El confesionario El confesionario

“Observa la verdad y no la traspases. No calumnies a ninguna gente grande o pequeña”, Ptahhotep

Entradas etiquetadas como ‘gobierno’

La hoja de ruta de Rajoy

Podríamos pensar que estas elecciones europeas son más importantes en clave española y catalana que no por lo que respecta al futuro de Europa. Y es que, dependiendo del resultado electoral (con la pugna PP-PSOE a nivel estatal y CiU-ERC a nivel catalán), se desencadenará una hoja de ruta u otra. Por lo que me explican fuentes del PP, la de Rajoy con respecto a Catalunya sería la siguiente:

1. El PP confía en ganar las auropeas, aunque sea por poco. Poco después de las elecciones, empezarán las ofertas al presidente de la Generalitat, Artur Mas: primero, una mejora de la financiación y, de algún modo, del autogobierno.

2. El PP negociaría en paralelo con el PSOE, que sigue apostando por una reforma de la Constitución. Los dos grandes partidos españoles podrían llegar a algún tipo de acuerdo con respecto a Catalunya y, también, referente a otras cuestiones de Estado, como las pensiones. Incluso Felipe González ha llegado a especular sobre un gobierno de concentración nacional. Los populares creen que se deben acometer grandes pactos en cuestiones muy sensibles. Su idea es cerrarlos con Alfredo Pérez Rubalcaba, que desgastaría su imagen ante el votante socialista y que, una vez concluidos estos acuerdos, daría paso a otro líder del PSOE, que abanderaría después la oposición hasta las próximas elecciones generales.

Consulta soberanista

Papeletas de la consulta soberanista.

3. A Rajoy le fastidiaron dos grandes cosas de Mas. Una, que se reuniera con él en la Moncloa y, acto seguido, el President convocara elecciones anticipadas porque no obtuvo el pacto fiscal (no le gustó, porque se lo hubiera dado si las condiciones económicas del país lo hubieran permitido, pero entonces la crisis estaba en su peor fase y, ahora, Rajoy ya se puede plantear la mejora de la financiación tras las elecciones europeas). El otro gesto que le sentó fatal a Rajoy fue que Mas anunciara, junto a sus socios parlamentarios, la pregunta y la fecha de la consulta. No se lo esperaba. Teniendo en cuenta todo esto, el presidente del Gobierno hará ofertas a Mas por fases. Lo que pasa es que el President deberá someter cualquier hipotético principio de acuerdo o propuesta de Rajoy a una consulta, ya sea por vía de referendo o con elecciones plebiscitarias.

4. Si ERC ganara a CiU en las próximas elecciones europeas, los populares confían en que la más que posible brecha que se abriría entre Convergència Democràtica de Catalunya y Unió Democràtica de Catalunya sea una señal para que Mas acepte una nueva negociación dentro de los parámetros del pacto fiscal, mejora del autogobierno y quizás algún tipo de retoque de la Constitución. El President ya ha anunciado que quiere retomar el diálogo con Rajoy y le ha pedido que “no obstruya” la ley de consultas catalana para evitar “un mayor conflicto”. Mas hace un llamamiento a “no cerrar en falso” el encaje de Catalunya con el resto de España. La correlación de fuerzas ERC-CiU y cómo encaje la coalición CDC-UDC una hipotética derrota electoral en las europeas puede ser determinante para un acercamiento Moncloa-Palau de la Generalitat. Eso sí, lo que está claro es que los catalanes votarán sí o sí, ya sea en una consulta -Mas le pide a Rajoy que proponga él qué pregunta quiere, incluso sobre una reforma de la Constitución- o bien en unas elecciones catalanas en clave plebiscitaria.

Es así como la hoja de ruta de Rajoy empezará justo la noche del 25 de mayo, cuando se conozcan los resultados de las europeas.

 

¿Repago o (re)robo?

Si esta crisis económica ha dejado claras tres cosas es que de ella saldremos con más pobres, con ricos más ricos y con el llamado repago de los servicios públicos instaurado, seguramente, para siempre. El nuevo sistema es perverso y, bajo la falsa excusa de garantizar el estado de bienestar, está castigando a la ciudadanía de forma sutil, pero continuada, mediante la imposición de tasas y re-tasas. Este goteo de copagos afecta a la justicia, a la sanidad o a la seguridad ciudadana.

Robo al estilo Ronaldinho

ORIOL CAMPUZANO/ ACN/ ARCHIVO

En el caso de Cataluña ha llegado a unos extremos que incluso parece que la delincuencia juega a favor de los intereses del gobierno de turno. Estaremos de acuerdo que los ciudadanos ya contribuimos con nuestros impuestos a pagar el funcionamiento de los juzgados, los hospitales o los cuerpos de seguridad. Fijémonos precisamente en este último ámbito.

Hoy en día, que te roben la cartera en Barcelona no es nada extraño, sobre todo, con tanto turista, puesto que el oficio de carterista es el único que no ha notado la crisis. En julio de 2011, los Mossos tenían censados a 400 carteristas habituales. En septiembre de 2012, había 150 de ellos actuando en el Metro de la capital catalana, donde había 200 hurtos a la semana. Hace pocos días nos explicaban que 101 multirreincidentes acumulaban 6.057 detenciones y 3.085 denuncias penales.

Pues bien, aunque entre todos pagamos a nuestra policía, está claro que la policía no puede garantizar nuestra seguridad al 100%. Por lo tanto, tributamos por un servicio que no es efectivo ni mucho menos, puesto que nos roban. Pero, es precisamente cuando nos roban cuando entra en juego el famoso repago.

Si te quitan la cartera, seguramente, llevarás dentro al menos el DNI y, si eres conductor, el carné; y, muy posiblemente, la cartilla sanitaria, además de alguna tarjeta de crédito. Cuando te roban, el Estado te obliga a abonar unas tasas para renovar todas esas tarjetas y carnés que te han birlado. Por el DNI, debes pagar 10,50 euros; por el carné de conducir, 19,50 euros, y por el duplicado de la tarjeta sanitaria, en Cataluña, desde el pasado 1 de marzo, ya hay que pagar 7 euros. En este último caso, la Generalitat te obliga a acudir a una entidad financiera -como las que ya hemos contribuido todos a rescatar- para abonar la correspondiente tasa.

Es así como el repago se multiplica y multiplica y multiplica, alimentando también a los bancos. ¿Qué se lleva el ladrón si te roba la cartera? Solo tarjetas de plástico. ¿Quién pone precio a esas tarjetas deplástico? Los Gobiernos, mediante el repago de las tasas. Por lo tanto, se puede deducir que, gracias a los carteristas, las arcas públicas se nutren de un dinero que, de otra forma, no tendrían. ¿Sabéis cuántos delitos de hurto se denunciaron en 2013 en Barcelona? 96.243. ¿Sabéis cuánto dinero habrían ingresado en tasas por renovación de DNI, carné de conducir y tarjetas sanitarias los gobiernos español y catalán si todas esas víctimas de los carteristas hubieran tenido que renovar su documentación robada? Pues más de 3,5 millones de euros en un solo año.

En resumen, cuando sufrimos un hurto, encima nos obligan a pagar unas tasas, castigándonos así doblemente a nosotros por la falta de seguridad en nuestra ciudad. Moraleja: La actividad de los carteristas ayuda al Tesoro Público; y si te roban la cartera verás cómo, gracias al repago, acabarás siendo víctima de un (re)robo.