"El deseado bien último se alcanza mejor mediante el libre comercio de ideas".(1919) Juez O. Wendell Holmes del Tribunal Supremo de EE UU

A vueltas con los toros

Si le he entendido bien al director el compromiso de “20 minutos” con los toros no es “esencialista”, no se trata de predicar la abolición ni de pretender que estamos ante una acontecimiento imprescindible. Hagamos, simplemente, periodismo, es decir contar lo que ocurre que sea interesante para el público y hacerlo de la mejor forma posible. Los toros son noticia que interesa a mucha gente. No por ello tienen que ser materia obligatoria de un medio informativo, sus lectores tienen sobradas oportunidades para enterarse de lo que les interese en otros medios.

Las ferias taurinas en la mayor parte de las ciudades de España suponen un acontecimiento festivo que llena páginas de todos los periódicos y muchas conversaciones ciudadanas. Y los entendidos, que son legión, defienden sus preferencias con pasión y argumentos, y con despliegue de conocimientos.

No soy taurino, no conozco la materia, no tengo opinión, pero no soy contrario y asisto a alguna corrida sin que me produzca entusiasmo. He visto torear a José Tomás en dos ocasiones y me ha estremecido, sencillamente es distinto. Aunque no sabría explicarlo.

El caso de este torero trasciende la propia fiesta. Hay un antes y un después. El personaje es sugestivo, independiente, con personalidad. Es el que más cobra porque es el que más ingresa. Y tiene carácter para renunciar a honorarios adicionales de hasta un millón de euros por corrida pasada por televisiones de pago. ¿Cuántos hubieran comprado el derecho de ver cualquiera de sus dos últimas corridas en Las Ventas por la tele?

“20 minutos”, su director y editor, tiene derecho a tomar distancia a los toreos, pero no pueden pasar por alto un acontecimiento que ha sido primera página en todos los medios. He repasado el magnífico libro que acaba de publicar el crítico de El Mundo, Villán, magnífico escritor y moderado tomasista, y tengo ganas de leerlo con atención. Las fotos son magníficas. Y prometo leer el libro que sobre José Tomás acaba de publicar mi amigo Carlos Abella, uno de los autores con más obra de divulgación taurina. En los toros hay toros, toreros y emociones. Y algo más. Puede no gustar, pero existir existe.

84 comentarios

  1. Dice ser freya

    La gran diferencia entre aficionados y antitaurinos es y será siempre que los primeros respetamos a los segundos.No se defiende algo cargando contra el contrario, atacandolo y deseandole el peor de los males que en este caso es disfrutar con la cogida de un matador de toros. No, no es así, porque para defender algo primero hay que tener respeto al igual que hacemos los aficionados que cada tarde acudimos a los toros, que cada mañana acudimos a los encierros y vemos grupos de antitaurinos sentados en el suelo protestando o intentando bloquear las puertas de acceso…¿Acaso yo siguiendo vuestro ejemplo y vuestras teorías debería pasar por encima de ellos o enzarzarme en una discusión absurda cuyo unico fin sería la imposición de mis principios?.Soy una fiel lectora del 20 minutos, pero me entristeció mucho comprobar que ayer cuando a primera hora de la mañana me conecté para buscar alguna referencia sobre el estado de salud de Jose Tomás no encontrase más que una portada de Interviú y los nuevos comentarios de Risto Mejide.Puedo entender el punto de vista de este diario a la hora de tomar la determinación de no informar sobre las corridas de toros, pero lo que no llegaré a entender es como NO se puede informar sobre el estado de salud de una persona solo por ser matador de toros.No me importan los pechos de Esther, ni si Noemi Galera se quiere vengar de sus alumnos, ni si a Pilar Rubio le chivan las preguntas que tiene que hacer… Lo que me importa es mi derecho a estar informada.He seguido a Jose Tomás desde prácticamente sus inicios, y siempre hubo un antes y un después.Y solo aquellos que le han visto, se han emocionado y han disfrutado pueden entenderlo.Le pese a quien le pese Jose Tomás será aún más Jose Tomás si cabe.

