BLOGS
El blog del Becario El blog del Becario

Se presenta el encargado de moderar los comentarios, el personaje más odiado de 20minutos.es

La intrépida vida de Batman en la vida real

Con permiso de mi amiga @sinefectos, voy a adentrarme en el mundo del cine. Afortunadamente para todos los que disfrutan viendo películas, lo mío va a ser rápido e indoloro. Es más, como yo solo entiendo de chorradas no voy a hacer una crítica ni nada por el estilo, quiero buscar el lado humano de la historia, como si en vez del eterno becario que soy fuese un periodista de verdad.

Por eso me pregunto: ¿cómo soporta el pobre Batman vivir cada día con ese peso sobre los hombros? No, no me refiero al peso de ser un héroe, sino al peso de parecer alguien ridículo a ojos de los demás. Me explico. Un tipo que va disfrazado de negro, con unos cuernitos, poniendo una voz grave y haciendo como que salva el mundo, se queda con la chica y deja sin palabras a todo el mundo. Sí, amigos, él se ve como un héroe pero, si existiese, en la vida real veríamos a Batman así:

Vale que el vehículo hace mucho, sí. Ir en una moto de cartón piedra corriendo por las calles de Cambridge como hace The Robson Experience no ayuda, pero obviando el modo de transporte, la verdad es que un Batman, en la vida real, quedaría como un tipo ridículo. Tan ridículo que en un momento dado podríamos darle mi blog.

Bueno, vale, igual no tanto.

Es más, para apoyar mi teoría voy a intentar subsanar los dos errores fundamentales que tiene el protagonista del vídeo con respecto al Batman de las películas: las armas y el vehículo.

1. Quitemos al hombre murciélago esa moto de cartón piedra y pongamos que lleva un lamborghini. Igual que aquel señor al que pusieron una multa por conducir demasiado rápido su Batmóvil.

2. Entreguemos a nuestro héroe algo punzante para que pueda defenderse de los vagos y maleantes, algo parecido a lo que tenía el Batman eslovaco.

¿Mejora la cosa? No, ¿verdad? Me parece que seguiría pareciendo tan ridículo o más que con la moto de cartón y sin armas. No sé, no sé, veo el rollo intrépido, pero no termino de cogerle la seriedad al asunto. Lo mismo es por el disfraz, ¿eh? Pero me da a mí que no requeriría los servicios de Batman, aunque pudiese.

PD: Sé que muchos pensáis que este post es solo una excusa para poner el primer vídeo, el de la parodia de Batman. Pues que sepáis una cosa, todos los que creéis eso… tenéis razón. La cabeza no me da ya ni para buscar excusas.

3 comentarios

  1. Dice ser maria b

    la gente esta muy mal de la cabeza!!!!!

    05 julio 2012 | 16:57

  2. Dice ser freelance sem

    Jjajaj . que Genio

    05 julio 2012 | 17:28

  3. Dice ser vicky

    Es lo que tiene empezar a jugar con las drogas a temprana edad,te quedas en -Eterna temprana edad-

    05 julio 2012 | 23:33

Los comentarios están cerrados.