BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Las presentadoras no se quedan con la ropa de la tele

La tele da mucho de sí y, entre los comentarios que ha recibido mi nota de esta mañana sobre el recorte de la publicidad en TVE (“Zapatero se te ve el plumero”), me han llamado la atención las críticas al déficit y al despilfarro en TVE. También me sorprende comprobar una cierta aversión a los anuncios, que son los que financian a las cadenas y permiten que veamos la tele gratis.

Uno de los comentaristas (Printer) me ha hecho sonreir al leer este párrafo:

“Corre el rumor, no sé si cierto, que hay presentadoras que se quedaban con los vestidos que compraban de atrezzo para sus programas… (aunque es sólo un rumor)”

lo dijo Printer · 28 Octubre 2005 | 02:08 PM

¡Hombre, Printer! En todas partes cuecen habas y, en algunos sitios, a calderadas, pero yo he pasado muchos años en TVE y jamás he visto a nadie quedarse con la ropa que compra la tele para los presentadores y presentadores. En primer lugar, porque, en general, somos gente honrada y eso sería un robo. En segundo lugar, porque es más difícil que robar un ordenador o una máquina de escribir o cualquier objeto no identificable de cualquier empresa.

Hay una norma (o había en mis tiempos de TVE) que permite comprar la ropa usada a mitad de precio a los presentadores/ras cuando los estilistas (así se llamaban algunos expertos de imagen) daban de baja dichas prendas porque estaban fuera de temporada, pasadas de moda o simplemente muy gastadas.

En toda mi carrera en TVE (y he presentado cientos de horas de programas en directo y en diferido en la 1ª y en la 2ª) he usado muchas chaquetas, camisas y corbatas de gran calidad. (Nunca me compararon pantalones ni zapatos porque decían que no se veían en la pantalla, al estar detrás de una mesa). Cuando devolvía las prendas al ropero de la tele, pasadas de moda, ya no valían ni para las hermanitas de la caridad.

Sólo recuerdo haber comprado un traje completo a TVE, algo sudado pero a mitad de precio. Reconozco que fue un chollo. Cuando me llamaron, a toda prisa, para hacer las entrevistas a los candidatos presidenciales en la campaña electoral de febrero/marzo de 1996, volé de Nueva York a Madrid

practicamente con lo puesto (chaqueta azul y pantalón gris) pero con tan mala suerte que perdí un botón de la chaqueta y llegué todo arrugado al Pirulí.

Me compraron un traje de emergencia y con él hice todas las entrevistas (Julio Anguita, José María Aznar, Felipe González, etc.). En ninguna de ellas me cambié de chaqueta y creo que traté a todos por igual. Al menos esa fue mi intención.

Cuando regresé a mi puesto de trabajo en la corresponsalía de Nueva York, me dejaron llevar el traje nuevo (era de mi talla y muy fino para acudir a la Casa Blanca o a sitios de postín desde donde hacía conexiones en directo).

La verdad es que lo usé poco y estaba casi nuevo cuando José María Aznar, vencedor de aquellas elecciones, ocupó la Moncloa y yo fui fulminantemente despedido de mi trabajo en TVE. No les gustaba mi cara. Gajes del oficio. Claro que, a partir de entonces, no volvieron a hacerse entrevistas nunca más a los candidatos presidenciales en TVE. !Cualquiera se atrevía a preguntar libremente al candidato Aznar!

Cuando entregué mis bártulos a TVE, compré el traje pre electoral por la mitad del precio de venta en la tienda y le quité el número que llevaba grabado a su forro interior para que lo borraran del inventario de la tele. Todas las prendas tienen un número. Cuando vean a un presentador denle la vuelta a su corbata y verán que llevan un número cosido y visible.

Aún conservo aquel traje con el que entrevisté a los seis candidatos presidenciales pero, fuera de la tele, engordé tanto que ya ha quedado inservible. Estoy pensando revenderselo a Carmen Caffarell a un tercio del precio por si le vale a Lorenzo Mila que está (¡Ay!) mucho más delgado que yo.

Por tanto, amigo Printer, no digas que se corre el rumor de que las presentadoras se quedan con la ropa de la tele. Está marcada y, muchas veces, queda inservible.

Claro que últimamente -como dice mi admirado Manuel Saco- lo único que se corre en España es el rumor.

4 comentarios

  1. Dice ser imagina

    Seguir vuestros gratificantes Blogs, y colgar mi humilde opinión o comentario se ha convertido en un vicio para mí.Lo de los vestidos que según rumores, se quedan los presentadores me ha recordado la escandalera que se montó con los vestidos de Pilar Miró, o con el avión que fue a buscar a Alfonso Guerra a Portugal cuando era vicepresidente del gobierno, o con cualquier posible seudo escándalo que perjudique al enemigo. Eso si hasta que llegan los escándalos de verdad, caso por ejemplo de Roldan y la benemérita.Saludos

    28 Octubre 2005 | 21:28

  2. Dice ser Jessica

    En España es facilísimo lanzar un rumor, engañar a la gente, y luego, si se confirma de que es falso, “pío, pío, que yo no he sío”… Pero ¿quien se entera del desmentido? ¿Y quien cree el desmentido? Desgraciadamente, se le suele dar más crédito al rumor.Difama, que algo queda.Me viene a la cabeza el asunto del embarazo de Leticia. Se habían pasado creo que 6 meses diciendo que la Princesa estaba embarazada. Cuando por fín se quedó embarazada, alguien en Antena3 dijo en un reportaje “la noticia por fin se ha hecho realidad”. No el rumor, no: la noticia se ha hecho realidad. ¡Toma ya! Es toda una declaración de intenciones.

    29 Octubre 2005 | 13:46

  3. Dice ser Jessica

    Fe de erratas: Quise decir “Si se confirma QUE es falso”, y no “si se confirma DE QUE es falso”. Un gazapo espantoso.

    29 Octubre 2005 | 13:47

  4. Dice ser Printer

    Como no, querido blogger agradecer tu aclaración, pero no me pidas esto:”Por tanto, amigo Printer, no digas que se corre el rumor de que las presentadoras se quedan con la ropa de la tele. Está marcada y, muchas veces, queda inservible.”¿Por qué no lo he de decir, si el rumor existe? Yo no me lo he inventado 😀 Y dejé bien claro (2 veces) que se trataba de un rumor. ¿O no lo dejé claro? Aún así, el otro motivo que apuntaba para el despilfarro de dinero en TVE, el amplio, e innecesario, número de trabajadores, parece no haber calado en tí :POtra cosa más.. dices que nos quejamos de los anuncios, pero que son lo que permiten que vemaos la televisión gratis. Y yo te digo que nuestros impuestos pagamos para tener TVE y TVE2, y aún así todavía tienen anuncios. ¿Doble financiación? Creo que es en el Reino Unido donde la tele pública, la BBC, no tiene anuncios. ¿Alguien lo puede confirmar? Preferiría pagar una cuota fija de 30€ al año a TVE, si luego ofreciese una programaciónb de calidad y sin anuncios, como tiene la BBC (al menos lo que yo he visto en ella).Un saludo 😀

    29 Octubre 2005 | 14:37

Los comentarios están cerrados.