    17 junio 2008 | 09:42

  2. Dice ser miloren

    “- Terminar con los toros bravos. Se extinguirían en 1 generación porque nadie tendría esa especie en sus cortijos para nada.”El toro bravo no es una especie natural, sino un bicho modificado genéticamente. Que le den por ahí.”- Terminar con muchos puestos de trabajo.”No podríamos entonces acabar tampoco con la mafia rusa o siciliana, también crean muchos puestos de trabajo.”- Terminar con la fiesta representativa española.”Si lo que nos representa es esa crueldad, apaga y vamonos. La mafia se asocia con los italianos, los gitanos pobres con los rumanos, y no van por ello a respetar esas cosas. La mayoría de los españoles está contra ella, a mi no me representa.Sobre todo, se prohiba o no, NO puede darse por la tele a media tarde, que hay niños, leches.

    17 junio 2008 | 09:54

  3. Dice ser miloren

    La gran diferencia entre aficionados y antitaurinos es y será siempre que los segundos respetamos a los animales, freya.

    17 junio 2008 | 09:57

  4. Dice ser Mónica

    Yo no sé cómo nos dejaron entrar en la Unión Europea con semejante fiesta nacional. Menudo pollo se ha armado con la (no)noticia de José Tomás. Parece que sea un jefe de estado, por favor. Que asco. Me importa tres pimientos lo que le pase a este tío y a todos los maltratadores de animales.Para el comentario de i.p: la hipocresía no tendrá límites, pero la demagogia tampoco (es lo que tú acabas de hacer). Los futbolistas no hacen daño a nadie y ganan diner porque generan dinero. Así de simple. Si nadie se hiciera socio de los clubes y nadie fuera al campo a verlos, cobrarían menos (por no hablar de las marcas que los publicitan). ¿Qué tiene que ver que en el mundo mueran niños? ¿Hay alguna relación causa-efecto? NO AL TOREO

    17 junio 2008 | 09:58

  5. Dice ser yomismo

    NO AL MALTRATO ANIMALLos toreros no son valientes heroes, son crueles asesinos de animales.http://en-que-piensa-la-gente.tublog.es/archives/2008/06/06/los-t

    17 junio 2008 | 10:13

  6. Dice ser paco77

    Aclaraciones a los argumentos taurinos:- Ningún mal justifica otro mal. ¿Por que se mueren niños de hambre podemos torturar hasta la muerte a animeles indefensos? Este razonamiento es simple y no la haría ni un niño de primaria.- Los toros no desaparecerían, con los 540 millones de euros que damos todos los años para enriquecer a los toreros y empresario, se crearian programas para mantener a los toros, a las dehesas y sobraría mucho para educación, sanidad, desarrollo, etc..- Sólo hay cientos de personas que trabajen a tiempo completo en el negocio taurino. Con los impuesto que damos a los torturadores se crearian programas de formación en otros trabajos más dignos.- Los toros no representan a España: sólo hay un 7% de aficionados, en Canarias no hay toros. ¿Los canarios no son españoles? ¿Sólo son españoles ese 7%?- Respeto: es lógico que la postura antitaurina sea respetable, ya que es la de la vida, la del respeto a los animales, la diversión sin sufrimiento. Lo contrario: la muerte, tortura de animales, sadismo,.. no creo que sea muy respetable.

    17 junio 2008 | 10:17

  7. Dice ser mariano sesma

    Dicen que los toreros se juegan la vida MENTIRA, no hay más que ver cuantos toreros mueren en el ruedo.Se juegan mucho más la vida los albañiles, los mineros, los pescadores etc etc y no ganan ni para pagar la puñetera hipoteca.Creo que había que dar cursillos de puntería a los toros, para que enganchen de verdad y de vez en cuando ver unas tripas por el suelo que no sean de toro o de caballo.Muchos dirán que soy un salvaje, que se miren en el espejo y si no son mononeuronales cosa que dudo, verán lo que una y otra vez los llamados antitaurinos intentamos decir.El verdadero toreo al menos sería el que hacen los recortadores, hombre, toro sin mas ni capa ni espadas ni nada el toro no sufre esta barbarie y el torero se luce, pero claro no hay huevos ni agilidad ni fuerza para hacer eso y sobre todo no hay sangre que en definitiva es lo que se quiere SANGRE SANGRE no importa de quien solo SANGRE.

