BLOGS

"El deseado bien último se alcanza mejor mediante el libre comercio de ideas".(1919) Juez O. Wendell Holmes del Tribunal Supremo de EE UU

El Rey en Ceuta y Melilla

Es inexplicable que el Jefe del Estado no hubiera puesto los pies en Ceuta y Melilla, dos ciudades españolas con estatus de Comunidad Autónoma, conforme a la transitoria 5ª de la Constitución de 1978. La excusa de no molestar al vecino no es plausible, no cabe excepcionalidad. Ciento cincuenta mil españoles viven en ambas ciudades desde siempre, en convivencia compleja con decenas de miles de vecinos marroquíes que diariamente pasan la frontera para trabajar y comerciar en ambas ciudades.

Las visitas del Jefe del Estado, como las del presidente del gobierno y los miembros del gabinete, deberían ser frecuentes, normales, sin excepcionalidad. Además de razones históricas el argumento más contundente es la voluntad presente y futura de los ciudadanos que allí viven y otorgan el carácter de Ceuta y Melilla.

La protesta del gobierno marroquí es de oficio, inevitable dada su posición emocional respecto a ambas ciudades. Otra cuestión es cuantos pasos adicionales pueden dar, además de protestar. Sospecho que ninguno, salvo que una situación interna de desesperación o española de fragilidad (como ocurrió con la marcha Verde sobre el Sahara) les coloque en una tesitura límite, que debe estar prevista y prevenida en cuanto a respuestas.

Ceuta y Melilla son territorios de frontera en conflicto, que requiere inteligencia y recursos. Las renovadas vallas que separan los territorios acreditan ambos requisitos. Vallas inevitables, eficaces sin ser dañinas, evidencia del problema, pero también paliativo de otros mayores.

Esta semana los Reyes reciben las llaves simbólicas de ambas ciudades, como prueba de la singularidad de la visita. Pero así se tumba el mito de la imposibilidad de la visita, de su impertinencia, así se cancela la excepcionalidad. Una visita al año revelaría normalidad. La que debe existir entre Marruecos y España, por diferentes que sean. La inevitable vecindad obliga.

12 comentarios

  1. Dice ser Eusebio

    Yo veo todo el razonamiento correcto y soy de los que no entienden que se haya producido revuelo político por una simple visita a un territorio que es nacional desde mucho antes que lo fuera el que lo reivindica. Esto ha pasado muchas veces en ciudades de Europa y no hay problema alguno. Ginebra, sin ir más lejos, hoy ciudad suiza pero en otro tiempo francesa. Igual ocurre con Altona, hoy barriada de Hamburgo y antaño ciudad danesa. Y sin embargo en estos ejemplos, como en muchos más, ambos estados existían desde los primeros traspasos políticos de estas ciudades.

    04 Noviembre 2007 | 23:29

  2. Dice ser Abuenentendedor

    Pienso que deberían estar muy al loro de los moritos “fuego amigo”.

    04 Noviembre 2007 | 23:42

  3. Dice ser María José.

    No dispongo de tiempo para comentar las relaciones más que amistosas y fuera de los actos meramente protocolarios de la Familia Real de Marruecos con el rey Juan Carlos I ,en primer lugar con aquel genocida para su pueblo, el “hermano” Hassan II, y ahora con el sucesor de éste, Mohamed IV, tan “demócrata” como lo fue su Real padre.Las amistades peligrosas de los Reyes de España con los dictadores árabes ha sido algo que no ha dejado nunca de escandalizarme , en cuanto se trata de relaciones que van más allá de los actos protocolarios y de los compromisos políticos inevitables, ya que se trata de poderosos que oprimen a sus pueblos constantemente y no son escrupulosos con los derechos y libertades más fundamentales. Me malicio que esas amistades tiene siempre un fuerte componente de intereses económicos particulares en favor del rey Borbón.A lo que voy, esta visita real se me antoja demasiado tarde, ¡30 años!, ¡Cielos!, por fín los que se hacen llamar Reyes de España, han caído en la cuenta que existe en el norte de África dos Comunidades-ciudades españolas, Ceuta y Melilla, pertenecientes a la Corona de Castilla desde el siglo XV y con soberania española anterior al nacimiento de Marruecos como estado. Se hacen llamar Reyes de España y no se han pasado por allí nunca, tan siquiera para realizar algunas compras como si se tratase de un viaje, a título privado, o enviar a alguno de sus numerosos parientes reales, ¡qué curioso!, ¿qué ha pasado ahora que no hubiese ocurrido durante 32 años?, las razones últimas se me escapan, pero me permito el lujo de dar unos tirones de orejas a las reales personas por tratar con tanta indiferencia y durante tanto tiempo a varios miles de españoles. Este es un país extraño, donde nadie parece estar nunca en su lugar ni tan siquiera el Jefe del Estado, Spain is different.Saludos.

