BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Para buscar pareja olvídate del feminismo

Un artículo sobre la mujer de hoy (¿Qué puede hacer una chica moderna?)de Maurreen Dowd en el New York Times (“What’s a Modern Girl to do?”) ha centrado todos los debates familiares de la sobremesa de esta tarde de domingo. Se trata de un resumen del próximo libro de Maureen Dowd titulado “Are Men necessary: When Sexes Collide”.

(Perdón por la pedantería de la cita, pero ese periódico, para el que ha escrito mi mujer durante muchos años, es el más leído en casa después, naturalmente, del 20 minutos.)

Después de una animada discusión, mi mujer, Ana Westley, me envía (por e-mail, ¡desde la mesa de enfrente!) estas perlas extraídas y traducidass por ella del New York Yimes de hoy, para beneficio (me dice) de los lectores masculinos de este blog, en el caso de que tenga alguno. Las lectoras femeninas creo que ya se lo saben y no las necesitan.

(Copio y pego)

“El ensayo está escrito en clave de humor, en primera persona, y explora la evolución profesional y personal de las mujeres modernas desde la revolución feminista de los años 60 y 70. Lamenta que en 3 ó 4 décadas se haya vuelto, en gran medida, a los ideales femeninos de los años 50 y anteriores.

Maureen Dowd ha visto que la igualdad entre los sexos, tan proclamada hace 4 décadas, dista mucho de cumplirse.

No era realista, y, sorprendentemente, las mujeres que hoy tienen veintitantos años parecen volverse hacia los ideales de la feliz ama de casa que cuidaba con esmero a su marido y a los niños.

“Cazar a un bueno marido”.

El objetivo de la mujer joven de hoy es “cazar a un bueno marido”. Por eso, se han publicado varios libros al estilo antiguo que ofrecen ideas (las mismas de siempre) sobre cómo conseguirlo y explican a las mujeres cómo son los hombres y qué es lo que les gusta.

Hoy en día, cuanto más inteligente y profesional es una mujer (“decir que tienes un título de Harvard en Economía y Empresariales es el beso de la muerte…”) peores son sus posibilidades de encontrar un buen marido.

Cuenta Maureen que su madre le regaló tres libros esenciales para triunfar en la vida: el primero, cuando tenía 13 años, era “Ya eres mujer.” El segundo, con 21 años, era “365 maneras de guisar carne picada.” Y el tercero, con 25 años, era “Cómo atrapar y mantener a un hombre” de Ivonne Antelle con consejos como “Piensa en ti misma como una gatita suave y misteriosa… A los hombres les fascinan los objetos brillantes y coloridos, los rizos, mucha melena… los lazos, cintas, rizos y colores vivos… El sarcasmo es peligroso. Evítalo completamente.”

(My mom gave me three essential books on the subject of men. The first, when I was 13, was “On Becoming a Woman.” The second, when I was 21, was “365 Ways to Cook Hamburger.” The third, when I was 25, was “How to Catch and Hold a Man,” by Yvonne Antelle. (“Keep thinking of yourself as a soft, mysterious cat.. . .Men are fascinated by bright, shiny objects, by lots of curls, lots of hair on the head . . . by bows, ribbons, ruffles and bright colors.. . .Sarcasm is dangerous. Avoid it altogether.”)

En aquel momento, a principios de los 70, Maureen Dowd dejó ese libro de lado como anacronismo pre-feminista de la era de su madre. En aquellos tiempos, el flirteo no estaba de moda, como tampoco las mesas de planchar, el maquillaje y la idea de que los hombres necesitaban ser atrapados y cazados.

La manera de acercarse a los hombres era de igual a igual, sin juegos, sin artificios ni ringo-rango.

“Desafortunadamente, la historia ha mostrado que esto ha sido una idea errónea.” Vuelven los libros de cómo cazar a un hombre, con la publicación de “The Rules” (“Las Reglas”) en 1995, la nueva Biblia sobre como comportarse en las citas que alentaba a las mujeres a volver a los juegos mentales anteriores al feminismo y a jugar a ser “difícil de conseguir.”

Ejemplo: “…Incluso si eres la jefa de tu propia compañía… cuando estás con un hombre que te guste, se callada y misteriosa, actúa como una dama, cruza tus piernas y sonríe… Lleva medias negras transparentes y sube tu falda para cautivar al sexo opuesto!”)