    17 junio 2008 | 10:27

  8. Dice ser ro

    Los taurinos siempre piden respeto por su “afición”. No lo comprendo. Es como si mi “afición” fuese sacarle los ojos a los niños con cucharillas. Eso simplemente no es admisible.No al maltrato y el sadismo.Un diez para Arsenio por su postura ante la crueldad (toros) y la explotación (prostitución)

    17 junio 2008 | 10:31

  9. Dice ser Innn

    He oído que José Tomás ha dicho que quiere hacer historia, y morir en el ruedo…No comprendo ese desprecio por la vida. José Tomás no es arte, es espectáculo. NO ME GUSTA.

    17 junio 2008 | 10:33

  10. Dice ser MªJosé.

    Me horrorizan las fiestas cuya exclusiva finalidad es la tortura, sufrimiento, agonía y muerte de un animal para el disfrute morboso de esa masa humana que vocifera sin piedad en ese espectáculo cruel y despiado al que llaman con cinismo arte y Fiesta Nacional y del que se han dicho para justificarlo las mayores sandeces que he escuchado en mi vida, tales como que “el toro no sufre, porque tiene un sistema nervioso que le insensibiliza el dolor”, “si no fuera por las corridas, no existiría su raza”, “que el toro siente una enorme satisfacción de morir de esa manera noble” o “es un orgullo para el toro morir en una plaza”, etc. todas dignas de entrar en la Antología del disparate o salidas de la pura imbecilidad humana. La campaña antitaurina de la cantante Alaska con el lema ‘La verdad al desnudo: la tauromaquia es cruel’ me ha parecido acertada.Es una penita que siendo España la patria de Velázquez, de Murillo, de Zurbarán, de Goya, de Cervantes, de Galdós, de Severo Ochoa, de Ramón y Cajal, de Picasso, … un país poseedor de tan importantes y ricos valores y manifestaciones culturales se nos conozcan más por esa vergüenza de Fiesta que hace apología de crueldad y salvajismo.Estoy por la ética aplicada a todos los seres humanos y también animales, creo sinceramente que el grado de civilización de un país se manifiesta asimismo en el mayor grado de respeto y trato sensible y humanizado hacia los más seres más débiles, deseo de verdad que aquellos animales destinados al consumo humano puedan vivir y morir con el mínimo sufrimiento y, en todo caso, no se deberían justificar las barbaries de algunos mataderos, granjas, etc. para justificar una salvajada como son las corridas de toros.A mí no me interesan las teorías elaboradas del llamado arte de la tauromaquia, de la misma manera que nunca he soportado los razonamientos justificativos de los castigos corporales y la condena de muerte, a mí sólo me basta observar el rostro agonizante y torturado, el sufrimiento atroz e inocente de un toro que no sabe qué le está pasando.Para acabar, el tal José Tomás, este es un personaje verdaderamente inquietante, le veo cara de psicópata.Un saludo.

    17 junio 2008 | 10:40

  11. Dice ser Anonimo

    pandilla de hipocritas, cuantos sois vegetarianos? cuantos de vosotros comeis lechal, o cochinillo o ternera blanca? sabeis como se sacrifican esos animales?Estais absolutemente mediatizados si no quereis crueldad con los animales, impedidla toda no la perte que cubren vuestros idolos televisivos.

    17 junio 2008 | 10:57

  12. Dice ser Sara

    No hace falta humanizar a un animal para saber que el toro tiene desarrollada la percepción y los estímulos del dolor igual que nosotros. Si decimos que es un arte también podríamos decir que alguna obra que algún psicópata acometió contra personas lo es. No puedo entender a los taurinos y sólo espero que algún día comprendan que el dolor físico nada tiene que ver con la inteligencia y que, al igual que la muerte, no distingue entre el hombre y el animal: llega y duele igual. Me da vergüenza ser española.

