BLOGS
La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Historias del corazón con mucha guasa

¿Quién ha filtrado las fotos de la boda mejicana de Chabelita y Alejandro Albalá?

La hija de Isabel Pantoja está muy enfadada pero ni ella misma sabe con quién. El miércoles pasado la revista Diez Minutos publicaba las fotos de su boda mejicana en Cancún, hace seis meses con el que ya es su ex, Alejandro Albalá. Una boda de la que se habló mucho el pasado verano y que los protagonistas negaron al llegar de su viaje, obviamente estaban esperando venderla al mejor postor.

Al parecer, la entonces enamorada pareja experta en negociar exclusivas y en superar crisis nunca consiguió llegar a un acuerdo con ninguna publicación, así que las fotos se quedaron guardadas en un cajón, ¿en dónde? Me pregunto yo. Tras su ruptura, según cuenta Alejandro al periodista Antonio Rossi, él se fue de la casa que compartían y ni se llevó las fotos ni el certificado que valida su matrimonio en Méjico. Albalá asegura que la noticia le pilló por sorpresa y que se encontró de bruces con la portada de la revista cuando bajó de su casa, pero tal y como confesaba el tertuliano en el ‘programa de Ana Rosa’, Alejandro no descartaría que todo sea una trama que ha urdido su ex para llamar su atención y sacar al mismo tiempo algo de ‘provecho’ a su ruptura.

La hija de la cantante, que precisamente estos días inicia gira en Latinoamérica, ha desvelado que todo este asunto está en manos de sus abogados y desde Sálvame vuelven una y otra vez a señalar al topo de Cantora. Anabel Pantoja, mitad prima y mitad colaboradora en el programa, tiene un papel difícil en esta historia y no queda exenta de sospechas. Jorge Javier le recordaba que intenta abarcar demasiado: “Creo que todo esto te va a pasar factura. Es muy difícil lo que haces: trabajar en un programa de estas características, con la información que tienes de tu familia e intentar dar la mínima sobre ella, te va a acabar explotando“.

Sacar topos siempre da más emoción al asunto, pero en este caso la historia de misterio pasa por acabar cobrando sentido si tenemos en cuenta que la pareja se habría casado en régimen de bienes gananciales, tal como asegura Diez Minutos. Lo que significa que desde el 23 de junio, fecha de la boda, hasta su divorcio, que todavía no se ha cursado, todo lo que hayan facturado es para los dos. Este este dato ‘sutil’ hace que las piezas encajen y que ninguno quiera admitir que ha vendido las fotos, para no tener que repartir. Siempre es mejor hablar de una mano negra o de un topo.

**Fotos: Diez Minutos y Gtres

 

1 comentario

  1. Dice ser Ignotis parentibus

    Chabelita y Alejandro Albalá

    21 febrero 2017 | 12:15

Los comentarios están cerrados.