BLOGS

"El deseado bien último se alcanza mejor mediante el libre comercio de ideas".(1919) Juez O. Wendell Holmes del Tribunal Supremo de EE UU

Estados Unidos revive la pena capital

El Tribunal Supremo de los Estados Unidos, por 7 a 2, ha confirmado la inyección letal como método para aplicar la pena de muerte; el argumento de que ese procedimiento mortal causa “un sufrimiento cruel” no ha merecido la conformidad de los jueces. El 7 a 2 es un resultado contundente que revela que la pena de muerte sigue contando con mucho soporte en la cúpula judicial.

La sentencia del Supremo pone punto final a una moratoria en las ejecuciones que duraba siete meses. Los estados federados, que son los competentes en la materia, volverán a aplicar la pena capital por este procedimiento. Algo más de una decena de estados ha decidido suprimir la pena de muerte, Nueva Jersey lo hizo hace poco menos de un año, en la que parecía ser una corriente favorable a esa posición.

La sentencia del Supremo, aunque no sea sobre el fondo del asunto, refuerza a quienes defienden esa pena. Ninguno de los tres candidatos que siguen en la carrera electoral para la presidencia ha cuestionado la pena capital.

En Europa se entiende mal que una democracia tan experimentada como la norteamericana mantenga ese sistema, que no ha acreditado que prevenga el delito. Todo lo contrario la sociedad norteamericana tiene un grave problema de delincuencia y un abrumador número de personas en prisión en condiciones duras que no son suficientes para desalentar a los delincuentes.

2 comentarios

  1. Dice ser Jose M.

    Siempre contra la pena de muerte.Eso si, la cadena perpetua, deberia existir en España.

    17 Abril 2008 | 11:08

  2. Dice ser María José

    De acuerdo con Jose M., la venganza fría de la Ley que supone la pena de muerte, esa Ley del Talión, es algo descorazonador, cruel e incomprensible en un país democrático como EEUU y nos remonta a lo peor de la condición humana y de su historia, además de ser éticamente repudiable no parece que suponga utilidad alguna, ya que se ha comprobado que en aquellos Estados donde se aplica la pena de muerte la delincuencia no disminuye por tan bárbara sanción.Por supuesto, imprescindible la reforma del Código Penal español para establecer la cadena perpetua aplicable a todos aquellos cuya reinserción en la sociedad es imposible, ya que por encima de la libertad individual está la seguridad y la integridad colectiva.

    18 Abril 2008 | 14:37

Los comentarios están cerrados.