    05 Noviembre 2007 | 01:16

  4. Dice ser Francisco3456

    A mí me parece que el Gobierno ha diseñado esta visita como respuesta a la quema de fotos en Catalunya. Nada mejor para aumentar la popularidad de los monarcas que darles un baño de masas en las ciudades norteafricanas…

    05 Noviembre 2007 | 10:49

  5. Dice ser Francisco3456

    Por otro lado, Maria José, desengáñate: la agenda de visitas “oficiales” de los Reyes no la confeccionan ellos, sino el Gobierno. Los monarcas no habían visitado anteriormente Ceuta y Melilla no por voluntad propia, sino sencillamente porque los Gobiernos anteriores no lo consideraban conveniente.El Gobierno actual ha roto esta “tradición” posiblemente por la caída de popularidad de la Monarquía en estas últimas semanas, como digo más arriba.

    05 Noviembre 2007 | 11:08

  6. Dice ser David malaguita

    Bueno, este es otro de los milagros de esa Corte de oportunistas y mediocres que es el actual gobierno del Reino de España. Ha hecho falta que Zapatero se viese desalado por llegar a las elecciones con una imagen remozada después del varapalo etarra y del desprecio exibido por él a la Nación española, para que asistamos al milagro de que ese mismo gobierno, recordemos: el que ponía en tela de juicio su propio concepto (¡que hay que ser felón! ¿será Borbón este ZP?) sea el culpable de que ahora tengamos Gobierno de España hasta en la sopa y de que, cosa aún mas increíble, haya logrado que Su Majestad siente sus Reales Posaderas sobre las españolísimas Ceuta y Melilla, que durante treinta años llevan preguntándose “pero qué coño le hemos hecho al Borbón que no nos quiere ver ni en pintura? ¿Acaso nosotros no contribuimos también al mantenimiento de Su Real Casa?En fin, que está muy bien y que ya va siendo hora…y que al moro Mohamed le vayan dando así se torciera un tobillo con tanta pataleta.

    05 Noviembre 2007 | 11:21

  7. Dice ser Mª José.

    ¡Quita, quita Francisco! que no me creo el cuento de que el monarca no pueda visitar ciudades españolas, al margen de la agenda oficial que les prepare el gobierno de turno, ¿es posible tal ingenuidad?, ¡vamos! sólo faltaría que los miembros de la Familia Real no tuviesen libertad de movimiento. No me puedo creer que una persona como el Rey que ha hecho viajes privados por todo el mundo y no siempre con conocimiento del gobierno (recientemente el polémico viaje a los Cárpatos para ejercer su profesión favorita: cazar osos protegidos) no tenga razones justificadas para que, a modo de título Privado o particular, pueda hacer una simple visita, él o alguno de sus familiares a ciudades tan españolas como Ceuta y Melilla. No seamos ingenuos, los de la Royal Family de España no han ido porque no tienen lo que hay que tener para imponerse como Jefe del Estado español con personalidad y firmeza, que aprendan de la Familia real inglesa que recientemente enviaron a la princesa Ana a Gibraltar, con motivo del tercer centenario de la ocupación británica del Peñón, además de otras visitas reales anteriores y eso, le pesase a quien le pesase.Saludos.

    05 Noviembre 2007 | 13:52

  8. Dice ser Francisco3456

    Pues Ma. José, será tu opinión, pero la lógica me invita a pensar que el Rey actual, sabiendo que siempre ha tenido en contra tanto a una parte de la izquierda como a una de la derecha (minoritarias eso sí) no quiera provocar conflictos diplomáticos en territorios “sensibles” (Ceuta, Melilla, Cuba…) para no disgustar al Gobierno de turno. Al menos yo lo haría, aunque solo fuese por instinto de supervivencia.Por otro lado, en cuanto a la leyenda urbana del “cazador de osos”, incluso aunque fuese cierta no veo en donde está el problema. Conociendo a los paises del Este (y los conozco, porque tengo doble nacionalidad rumana por matrimonio) no me extrañaría nada que sea el mismo gobierno de Rusia (o era el de Rumanía?) el que haya dado orden de prepararle el “trofeo” de caza para quedar bien, por muy protegida que estuviese la pieza. Es decir, que aunque esa tontería ocurriese realmente (que lo dudo) el Rey no quebrantó ninguna Ley, porque sencillamente la Ley no existe para los poderosos en Europa del Este.

