudamérica (en Chile, concretamente), después de atravesar Centroamérica, Estados Unidos y Canadá. “A este paso, vamos a terminar con más de 30 ceremonias”, dice Alex (llevan 20, contando la primera, que fue en Manchester al estilo tradicional).

Cuentan que la boda es una excusa y que al final lo bonito es todo el procedimiento, desde que la gente les propone ideas a través de las redes sociales, hasta que dicen el sí quiero, pasando por todos los amigos que hacen en cada viaje. Si te gusta la idea, pero no quieres casarte, puedes participar en algunas de sus ceremonias: tan fácil como hacer una donación para la pareja o para Unicef.

En su blog, además de las bodas, hablan de todas las peripecias que pasan en los países. Hombre, al final tanta ceremonia puede resultar pesada (teniendo en cuenta que a las bodas se va, fundamentalmente, por el banquete), pero a mí un poco de envidia sí me dan, ¿eh? ¡Menudo viaje de novios se están pegando!

PD: ¿Serán todas las noches “noches de boda” y todas las lunas “lunas de miel”?

2 comentarios

  1. Dice ser cosas humanas

    Una prueba, de tantas, de que dios no existe tal y como nos dicen:
    1- Un ente que se dice ser verdad, la verdad, la única verdad.
    2-Y creó las estrellas al cuarto día, junto con el sol, después de crear la TIerra y la splantas verdes…
    3-Eso es falsedad, error tremendo venido de quien dice ser verdad. Y si por ese error sufren humanos que sí traían más verdad al mundo, esa deidad no existe como verdad ni como justicia.

    10 agosto 2012 | 2:40

  2. Dice ser maria b

    que vida se pegan estos dos…………..vaya suerte !!!!

    10 agosto 2012 | 9:46

Los comentarios están cerrados.