BLOGS
El confesionario El confesionario

“Observa la verdad y no la traspases. No calumnies a ninguna gente grande o pequeña”, Ptahhotep

Políticos “a pecho descubierto”

Se me quedó clavada una expresión del exalcalde socialista de Sant Adrià de Besòs, Jesús María Canga, quien decidió dejar la alcaldía después de 17 años al frente de este pequeño municipio barcelonés: “Le he cogido miedo a la política; los políticos estamos a pecho descubierto, cada vez más desprotegidos. Ahora se puede malinterpretar una conversación por teléfono con un amigo, un empresario o un colaborador. Corresponde a una forma de política diferente y yo no cambiaré a estas alturas”.

Canga era, efectivamente, un político de raza, de los que iban por la calle y se enfrentaba a los problemas de los vecinos cara a cara, ya fuera en el barrio de La Mina o donde fuera necesario. Es lo que se le pide a un alcalde, ya que los ayuntamientos son la Administración pública de referencia de los ciudadanos. Pero, como él mismo vino a decir, los tiempos han cambiado. Ahora, un alcalde ya no se ve como un alcalde, sino, ante todo, como un político, con toda la carga simbólica negativa que puede tener hoy en día, sobre todo, después de acumularse todos estos años de crisis económica y de casos de corrupción.

La figura protectora y paternalista del alcalde o alcaldesa, que eran vistos como la persona que debía ayudar a desarrollar los barrios, quien creaba parques y jardines y quien impulsaba el bienestar de los ciudadanos, ha sido sustituida por la del gobernante rodeado de asesores políticos, que muchas veces actúa más pensando en las próximas elecciones que en sus vecinos. Los partidos políticos dominan demasiado, en cierta forma, el día a día de las ciudades y hasta los pueblos. Y, con ellos, la presión de los lobbies económicos. Es así como los alcaldes acaban siendo vistos, muchas veces, como personas distantes, que van en coche oficial, que solo aparecen en público para cortar la cinta en alguna inauguración o que solo van a los mercados para saludar a los tenderos cuando están en plena campaña electoral. La dictadura de los aparatos de los partidos ha acabado por dominar el funcionamiento de los ayuntamientos y las decisiones se toman muchas veces más en clave estratégica que pensando realmente en la ciudadanía.

PLataforma Sabadell Lliure de Corrupció

Miembros de la Plataforma Sabadell Lliure de Corrupció denunciando presuntos sobresueldos de 44 alcaldes catalanes. MARIA BELMEZ / ACN

Pero, ¿qué ha pasado? Pues que la gente no es tan tonta como algunos podrían pensar. Y, hoy en día, son los propios vecinos los que se organizan y crean sus partidos vecinales para optar a tener representatividad en su ayuntamiento. Es decir, el vecino puede acabar convirtiéndose en ese alcalde de antaño que la política de despachos ha hecho desaparecer.

La reciente denuncia de los presuntos sobresueldos que habrían percibido 44 alcaldes vinculados a la Federación de Municipios de Catalunya (FMC) no ha hecho más que poner otra vez sobre la mesa el debate sobre si nuestros políticos están en política por vocación social o, simplemente, por dinero. Está claro que, para vivir, necesitas cobrar por el trabajo que haces, pero, ¿es necesario que un cargo público electo cobre? ¿Cuánto debe cobrar y por qué conceptos?

Coincidí en un viaje con un concejal de un ayuntamiento del área de Barcelona -era el jefe de la oposición y con posibilidades de convertirse en alcalde- y me explicó que él no cobraba por su actividad de regidor. Tenía su trabajo, que desarrollaba en una importante empresa catalana -ya, multinacional- y ejercía su actividad pública en el consistorio, simplemente, por vocación. No necesitaba cobrar por ello y no era porque fuera rico, sino porque entendía que no debía recibir ninguna remuneración.

Por otro lado, desde hace ya varios años se venía hablando de las dietas que cobran los políticos, simplemente, por asistir a una u otra reunión. Una asesora de una regidora y diputada me explicó una vez que, cada vez que se acercaba un pleno o una reunión de las diversas instituciones donde ejercía cargos, la secretaria se lo recordaba a la concejala para que no se olvidara de ir, ya que, por el simple hecho de asistir, ya cobraba la dieta. Esta actitud denotaba una forma de hacer política que, por suerte, la sociedad sanciona cada vez más. Incluso se puede decir que ha llegado a ser mal visto.

