BLOGS

"El deseado bien último se alcanza mejor mediante el libre comercio de ideas".(1919) Juez O. Wendell Holmes del Tribunal Supremo de EE UU

El fusilamiento de Torrijos

¿Cuándo se jodió el Perú…? pregunta uno de los personajes de la novela de Vargas Llosa “Conversaciones en la catedral”. No recuerdo la respuesta, si es que había. Pero se trata de una buena pregunta. ¿Cuándo dio pasos atrás España?, ¿Cuánto jodieon su progreso? podemos preguntarnos ahora y antes.

La inauguración de la soberbia ampliación de El Prado nos ayuda a encontrar una de las respuesta: está en el Fusilamiento de Torrijos que pintó Gisbert en 1888 y que es uno de las ìnturas históricas más sobresalientes (más que la pelea a garrotazos de Goya, que alude a la naturaleza humana y no al ser español) ayuda a esa respuesta.

Con aquel fusilamiento en la playa malagueña, ordenado por el felón Fernando VII (“que les fusilen a todos”, firmó el monarca aboslutista) se puso término a uno de los intentos de recuperar la Constitución liberal de 1812, nacida del pueblo y de la nación española, incardinada en la modernidad, pero insoportable para el viejo régimen que ahogó y encadenó aquellas aspiraciones, con aquel grito bellaco: “vivan las caenas”.

El fusilamiento de Torrijos dispone ahora de un espacio señalado en El Prado. El cuadro ha aparecido en todos los periódicos y ha servido de soporte de la foto de familia de la inauguración del nuevo Prado.

Les invito a repasar el cuadro y, sobre todo, a revisar la historia agónica del liberalismo español de principios del XIX. Un liberalismo que pudo haber sido, que pudo haber colocado a España en la corriente democrática del siglo, la de los países que hoy son más prósperos, pero que no pudo, entre otras razones por la fuerza de las armas de la reacción y el dogmatismo.

5 comentarios

  1. Dice ser xxx

    La imagen del soporte de la foto de familia pone los pelos de punta, y mas teniendo en cuenta losantecedentes y la afición patria al fusilamiento.

    02 Noviembre 2007 | 11:55

  2. Dice ser j

    hace unos meses (bastantes ya) cuando la Teoría de la conspiración estaba en su máximo y España se rompía (se estaba votando el Estatuto de Cataluña y tal), si recuerda, hubo algunos militares (de los despojos del franquismo y del 23 F, que aún quedan) que amenazaron veladamente con repetir la historia. Entonces sentí miedo, pero no por eso, sino porque demócratas convencidos y demostrados como usted, en un principio (aunque al día siguiente rectificó, si recuerda, en su blog) no se mostraron escandalizados. No les escandalizaban ni las amenzas, ni el hecho de que el PP (o al menos una parte de él) no solo no condenara esas amenzas, sino que, además, tratara de aprovecharse de ellas, diciendo que si existían, era porque el Gobierno lo estaba haciendo mal. Toda esta parrafada, viene a cuento de lo que dijo entonces una compañera suya en su blog (Vistoria Prego): No sabía cuál era el motivo de escándalo, cuando, nos recordaba, el S XiX había estado plagado de sonadas militares, casi siempre a manos de los Liberales. En fin, España, se comenzó a joder ahí, y continuamos, durante 200 años, jodiéndola entre todos. Supongo que sobra la recomendación, pero, creo que, si queremos entender lo que pasa hoy, no hay más que leer los Episodios Nacionales: Lo mismo, pero 150 años después. Ya no está fernando VII, pero creo que hay muy poca diferencia entre lo que pensaban sus seguidores y lo que continúan pensando muchos energúmenos. No estamos en la Europa Moderna, porque esos siguen sin querer estar (no les conviene, perderían su feudo, y son muchos, muchos años, tratando de mantenerlo

    02 Noviembre 2007 | 13:42

  3. Dice ser xxx

    http://www.20minutos.es/galeria/3224/0/1/Antes tenía prisas y no pude hacerlo.

