BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

“Lo dificil se hace, lo imposible se intenta” (Napoleón, creo)

Hay mensajes tan provocadores y cargados de sensatez que no puedo dejar de contestarlos inmediatamente, aunque aún no tenga la cena preparada. No se hasta donde podré llegar en esta rápida respuesta a Enrique, pero lo intentaré.
Este ha sido su comentario:

“Por mucho que Zapatero se comprometa a “encauzar ” el Estatuto catalán en la Constitución, y a pesar de su encantador poder de seducción y su magia de gran prestigitador, esta vez es imposible.
Cualquiera que se moleste en leer el Estatuto, (es fácil bajarlo de la página web de la Generalidad), se podrá dar cuenta. Va bastante más allá que el Plan de Ibarretxe; y lo digo porque he leído ambos detenidamente.
Por favor, les pido a todos los que vean este mensaje que se molesten un poco en leerlo. Merece la pena, especialmente si aman a Cataluña como yo.

lo dijo Enrique Nofuentes · 2 Octubre 2005 | 08:55 PM”

Conozco al autor del comentario (Internet tiene la gracia de poner en contacto a viejos amigos) y estoy convencido de que
1.- ha leído integramente (como muy pocos) los dos proyectos de estatuto (el vasco y el catalán)
2.- es de los que aman sinceramente a Cataluña.

Pero estoy en desacuerdo con su primera (creo que algo precipitada y negativa) conclusión, cuando dice que “a pesar de…

“… esta vez es imposible”.

Le recuerdo una frase que aprendimos juntos, hace muchos años, y que yo atribuyo siempre (con razón o sin ella) a Napoleón:

“Lo difícil se hace, lo imposible se intenta”

O aquella otra loca frase de nuestra juventud en Mayo del 68:

“Sé realista, pide lo imposible”

Imposible, imposible, no hay nada, querido Enrique, si queremos vivir en libertad y, por tanto, en paz.

Y no me compares el plan Ibarretxe (aunque tenga las mismas palabras o intenciones) con el proyecto de Estatuto catalán, porque el contexto es muy diferente. Hablando en paz se puede (y se debe) llegar siempre más lejos. Y el catalán ha sido votado en paz por el 90% de los representantes del pueblo de Cataluña. En Cataluña no hay una banda terrorista como ETA, que atemorice a los políticos a la hora de hacer campaña y que les impida votar libremente, sin miedo, como creo que lo han hecho en Barcelona.

No he leído el proyecto de Estatuto catalán (sólo resúmenes de prensa) y estoy seguro de que es mejorable, sobretodo en lo que concierne a la chapuza nacional de la financiación autonómica. (Recomiendo los últimos y clarividentes trabajos publicados por José V. Sevilla, el autor intelectual de la primera reforma fiscal de nuestra democracia, sobre este enrevesado asunto). Pero no puedo comparar, en nada, la cuestión catalana con la cuestión vasca. Sobretodo porque, desgraciadamente, muchos vascos no viven en libertad, no tienen posibilidad de expresarse libremente ni de pregonar sus ideales o criticar los del vecino, por un miedo legítimo a la barbarie terrorista y a la presión del nacionalismo más fanático.
En esto del miedo al terror y a la violencia física, me reconocerás que soy algo experto y bastante miedica, y entiendo a quienes no desean ser mártires de la libertad en Euskadi, donde el Estado (que somos todos) les ha dejado abandonados, desde hace décadas, y sin garantizarles los derechos democráticos básicos que disfrutamos en paz en el resto de España.
Si desapareciera ETA, el estatuto vasco podría ir tan lejos como el catalán o incluso más allá.

Hablando, sin coacciones, se entiende la gente.

¿Recuerdas el día que me compré la chapela que llevo en la foto de este blog?. Ojalá podamos hablar pronto en paz, sin coacciones, en nuestra querida Euskadi (en el mismo bar del casco viejo) como lo están haciendo nuestros amigos de Cataluña.

Estoy convencido de que el nacionalismo (cualquier nacionalismo) nos limita, nos empobrece, nos aisla de los demás seres humanos. Pero también estoy convencido de que todos nosotros (lo reconozcamos o no) llevamos algo de nacionalismo pegado a nuestra piel. Te aseguro que lucho por quitarme esos restos prehistóricos y/o zoológicos que todos llevamos dentro. A veces, sin éxito. Pero habrá gente más nacionalista o pueblerina que piense lo contrario y que esté dispuesta a hacer campaña para demostrar que el agua de su pueblo está más fresquita y clara que la del mío. Pero no por eso vamos a matarnos.

Si te digo la verdad, lo peor del estatuto catalán es que, en mi opinión, está generando expectativas quizás exageradas o poco realistas, que pueden acabar produciendo una gran frustración a muchos de los que amamos -como tú- a Cataluña.

No puedo seguir. Estoy haciendo caballa en escabeche, con la receta de mi madre. Y me reclaman en la cocina. Ánimo, Enrique. Y gracias por tu mensaje.








3 comentarios

  1. Dice ser Bernardo

    Brillantes los dos, Enrique y JAMS. Me gustó la parte en la que decías, JAMS, lo de que los nacionalistos nos reducen y embrutecen. Sobre todo, ahora apunto yo, cuando tienen tanto de artificio como los de la Vieja Europa. Naciones o nacionalismos tienen mucho de semántica artificial. Yo no me creo ni unos ni otros. Hace poco visité a un tribu de la Amazonia. Me hablaban con naturalidad de la nación Karayá. No hablaban de fronteras ni de tierra. Nación como algo etéreo. Es el único concepto de nación que me parece lógico. El resto, puro artificio, invención, creación, generalmente basado todo en medias mentiras.Por otro lado, insistiendo en la semántica, creo que con un maquillaje lingüístico, España sería muy diferente. Yo vivo en una república sudamericana (Brasil) y os aseguro que Murcia tiene muchas más competencias que cualquiera de estos estados, por no hablar del centralismo brutal del gobierno central de acá. Acabo de estar en México (república) y es igual de centralista. Asturias,por ejemplo, es el colmo del autogobierno frente a Baja California, Tabasco o Yucatán.Artificio o no, no podemos negar los sentimientos de pertenencia, claro. Además, veo bastante bien el estatuto catalán, salvo la financiación, por la sencilla razón que ahora estanos en Europa, España va a empezar a pagar un dineral a Lituania etc Si Catalunya prefiere pagar a Lituania que a Andalucía, que lo diga alto, no sé si le saldría bien la jugada a nivel de marketing. En fin, que dialogando se entiende la gente. Con suerte, se aprueva un buen estatuto que traiga esa república federal con la que tantos soñamos, aunque sea desde el exilio

    04 Octubre 2005 | 01:00

  2. Dice ser isabel

    los que no quieran ser ESPAÑOLES que se ballan de tan grade tierra porque losque vivenen un punto como otro pisan la tierra de todos que es nuestra ESPAÑA

    04 Noviembre 2006 | 23:17

  3. Dice ser vladimir

    Isabel… aprende a escribir y luego opina, la verdad ni lei el tema, pero tu comentario le quitó seriedad a culquier cosa que pudiste haber opinado.

    01 Junio 2009 | 02:58

Los comentarios están cerrados.