Otra corriente sobre este tema es la que defiende que un político con cargo debe estar bien pagado para que no tenga la tentación de cometer ningún acto de corrupción. Y, vinculado a esto, hay quien sostiene que los gobernantes deben ser profesionales del sector, igual que para ser médico debes tener el título de médico o para ser maestro debes formarte para ello. Pero, entonces, surge la duda de si todos tendríamos las mismas posibilidades de dedicarnos a ello o, simplemente, accederían a esta “profesión” las elites con más posibilidades económicas de formarse.

Es cierto, Canga tenía razón, los políticos están hoy “a pecho descubierto”, pero, ¿no será porque ellos mismos han cimentado un sistema de partidos basado en el acoso y derribo del rival y no tanto pensando en el interés de los ciudadanos y en el debate real de sus problemas cotidianos? Y, más aún, no son solo los políticos los que están a “pecho descubierto”, sino que todos lo estamos. Y ese es el gran logro que nos dejan todos los casos de corrupción y todos estos años de crisis: la sociedad es hoy más crítica, más solidaria y más consciente de sus valores.

 

 

 

5 comentarios

  1. Dice ser Confesado

    Ay tanto interés en ser rico y no depender de nadie. Que los políticos solo ven el camino que lleva al depósito bancario. Sea la región que sea, de izquierda o derecha. Esto es como la religión todos católicos pero ninguno va a misa. Aquí por España no ay ni uno confesado. Muchos caciques, siguen con la tradición española primero yo y después los demás. Cambiando chaqueta según las circunstancias.

    08 Julio 2014 | 16:12

  2. Dice ser Carla

    Un político debe estar bien pagado, pero no mas que un médico o un comisario o un profesor de Universidad. Y sobre todo debe ser honesto. Y eso pasa por que los dialogos privados con sus amiguetes no generen ninguna duda de su honestidad, y que al menor atisbo de corrupción en sus propias filas reaccionen de inmediato y con contundencia.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    09 Julio 2014 | 07:44

  3. Dice ser Cenar y Salir

    La verdad es que Confesado tiene toda la razón del mundo.
    De el lado que sean su única intención es hacerse ricos a toda costa. La política es una forma “fácil” de llegar a serlo.
    Aquí todo el mundo es muy honesto hasta que se mete a la política, luego se olvidan de sus ideales y lo único que les interesa es hacerse ricos a toda “casta”.

    09 Julio 2014 | 14:15

  4. Dice ser Pirata

    El miedo en la política solo se puede tener si realmente has hecho algo ilegal o sí tienes las manos sucias, que investiguen a este personaje que seguro que hay pringue que sacar.

    09 Julio 2014 | 15:49

  5. Dice ser Julian Martinez

    Lo de hoy no es política ni los de la cabeza son políticos, son bandidos, corruptos y demonios forajidos.
    Indudablemente, hoy nos encontramos en la situación donde la mayoría de la sociedad humana, nos han convertido en marionetas similar a maquinas robóticas, pero el programa no esta terminado porque el fin es convertirnos en bolas de carne sin poder pensar para disponer de tu dirección como persona humana.
    Esto es la creación del esclavo moderno científico para explotar todo lo que se mueve.

    Lo que se esta acercando por todo el planeta, es algo así, como los demonios que han invadido los Estados, creando el terrorismo sin piedad y aterroriza impidiendo el derecho a la vida. Esta situación no hay dios que lo pare, solo serán los propios pueblos que hoy sufren la caída humana y social ante la corrupción sin piedad creando el mal con tecnología.

    Es urgente poner los medios para parar estas barbaries antes que sea tarde, porque el camino de las bestias tienen como objetivo, la descerebración humana que ya hoy tenemos y sufrimos los muchos descerebrados y enfermos por los hechos de corruptos y enmascarados esquiroles que el sistema fascista y moderno como salvadores gobiernan con poderes y atribuciones que los pueblos no les han dado.

    Mientras no se deje en olvido las luchas sociales del pasado, y adaptarse a lo nuevos tiempos, atacando las tecnologías que con mal nos la emplean y nos la están metiendo. Tengamos en cuenta que España y el sur de Europa, son los puntos de ensayo moderno con muchas falsas promesas y entrenamiento que por esto y mucho mas hoy están sufriendo tanto sus pueblos.

    10 Julio 2014 | 02:17

Los comentarios están cerrados.