(“I knew it even before the 1995 publication of “The Rules,” a dating bible that encouraged women to return to prefeminist mind games by playing hard to get. (“Don’t stay on the phone for more than 10 minutes.. . .Even if you are the head of your own company. . .when you’re with a man you like, be quiet and mysterious, act ladylike, cross your legs and smile.. . .Wear black sheer pantyhose and hike up your skirt to entice the opposite sex!”)

Rituales de caza y acoplamiento

Hoy las mujeres han vuelto a cazar a su presa – en persona y en el ciberespacio – con esquemas elaborados diseñados para permitir a las criaturas ilusas (los hombres) pensar que son los cazadores.

“A los hombres les gusta la caza, y no debemos privarles de la oportunidad de hacer sus rituales de caza y acoplamiento,” le explicó una amiga de 26 años a Dowd. “Como dijo mi madre, a los hombres no les gusta ser perseguidos.”

Today, women have gone back to hunting their quarry – in person and in cyberspace – with elaborate schemes designed to allow the deluded creatures to think they are the hunters. “Men like hunting, and we shouldn’t deprive them of their chance to do their hunting and mating rituals,” my 26-year-old friend Julie Bosman, a New York Times reporter, says. “As my mom says, Men don’t like to be chased.”

Una mujer inteligente tiene menos posibilidades

Un alto coeficiente de inteligencia perjudica las posibilidades de una mujer para casarse y, en cambio, es un activo para los hombres.

La esperanza de matrimonio aumenta un 35 % para los hombres por cada aumento de 16 puntos en su coeficiente de inteligencia. Para las mujeres es al revés. Sus posibilidades de matrimonio caen en un 40% por cada 16 puntos de subida en su coeficiente de inteligencia.

El poder masculino es afrodisíaco

Le dijo un amigo: “El aroma del poder masculino es afrodísiaco para las mujeres pero el perfume del poder femenino es un apagón para los hombres”.

Y ahí va, para terminar, una cita que recoge Maureen de Craig Bierko, actor de musicales, de la serie televisiva “Sexo en la ciudad”:

“En el fondo, debajo de la bravura y del machismo los hombres simplemente tenemos miedo de decir que lo que verdaderamente buscamos en una mujer es una socia o compañera inteligente, con autoestima y que sea de fiar en la vida, a quien podamos dedicarnos, devota e incondicionalmente, hasta que cumpla los 40 años”.

11 comentarios

  1. Dice ser Carlos Capote

    Claro, las mujeres inteligentes tienen menos posibilidades de casarse porque se dan cuenta de que los hombres somos un deshecho de la naturaleza. Dicho en otras palabras, no es que tengan menos posibilidades de casarse, es que sólo aceptan casarse con hombres inteligentes, y esos ejemplares son muy difíciles de encontrar.Por lo menos, sigo pudiendo mear de pie.

    30 Octubre 2005 | 18:55

  2. Dice ser Lobo

    ¿Que los tiempos están cambiando, OTRA vez? ¿Que los ideales feministas (que no habían terminado de triunfar están dando paso a los viejos ideales de toda la vida?Y luego dicen que los hombres estamos confusos. 🙂

    31 Octubre 2005 | 03:54

  3. Dice ser Cesar Calderon

    Eso digo yo, me he pasado los 2 anios tratando de encontrar mi lado sensible…y ahora otra vez de vuelta a la dehesa?Yo a este paso me hago gay!!!

    31 Octubre 2005 | 10:14

  4. Dice ser Metrosexual reciclado.

    ¿Otra vez se lleva el pelo en pecho? ¿y que hago yo con todos los potingues que me he comprado?.A ver si se aclaran las tías de una vez que me tienen en un sinvivir…

    31 Octubre 2005 | 10:48

  5. Dice ser una mujer

    Creerme, las tías siguen buscando incansablemente al hombre inteligente, divertido y sensible. Lo del hombre de Cromagnon de pelo en pecho, está de capa caída, y una mujer mínimamente inteligente no caería en las garras de semejante ser…