    17 junio 2008 | 10:58

  13. Dice ser María

    Para empezar, este ser, el Tomás ése, no tiene más que lo que se merece: él se lo guisa y él se lo come. ¿Hay que sentir pena por él? Yo prefiero sentirla por la cantidad de niños también con nombres y apellidos que mueren en los hospitales o en el 3º mundo a diario, que esos sí que mueren, no este matarife con mallas catetas cuya vida ya ni siquiera corre peligro. Y por supuesto, por todos los inocentes que mueren víctimas de maltrato, sean personas o animales, ya que amar ambas cosas nos es incompatible. El amor, mientras más se dá, más se tiene.Para continuar, seguro que hay noticias mucho más relevantes nacional e internacionalmente que hablar de este tío, cómo dónde va a parar todo el dinero público que se destina a fomentar la sangre en un país que tiene carencias en TODO.Y finalmente, opino que para hablar de estos seres que necesitan del sufrimiento ajeno para poder disfrutar ya están todos los demás medios, a los cuales no les importa ponerse en pompa y pringarse de vaselina. Dejemos que exista prensa, tv y radio independientes, que no tengan por qué temer a la mafia taurino-malaya.LA TORTURA NO ES NI ARTE NI CULTURA.Bien por 20 Minutos. Gracias por poner una nota de cordura entre tanto psicópata sanguinario.

    17 junio 2008 | 11:01

  14. Dice ser Jorge

    Cuánto hipócrita sufriendo y estremeciéndose cuando ven morir a un animal, y ni tan siquiera se inmutan ante las verdaderas tragedias que ocurren a diario.Salvar a lo toros, pollos, cerdos, vacas,…. no comáis chuletones, ni jamón, chorizo,….. pobres animales muertos para el disfrute humano… cuánto sufrimientoHIPOCRITAS!!!!!!!

    17 junio 2008 | 11:10

  15. Dice ser Histerias

    Si bien nunca he ido a una corrida, no entiendo, no me llama, no me emociona y siento cierta repulsa al ver agonizar a un toro, como ser vivo, no como persona, sí que comprendo el valor de las corridas de toros. Es una parte universal de nuestra cultura -lo cual no significa que a todos nos gusten los toros o estemos a favor, hay que saber diferenciar, la paella tampoco nos gusta a todos-, los toros han inspirado a muchísimos artistas patrios y extranjeros, el animal recibe una vida envidiable salvo sus tres últimos días, de acuerdo. Pero aquí, entre tanto humanista, encuentro muchos que se alegran de la muerte o las heridas de un ser humano, catalogando al toro, la bestia, por encima de la persona, resultando ellos peores que los toreros, pues el razocinio humano nos lleva a entender la muerte de manera diferente a la de los animales. Los toreros poseen familia, hijos, mujeres, padres, etc. José Tomás puede que un día le salve la vida a otra persona, tal vez, por su capacidad para comprender, para dialogar, para ayudar al prójimo, algo que un toro, como animal, no hará jamás. O José Tomás lleve a cabo una donación millonaria que contriubya a la investigación y futuro curamiento de alguien, tal vez un familiar tuyo, cercano. El mundo animal tiene dos funciones, la de soporte del ciclo de la naturaleza, y la del alimento, bien humano o bien para otros animales. En los mataderos, en la caza, en la pesca del atún y demás peces, todo animal sufre, agoniza. ¿Acaso se acude a la puerta de las granjas en defensa de las gallinas enjauladas? ¿Acaso se manifiesta alguien para que a las vacas les quiten los succionadores de leche? ¿Acaso en los mataderos les dan a los animales amor y caridad y lloran viéndolos morir? ¿A alguien le gustaría nacer oca para que te hagan foi?Yo mantendría la fiesta nacional, por lo que ha sido y es, al que no le guste que no la vea, como hago yo, que mire hacia otro lado como hacemos con cosas muchísimo más importantes en la vida. Lo que sí que sobra son todas las salvajadas de fiestas en pueblos de toda la geografía española en las que maltratan cobardemente, el pueblo entero, borracho, a un pobre toro, ya sea poniéndole fuego, tirándole dardos, o persiguiéndolo con una lanza bien afilada. Eso sí es cobardía y barbaridad, eso sí denota una condición humana proclive al linchamiento y al abuso, apelando a lo más bajo de nuestra personalidad.La naturaleza, el mundo, se rige por unas normas y leyes de lucha obligada, de matar para sobrevivir. Existe algo ineludible que es la muerte, y para evitarla todo ser vivo recurre a cubrir sus necesidades básicas, alimentación, sed, compañía, reproducción, etc. No neguemos las propias leyes de nuestro planeta Tierra, el Hombre es el animal superior, por inteligencia nada más, y ello le permite administrar los recursos de un modo más eficaz, organizado, y tratando de que nos lleguen a todos -los países desarrollados-. Tuvimos suerte en nacer humanos, si hubiéramos nacido ratones nuestra misión sería ser alimento de rapaces, víboras, gatos, o probador de medicamentos en laboratorios humanos. Las cosas son como son, las marca la propia vida, no queramos pintar todo de rosa poruqe entonces empezamos a perder la inteligencia, la perspectiva real, y nos convertimos en débiles, y ya los somos bastante.Por otro lado, a los de 20 minutos, que se congratulan tanto de no publicar noticias taurinas o anuncios de prostitutas, pues hombre, me parece en su derecho, no lo comparto, porque para empezar a prescindir de temas por el asunto moral, habría que comenzar bien y con un par, es decir, sin que ningún medio citara el terrorismo de ETA, y luego que vayan ajustando su línea editorial a la moral de cada director, como mejor les parezca.