    05 Noviembre 2007 | 15:31

  9. Dice ser María José.

    Lo de hoy y la histérica visita real me ha recordado a aquello de la Roma antigua “al pueblo, pan y circo”. Tiene melenas que venga el monarca a ciudades españolas tras 30 años de ausencias y se justifique que su no presencia antes, se deban a motivos políticos o de no querer molestar. Son argumentos que no convencen nada, ya que un País seguro de sí mismo y de su Historia no tiene que andar siempre con tantos recelos, tabues y delicadezas cuando se trata simplemente de la visita protocolaria de un jefe del estado a unas ciudades Españolas, No hablamos de Cuba ni de China ni de Arabia Saudí, estamos hablando de Ceuta y Melilla, Ciudades con categoría de Comunidades españolas, entonces qué imagen damos en el mundo cuando la visita del monarca a unas ciudades de su Reino ha adquirido tintes de excepcionalidad y con rango de noticia internacional. Nada, por más que he escuchado razones ninguna me convence, sinceramente.En otro orden de cosas, admirable la reacción del pueblo ceutí con SSMM después de tantos años de indiferencia voluntaria o forzada, tanto da,y la ingenuidad de un pueblo como el español, que todo lo perdona y todo lo comprende. La monarquía como opio del pueblo, es la nueva religión, el nuevo dogma, su sola invocación va acompañada de gran pompa y grandilocuencia, de hinchada verborrea y de adjetivaciones exultantes, siempre sobrevalorándose conductas tan lógicas en personajes institucionales. Me temo, que mañana los periódicos nos darán unas crónicas empalagosas y ensalzarán hasta términos insoportables para la salud mental la emblemática Visita, como un hito histórico en la Hª de España.Por cierto, el tema de la actividad cinegética de don Juan Carlos no es una leyenda urbana, ni sus trofeos ni los osos protegidos ni las críticas de la Prensa extranjera. Tengo mucha información del asunto, con documentos serios, pero me niego a debatir el asunto, porque hoy no toca. A mí no me parece, además, ninguna tontería lo de la caza furtiva ni las ausencias del jefe del estado, por tales motivos.Sí estoy plenamente de acuerdo con Francisco con eso de que la Ley no existe para los poderosos en la Europa del Este, aunque me temo que tampoco para el rey de España, carente de responsabilidad penal e inviolable su Persona, ya sabes no todos somos iguales ante la Ley. Pero esto ya es otro tema.Saludos.

    05 Noviembre 2007 | 20:25

  10. Dice ser María José.

    En mi opinión, lo único interesante de la histérica (que no histórica), apoteósica y brevísima Visita Real (no sea que inquietemos demasiado al sobrino marroquí el rey Mohamed IV ) a las Ciudades-Autónomas de Ceuta y Melilla, es la actitud hermosa de los melillenses y ceutíes declarando, a voz en grito, su españolidad por encima de la multiculturalidad existente por esas tierras, miles de ciudadanos situados en el norte de África, que vociferaban con banderitas y con pasión su sentir español, y la presencia de los reyes como excusa para constatar los de la Península, que allí desde el siglo XV existen otros compatriotas nuestros, que tienen a gala mostrarse orgullosos de ser, ante todo, españoles, pese a la indiferencia que han sufrido por parte de todos nuestros representantes. Que haya propósito de enmienda, desde ahora. Y si molesta a Marruecos las visitas protocolarias de las autoridades españolas a sus ciudades norteafricanas, que se tomen una buena tinaja de tila.

    06 Noviembre 2007 | 17:11

  11. Dice ser mohamed

    a ver a ver …yo siendo marroqui no voy a ladrar mucho porque cada uno se va con el orgullo de su pais ..los espanoles tienen mucha arrogancia ..mi patria tiene problemas economicas y de dimocracia …la historia y la geografia son a favor pero eso no es nada …….lo importante ahora es callar y nio ladrar como los perros .es que para reivendicar ceuta y melilla uno tiene que tener mucha dimocracia y mucho poder y fuerza ..asi los espanoles nos van a respetar y nos van a otorgar lo nuestro ..sino con la paz ..es simple …con la sangre ..lastima que con la sangre se cambia la cara de la historia ..unos pueden decir que es barbaridad ..pero en profundo es la propia logica ante tanta arrogancia ..pero no es el momento ..ahora tenemos que callar y observar la decadencia arabe en general con buen espiritu ..hay cosas que no se ralagn senor rey mohamed ..eso os lo dice un joven marroqui ..y un abrazo a los buenos espanoles ..honestos y simples que son siii nuestros hermanos

    26 Noviembre 2007 | 19:11

  12. Dice ser runescape money

    Asier, no runescape money critiques lo que haces, runescape gold bocazas falto de credibilidad runescape money es ofensivo runescape gold y facilón, wow power leveling ?que quiere wow powerleveling decir bocazas Warcraft Power Leveling , donde Warcraft PowerLeveling está la medida de la boca para llegar a bocazas… buy runescape gold ? ?Como medir la credibilidad? buy runescape money ?Credibilidad ante quien? Y en cuanto a las fuentes ?quien es el paisano? ?de que me conoce, yo dejé mi Burgos natal a los 17 a?os, ?dew que me concoe? más datos amigo. Pero no pretendo tener razón, trataré evitar ser bocazas. La credibilidad es materia más complicada. Animo Asier

    27 Noviembre 2007 | 06:18

Los comentarios están cerrados.