    31 Octubre 2005 | 11:15

  6. Dice ser Boris

    El feminismo ha sido una teoría idílica de igualdad que junto con otras utopías de los 60 querían revolucionar el mundo, el problema es que se ha comprobado con el tiempo y muchas frustraciones que los hombres y las mujeres NO SOMOS IGUALES. Las mujeres se dieron cuenta pese a la propaganda sistemática, que depilarse y maquillarse no era cosa de MUJERES OBJETO, sino de mujeres con autoestima que querían relacionarse con el sexo opuesto controlando en todo momento la situacíon.Actualmente el feminismo es un movimiento anacrónico, nada idealista, que sobrevive gracias a las subvenciones gubernamentales. Es un puro NEGOCIO (como casi todas las utopías de los 60 : de la IMAGINACION AL PODER, hemos pasado a LA MEDIOCRIDAD SUBVENCIONADA).Hoy en día su principal labor para justificar la pasta gansa que entre todos les damos es criticar a las modelos recogepelotas, criticar letras de canciones de Eurovisión y sobre todo la corrección política del idioma (o sea la obligación decir lo de jóvenes y jóvenas, soldados y soldadas, etc…). Dejando a un lado temas sin importancia como la explotación de mujeres emigrantes obligadas a ejercer la prostitucion, los derechos de las mujeres musulmanas en España, etc…etc…

    31 Octubre 2005 | 11:38

  7. Dice ser Printer

    Según lo que posteó “una mujer”, los peludos no tenemos nada que hacer. Bueno, debe ser entonces por mi inteligencia que mi novia sigue conmigo XD

    31 Octubre 2005 | 16:46

  8. Dice ser Diego

    Bastante absurdo pensar que la mujer inteligente pierde atractivo….. !!La mujer atractiva es atractiva sin importar el relleno de su cerebro, de hecho, la intelingencia le da mas puntos…. siempre y cuando no sea pedante o presumida por ser inteligente, esto es desagradable en TODAS las personas independiente del sexo.Tambien hay que pensar que la mayoria de mujeres poco atractivas se concentran en cultivar otras cosas como su cerebro, cultivo bastante extraño y raro en una mujer bonita.La inteligencia hace de una mujer atractiva una joya todavia más extraña y única.Y para cerrar…. ¿quien dijo que a los hombres no les gusta ser perseguidos?… tal vez no nos gusta que esa persecución asfixie…

    02 Diciembre 2005 | 23:23

  9. Dice ser Juan

    En su libro Maureen Dowd no para de decir en cierta forma al hombre como debe pensar, como debe actuar, a quien debe amar y si el hombre no actua asi lo degrada considerando que esas actitudes son reflejo del machista,y la cobardia,censurando asi el derecho del hombre a dirigir su vida sentimental como el quiera …Ella cree que si no ha tenido exito con los hombres es debido a que tenemos miedo a mujeres criticas. Es decir cuando un hombre ejerce el derecho a elegir con quiere estar (y le guaste o no, su derecho a no elegirla) lo critica por ello Pero seamos justos ¿si esa actitud que tiene ella con los hombres la tuviera un hombre hacia la mujer no la considerariamos una actitud misogina?, y ante el hecho, curioso, que las mujeres pasaran de él como de la mierda, ¿no nos pareceria logico e incluso lo aplaudiriamos?.No creo que el hombre tenga miedo de mujeres de exito,lo que no aceptamos son actitudes tiranicas.

    01 Septiembre 2006 | 20:47

  10. Dice ser Daniel

    Hola, los quiero invitar a mi blog, que trata de las opciones que tienen solos y solas dentro de internet.Espero vuestras visitas, comentarios, propuestas y críticas. Solos y solas en redGracias y saludos

    15 Octubre 2009 | 16:01

  11. Dice ser manuel

    La mujer de las cavernas era tan inteligente como la mujer de todas las épocas, también los hombres de todas las épocas cuentan con las características q les han permitido sortear las vicisitudes cotidianas o ¿acaso no han sido hombres y mujeres inteligentes y sensibles quienes pintaron las maravillas de Lascaux y Altamira? ¿No fueron hombres y mujeres inteligentes y sensibles quienes crearon las artes y las ciencias sobre cuyos “hombros de gigantes” se ha edificado la modernidad? Creer q la inteligencia femenina y la sensibilidad masculina nacen en los años sesentas es tan solo otra insensata arrogancia q adicionar a las muchas de nuestros tiempos,en eso si, superirores a otras épocas.

    20 Abril 2010 | 12:01

Los comentarios están cerrados.