BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Respuesta de Nono Amate a JAMS

El Diario de Almería y El Ideal de Almería han reproducido (parcial y totalmente) el comentario que hice en este blog sobre “Cantón, oportunidad perdida para Almería”.  El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Almería ha respondido en ambos diarios con una carta abierta que, naturalmente, copio y pego a continuación.  Aunque se trata de una polémica que sólo podría interesar a los almerienses, Nono Amate tiene pleno derecho a ser escuchado en este blog.

la tribuna (Diario de Almería)

Carta abierta a Martínez Soler

José Antonio Amate | Actualizado 04.09.2010 – 01:00

HE leído con cierta perplejidad tu tribuna publicada en Diario de Almería y digo con cierta perplejidad porque yo te contaba entre mis amigos y conocidos y no esperaba de ti que arremetieras contra mi dignidad personal llamándome “delincuente” entre otras lindezas. Creo que lo normal hubiera sido pedirme explicaciones de mis declaraciones sobre tu amigo y ex socio Antonio Cantón, tal como lo han hecho otros. Tal vez en esas explicaciones te hubiera dado datos desconocidos para ti y tal vez hubieras, o no, cambiado de opinión antes de lanzar ese ataque intempestivo contra mi persona. Antes que nada tengo que aclarar que yo nunca he acusado ni dudado de la honorabilidad de Antonio Cantón. Me limité a mostrar mi disconformidad con que se autopropusiera candidato a la alcaldía por el PSOE sólo con el beneplácito de Martín Soler y Diego Asensio. Sin ni siquiera haberse iniciado el proceso reglamentario, una persona que sin ser militante, a mi juicio no reunía ni reúne el perfil que yo entiendo idóneo para un candidato del PSOE. Junto con la condición de tener “las manos limpias”, utilicé la de “manos libres” y me refería a no tener ataduras a negocios urbanísticos, turísticos, hosteleros en este municipio que pudieran ser incompatibles con la defensa de los intereses generales que un alcalde debe preservar.

Yo comprendo y respeto tu estrecha relación como director general de 20minutos con uno de los que fue sus principales accionistas y el reconocimiento que, como empresario le merece Cantón, importante hombre de negocios triunfador en todas sus inversiones, pero de igual modo reconozco la categoría económico-financiera del señor Botín y, sin dudar de su honorabilidad, jamás lo propondría para candidato por el PSOE para la alcaldía de Santander. El ser millonario puede ser una garantía de saber cómo invertir y de gestionar muy bien sus intereses privados. De ahí a saber hacerlo con lo público va un abismo.

José Antonio, no entiendo a qué vienen ahora tus andanadas, después de cuatro meses que se produjeron tales declaraciones. Si tanto defiendes a tu amigo Antonio Cantón ¿Por qué no lo hiciste antes? ¿Por qué has esperado tanto tiempo? ¿Por qué lo haces ahora? ¿Acaso para que nos enzarcemos tú y yo en una polémica, y desviar la atención sobre la proclamación del candidato socialista a la alcaldía de Almería, Juan Carlos Usero? ¿Te lo han alumbrado tus amigos Diego Asensio y Martín Soler a quienes lógicamente no les interesa que la candidatura de Usero cobre fuerza porque su candidato era otro? O ¿Acaso estás en la trama de periodistas aguerridos que, alentados desde Almería, empiezan a lanzar una ofensiva contra otras cabezas mucho más importantes que la mía?

José Antonio, mi trayectoria personal y mi dedicación al noble ejercicio de la política representando como diputado a la provincia de Almería y siendo secretario general del PSOE, he intentado que estuviera orientada a la defensa de los ciudadanos y ciudadanas almerienses y a su bienestar. ¿Acaso dedicar gran parte de mi vida a mejorar las condiciones de vida de mis conciudadanos es malo? ¡Cuanto rezuman esas ideas que dejas entrever a un viejo pasado dictatorial que en su día combatimos! Sólo una referencia personal, en las cinco legislaturas que tuve el honor de encabezar las listas del PSOE al Congreso de los Diputados ganamos en Almería por mayoría absoluta, seguramente a pesar de mi presencia. Mi honestidad y la de mi familia están a prueba de bombas, mi patrimonio es público y ganado honradamente, ¿por qué me llamas delincuente?

Desconozco las fuerzas económicas locales que dices están detrás de mis declaraciones. Mi conducta y mi hacer político siempre han estado con los más débiles y con los trabajadores. Lo mamé desde que me afilié al PSOE y a la UGT hace ya casi 35 años y lo he seguido manteniendo a lo largo de mi trayectoria política.

Me alegro de que estés preocupado por la situación del socialismo en Almería en estos momentos. Yo, como sabes, también lo estoy y mucho desde hace tiempo. Pero ¿Cómo vienes a preocuparte ahora? Venimos perdiendo elecciones desde que la Comisión Ejecutiva de la que fui secretario general dejó de estar al frente del PSOE y entraron a dirigir el partido tus amigos, ¿por qué no has mostrado públicamente tu preocupación hasta ahora cuando tus amigos, los que te han propuesto para la presidencia del parque y con los que te reúnes asiduamente, han llevado al socialismo almeriense a la mayor postración desde que se restableció la democracia? ¿Por qué ha callado una voz tan cualificada como la tuya y tu pluma independiente ante tanto clientelismo y amistades extrañas de tus amigos y escribes ahora cuando felizmente están siendo desplazados de los cargos institucionales?

Tu amor a esta tierra que te vio nacer y de la que tanto alardeas me parece de pandereta. La sociedad almeriense y la Universidad de Almería, te dio la oportunidad de que la sirvieras desde las aulas. Te sacó una plaza y te “facilitó” que fueras profesor titular de universidad ante la promesa de que te ibas a dedicar con alma y cuerpo a brindar a la juventud almeriense tus conocimientos de economía. ¡Qué mejor servicio a la tierra que nos vió nacer y en la que se piensa morir que dedicar todo el esfuerzo y el conocimiento adquirido a formar a la juventud de tu provincia! Todos creímos que eras una buena adquisición para nuestra joven universidad. Pero nos has decepcionado, a los universitarios y a los no universitarios. Pronto se te olvidaron tus promesas y tus desvelos por la juventud almeriense y te fuiste a Madrid a montar tus empresas. Tu patrioterismo chico y tu almeriensismo de pandereta resulta que ha quedado para asegurarte una jubilación al socaire de la universidad.

Los comentarios están cerrados.