    17 junio 2008 | 11:19

  16. Dice ser pan y circo

    A FRANCO le apasiona las corridas, siempre los dictadores han gustado de este tipo de espectáculos y los ha fomentado para distraer a los borregos, y así no pensar en los problemas.Ahora estamos con una crisis económica de caballo, y aquí se distrae al personal con el debate acerca de la tortura pública de un toro.

    17 junio 2008 | 11:23

  17. Dice ser siglo XXI

    Una cosa es la necesidad de matar para comer y otra es organizar unas fiestas para excitar a las bestias que todos llevamos dentro, disfrutando con el acoso y tortura de un animal con el único fin de pasarlo bien. Mala sociedad es esa.

    17 junio 2008 | 11:33

  18. Dice ser Blank

    Para mí, la tauromaquia es algo despreciable. Pero una cosa es ser antitaurino, y otra muy distinta es esa espantosa brutalidad verbal que se lee en estos foros. Pedir la muerte de José Tomás, o establecer comparaciones entre la crueldad del toreo y sacar los ojos a niños es impropio de personas civilizadas.Y los evocadores de la cultura, deberían pensar un poco antes de escribir. Las corridas de toros no sólo le gustaban a Franco (no tengo ni idea de si le gustaban al enano esas cosas). Los toros han atraído a cientos de personas cultivadas e inteligentes, y forma parte de un acervo cultural donde destacan grandes nombres como el de Picasso (con quien me habría tomado unos vinitos mucho más a gusto que con algún supuesto amante de los animales del género bruto).De verdad: para oponerse a la tauromaquia no hace falta pedir tripas de torero a la plancha.

    17 junio 2008 | 11:40

  19. Dice ser David

    La actitud antitaurina de 20 minutos me parece totalmente respetable. Lo que me parece un tanto cinico es no declararlo abiertamente y con todas las consecuencias. “Si, somos un medio antitaurino y por tanto no publicaremos ninguna notica referente al mundo del toreo”.Lo que no se puede ir es de imparcial cuando hay una parcialidad manifiesta, el dejar de informar para no promocionar es tomar una postura parcial y por lo tanto hay que asumirla con todas las consecuencias.

    17 junio 2008 | 11:40

  20. Dice ser lila

    jose tomas.( que asco me das) si no me equivocoislero mato a manolete, avisparo a paquirri ytu a que esperas, ojala pudiesen clonar a isleropara que te diese la muerte.por que si mal no recuerdo dijistes q querias morir como el en la plaza. pues ya tardas demasiado.