    02 Noviembre 2007 | 14:07

  4. Dice ser María José.

    Me parece acertada esa asociación entre la interesante novela de Mario Vargas Llosa y la famosa obra de Antonio Gisbert y su “Fusilamiento de Torrijos”, a propósito de la inaguración de la ampliación del Museo de El Prado. En “Conversación en La Catedral” se disecciona la crónica de toda dictadura latinoamericana (en este caso la del Perú) y la lucha para evitar el triunfo de la barbarie; en la pintura de Gisbert se expresa un alegato en favor de las libertades frente al autoritarismo del poderoso.El impresionante cuadro, como se sabe, retrata el fusilamiento del capitán general José Mª Torrijos y algunos de sus correligionarios, el militar había sido ministro de Guerra durante el Trienio Liberal, teniendo que exiliarse al recuperar Fernando VII el poder. Desde su exilio en Inglaterra intentó en varias ocasiones sublevarse contra el monarca. El gobernador Vicente González Moreno le ofreció su apoyo si embarcaba desde Gibraltar hacia Málaga con 60 de sus más allegados hombres, apoyo que se convirtió en traición por lo que Torrijos y sus compañeros fueron abordados por un guardacostas y obligados a desembarcar en Fuengirola. Tras su apresamiento, el 11 de diciembre de 1831 fueron fusilados en las playas malagueñas, por delito de alta traición, sin juicio previo. El impactante momento se refleja de manera magistral en este cuadro de Gisbert, que transmite con inaudita fuerza dramática las emociones y sensaciones de los ajusticiados: preocupación, desaliento, resignación, miedo, desafío, etc…El responsable de esa tragedia fue uno de los más nefastos reyes que ha tenido la Hª de España, un monarca que conspiró y traicionó a su padre, Carlos IV. Traicionó repetidamente a su país, mientras los españoles se batían a muerte en los campos de batalla contra el invasor francés, felicitaba a Napoleón por sus victorias en el suelo español, obligado a jurar la Constitución de 1812 y tras el triunfo del Trienio Constitucional (1820-1823) decidió, finalmente retornar, con la ayuda de los “Cien Mil Hijos de San Luis”, a su natural inclinación: al poder absoluto y a las ejecuciones de turno, para ello Fernando VII firma un decreto en el que declara nulos y sin ningún valor todos los actos del gobierno llamado constitucional. Y el Rey Felón vuelve a coronar su reinado a base de corrupción, represiones violentas y exilios forzados.El cinismo, la doblez y la cobardía del “Rey deseado”, todavía daría, en el futuro, innumerables muestras de su peculiar agradecimiento al iluso pueblo español con las más abyectas y traicioneras de las conductas. Como si en vida no hubiese tenido bastante, tras su muerte nos legó como herencia un gravísimo problema sucesorio, al nombrar como sucesora al Trono a su hija Isabel II, y que asolaría al país de destrucción y ruinas, con más de 30 años de guerras carlistas, pronunciamientos y guerras civiles, en las que los partidarios del infante don Carlos morían en los campos de batalla y los españoles veían agigantarse la distancia que los separaba de los países de la Europa industrial. En fín, un siglo XIX convulso, de muertes y decadencias económicas y sociales , una época caracterizada por permanentes pronunciamientos, golpes militares y guerras, ¡para que luego hablen de las 2 breves Repúblicas españolas!.No está de mal recordar algunos de estos datos históricos, para comprobar que, con respecto a España, cualquier tiempo pasado fue peor.La inaguración de la ampliación del Museo de hace unos días, con la fotografía oficial realizada -con el retrato pictórico de fondo de los Fusilamientos de aquellos valientes liberales decimonónicos- con algunos descendientes actuales de aquel horrendo Borbón , no deja de parecerme una profunda ironía.Saludos.

    02 Noviembre 2007 | 15:56

  5. Dice ser runescape money

    Asier, no runescape money critiques lo que haces, runescape gold bocazas falto de credibilidad runescape money es ofensivo runescape gold y facilón, wow power leveling ?que quiere wow powerleveling decir bocazas Warcraft Power Leveling , donde Warcraft PowerLeveling está la medida de la boca para llegar a bocazas… buy runescape gold ? ?Como medir la credibilidad? buy runescape money ?Credibilidad ante quien? Y en cuanto a las fuentes ?quien es el paisano? ?de que me conoce, yo dejé mi Burgos natal a los 17 a?os, ?dew que me concoe? más datos amigo. Pero no pretendo tener razón, trataré evitar ser bocazas. La credibilidad es materia más complicada. Animo Asier

    27 Noviembre 2007 | 06:09

Los comentarios están cerrados.