    17 junio 2008 | 11:48

  21. Dice ser usuaria

    A los que defienden los toros como cultura: tambien era parte de nuestra cultura pegar a la mujer y a los hijos. A los que dicen “si no te gusta no vayas” “no intentes imponer tus ideas”, de acuerdo, cuando vea a un violador en acción miraré para otro lado, no intentaré defender a la víctima ni le intentaré imponer al violador la idea de que lo que hace está mal. Al que dijo que no “humanizaba” a los animales, estoy contigo, yo tampoco humanizo a “entes” como tú.

    17 junio 2008 | 11:54

  22. Dice ser Asesinos Retrasados

    lo dijo Jan:”Mucha hipocresía hay con los toros.Para muchos es un crimen matar un toro, pero nunca se han preguntado por el tipo de vida de las vacas que comen”¿Te consuelas tu mismo escribiendo esas imbecilidades?, una cosa es matar para COMER, y otra matar por SATISFACCIÓN.Retrasados mentales. Y no de imbéciles, sino temporales, que tenéis la mente del S. XIIEl día que te apuñalen avísame para cortarte las orejas y el rabo y dárselas al que te lo haga.

    17 junio 2008 | 11:59

  23. Dice ser Hipócrita.

    La tauromaquia está mal.Pero los filetones de ternera no me los quita nadie…

    17 junio 2008 | 13:04

  24. Dice ser MªJosé.

    Blank, aunque estoy de acuerdo en conjunto con tu comentario, sólo una aclaración: Picasso era un magnífico pintor pero muy mala persona, el desprecio de la que hizo gala siempre hacia su propia familia y la crueldad con la que trataba a sus mujeres le hacía bastante despreciable. Claro que la tauromaquia ha inspirado a intelectuales y artistas, de la misma manera que las obras de arte han retratado con brillantez las escenas de la batallas, de los horrores, de los fusilamientos, de las torturas (por ejemplo, ahí tenemos las pinturas de las corridas de toros de Goya; el pintor aragonés recurre a un tema que a primera vista puede parecer de recreo pero, según los especialistas, manifiestan una visión bastante crítica: una mirada atenta nos conduce a entenderlos bajo la perspectiva de la violencia, la crueldad y la muerte, situándolos en el ámbito crítico y estético de Los desastres de la guerra. De este modo Goya se hizo eco del debate que sobre la legitimidad de la tauromaquia existía en el seno de la sociedad ilustrada, donde algunos de los más prestigiosos intelectuales del momento, como Jovellanos o Vargas Ponce, la habían puesto en tela de juicio, llegando a propiciar su prohibición), por no hablar de las fantásticas pinturas dedicadas a la Inquisición o de sus Autos de fe, como las de Pedro Berruguete o las del propio Francisco Goya. Entonces, no se debe confundir la genialidad del artista con su calidad humana. También supongo que en los circos romanos muchos hombres de letras y ciencias disfrutarían de los sádicos espectáculos tan frecuentes en la Roma clásica, y no sólo el vulgo ignorante y embrutecido de esa época.Por otro lado, personalmente no me gusta la carne (prefiero las legumbres) pero veo coherente pedir que se garanticen métodos éticos para evitar el máximo sufrimiento del ganado destinado al consumo de los que gustan de los filetes, y otra cosa muy diferente es justificar espectáculos bárbaros para excitar los malos instintos de esa masa que siente fascinación por semejante martirio público, y que tanto recuerdan a los patíbulos de historias pasadas con el apoyo apasionado de una sociedad que asistía impávida a tales escenas tan “ejemplarizantes”.

    17 junio 2008 | 13:11

  25. Dice ser galgo

    Fernando, un acontecimiento festivo no puede nunca estar constituido por un espectáculo en el que un toro, o cualquier otro animal, es torturado hasta la muerte. Y muchos menos pretender que sea una de las señas de identidad de un país, sin que ello motive controversias.Las informaciones que se dan sobre estos espectáculos siempre hacen apología de los mismos, de ahí, que agradezca a este periódico la sensibilidad que ha mostrado evitando dar cobertura informativa a estas matanzas.¿Puede la juerga de algunos justificar la barbarie?

    17 junio 2008 | 13:15

  26. Dice ser David malaguita

    Yo pienso que lo mínimo que deberíamos pensar de una persona que se juega la vida de la forma en que lo hace José Tomás en los ruedos sería un respeto profundo. Una persona que con tal desprecio de su vida la pone en bandeja del respetable es algo que nos conmociona y que más allá de gustos debería mover a respeto a todos. Pero hay muchos por ahí, y en la vida te encuentras con unos cuantos, qiue prefieren ver morir a un ser humano que a su bonito perrito de aguas. Estos seres tarados socialmente alienados luego se suben furibundos en los púlpitos clamando por la sangre de los toreros. Son los fánáticos justicieros.Por otra parte me gustaría hablar sobre la hipocresía de una sociedad acomodada y de pitiminí, que niega y desprecia cuando ve lo que luego engulle con delectación sibarita en restaurantes. Es como si dijeran (y de hecho lo dicen) por favor no maten al cordero que me da mucha pena pero luego me lo hacen con salsa a la pimiento que es un plato exquisito. Y contra menos años más sabroso.Sí, luego están los paliativos…pero eso no afecta a la idea de fondo.De todas maneras, argumentos como los de María José, expresados con tranquilidad sin necesidad de pedir la cabeza de Tomás, son respetables y tienen también su punto de verdad, pero otros, oigan déjense de fundamentalismos y si no les gustan los toros no vayan a verlos y dejen de joder la marrana.

    17 junio 2008 | 13:39

  27. Dice ser MªJosé.

    David malaguita, gracias por entender mi punto de vista y, desde luego, sin apearme ni un ápice de mis convicciones antitaurinas, que conste que encuentro un disparate descomunal pedir la muerte de ningun torero, ya que si estás en contra de la violencia ejercida contra un animal no puedes al mismo tiempo desear la violencia contra un ser humano por más rechazo que éste nos pueda provocar. Una barbarie no justifica otras barbaries mayores. Un saludo cordial.

    17 junio 2008 | 16:09

  28. Dice ser PABLO

    MUCHO HABLAR DE LOS TOROS QUE TAL Y QUE PASCUAL….PERO CUANDO LOS MOROS AQUI EN NUESTRO PASI,DEGOLLAN A CORDEROS EN PISOS,PATIOS PUBLICOS O EN CUALQUIER SITIO,COSA QUE ES ILEGAL,NO DECIMOS NADA,ES SU CULTURA………….SIEMPRE ATACANDO LO QUE SEA TRADICION O LO QUE SEA AUTOCTONO….Y OJO QUE NO ME GUSTAN LAS CORRIDAS DE TOROS.PERO CONSENTIMOS TRADICIONES ASQUEROSAS DE TERCERMUNDISTAS,POR SER MODERNOS….COMO LOS NEGROS LE ARRANCAN EL CLITORIS A SUS NEGRAS HIJAS…..PERO NO TENEMOS REPAROS EN INSULTAR A LA IGLESIA O A NUESTRAS TRADICIONES,ESO SE LLAMA ENDOFOBIA,QUE SIGNIFICA ODIAR A TU GENTE Y A TODO LO QUE REPRESENTA A TU ENTORNO.

    17 junio 2008 | 17:19

  29. Dice ser TALANTE TALANTOSO

    Hay que negociar con los toreros para conseguir el fin de la violencia.¡TAAAAAAAALANTE ZAPAAAAAATERIL POOOOOOWER!

    17 junio 2008 | 19:08

  30. Dice ser ricardo

    Para no ser aficionado, lo eres bastante.Yo no lo soy y, de hecho, estoy radicalmente en contra. Entiendo, fíjate, que hasta pueda resultar estremecedor ver a José Tomas torear en Las Ventas, siempre y cuando, no se tenga en ninguna consideración al otro protagonista: el toro.Tenerle en consideración, significa, respetarle en sus necesidades y derechos, respetarle en su capacidad de sentir, de querer ser libre, respetar su integridad física. No tener en cuenta esto, permite ser aficionado o permanecer al margen. Bajo mi punto de vista, egoista, injusto, involucionado.Mostrar que el toro, es un individuo sensible y que, por tanto, merece ser respetado también conlleva consecuencias graves.Imágenes de las agresiones a los activistas de Igualdad Animal en la Monumental de Barcelonahttp://lacomunidad.elpais.com/l-ricardo-vegano/2008/6/17/imagenes…Imágenes de las agresiones a los activistas de Igualdad Animal en la Monumental de Barcelonahttp://lacomunidad.elpais.com/l-ricardo-vegano/2008/6/17/imagenes…Se descuelgan del tejado de la Monumental para boicotear una corrida de toros y agreden con palos a otros cuatro activistas en la misma plaza!http://lacomunidad.elpais.com/l-ricardo-vegano/2008/6/16/se-descu…Un saludo,ricardo.

    17 junio 2008 | 19:35

  31. Dice ser Histerias

    Confundir cultura con ciertas actitudes salvajes de un determinado perfil masculino es un error. Nunca formó parte de nuestra cultura golpear a las mujeres, afirmar eso es para hacérselo mirar. Pero en fin, se vuelve a incurrir en el mismo error, deshumanizar al hombre para humanizar a la bestia. Ni tampoco es lo mismo mirar hacia otro lado si no te gustan los toros, como hacemos muchos, porque así no contribuímos a su continuidad ni su sostén económico, que mirar hacia otro lado cuando se está violando a una persona. Son aspectos incomparables. El toro de lidia vive gracias al toreo, y vive en libertad, con mimos y abundante comida. Cualquier animal que acabe en nuestros platos lo envidiaría. Muere en la plaza, con una oportunidad de ajusticiar al que pretende matarlo, cosa que ningún otro animal puede hacer, pues en el matadero, hacinados, aguardan con resignación el golpe de gracia. Y eso mismo le pasaría al toro de no existir las corridas, su final sería el mismo, y el sufrimiento también o parecido, pero sumándole a ello una vida mucho peor.Respecto a los activistas nadie comparte que se les agreda, ni creo que sea lo habitual. Pero también incurren en un radicalismo, y es que sulen gritar asesinos a los aficionados y a los toreros, o denominarlos sádicos, sangrientos, etc, algo que imagino, al tipo que acude a la plaza, pues no le hará gracia. Pero no quiero justificar con esto, por supuesto, ningún acto violento, que creo que la mayoría se lo toman con indiferencia y sin violencia. En el fútbol hay cincuenta mil personas en un partido y la mayoría son pacíficas, por muy hinchas de su equipo que sean, sin embargo unas pocas no diferencian la rivalidad deportiva de la batalla campal. Insisto en que no me gustan los toros, me apasionan los animales, pero percibo el problema taurino desde otra perspectiva.

    17 junio 2008 | 20:20

  32. Dice ser angustia

    ¿Es cierto que al toro le hacen mil perrerías como descargas eléctricas, pinchazos, drogas, y otras cositas para quitarle fuerza antes de sacarlo a la plaza y ser toreado y ejecutado sin grandes dificultades para el torero? Al menos, se debería investigar, aunque me da que no será así por los grandes intereses económicos creados.

    17 junio 2008 | 23:54

  33. Dice ser galgo

    David, respeto me inspiran los bomberos, los policías, por citar algunos ejemplos.Ellos exponen sus vidas para ayudar a otras personas de forma casi altruista, pues su trabajo no está recompensado economicamente.Y respeto y agradecimiento pido para los animales. Unos nos sirven de alimento. Otros ayudan a salvar vidas humanas en terremotos, o son los ojos de los ciegos. También por los que ayudan a niños y ancianos enfermos a llenar agujeros de soledad, vacios que nuestra sociedad no es capaz de afrontar. La lista es larga.Los toreros torturan a los toros -no olvidemos que son animales herbívoros y por tanto pacíficos por naturaleza- porque ganan mucho dinero. Repugnante.

    18 junio 2008 | 10:10

  34. Dice ser Torerito

    Viva los toros y las vacas

    24 julio 2008 | 08:50

Los comentarios están cerrados.