Cada vez creo en menos cosas Un foro para pensar en lo divino y en lo humano

Moza que verbenea

Os escribo al comienzo de la sofocante noche de san Juan, heredera de la celebración pagana en la que se celebraba el solsticio de verano en el hemisferio norte, un homenaje al sol en su día más largo, al que se le consagraban hogueras para que no perdiese vigor en su declive hacia el solsticio de invierno. Durante siglos fue, con los carnavales, la noche del desenfreno, noche de ayuntamientos carnales propiciados por el vino, el calor del fuego y la complicidad de la oscuridad. Era, además, una noche de brujería, pues se suponía que la verbena recogida a esas horas, antes de que llegase la aurora, tenía propiedades mágicas en infusión. Fue precisamente la cosecha de esta planta, de pequeñas flores multicolores, la que dio nombre a la verbena que hoy mejor conocemos, la fiesta nocturna en honor al santo patrón, con bailongo incluido.

Con la disculpa de ir a recolectar la planta mágica, mozos y mozas se separaban disimuladamente de la hoguera y se perdían en la oscuridad bajo el manto cómplice de las estrellas. De esta costumbre nació uno de los proverbios castellanos que más me gustan: “Moza que verbenea, marcea”. Es decir, nueve meses después (el período exacto de gestación) llega marzo, mes en el que era probable que naciese el fruto del amor disipado de la noche de san Juan. A la llegada del alba, en muchos lugares de la cristiandad las charangas y bandas locales desfilaban dando la tabarra a los pocos vecinos que hubiesen conseguido conciliar el sueño, tocando y cantando “alboradas”, sobre todo las famosas “mañanitas de san Juan”, hasta quedar todo el rebaño cristianamente recogido en el fin de fiesta de la misa.

Fue un empeño más de la Iglesia católica por acomodar las costumbres paganas a sus ritos y dogmas, tal como había hecho desde el principio del cristianismo (la existencia de una virgen, madre de un dios, el nacimiento del dios-hombre en un pesebre en el antiguo Egipto, etc.) bajo la inteligente lógica de que si no puedes vencer al enemigo, súmate a él. Si el pueblo no estaba dispuesto a abandonar sus costumbres paganas, había que cristianizarlas, de la misma manera que mejor era cristianizar sus templos que derribarlos. Iglesias y catedrales están así edificadas sobre los basamentos de antiguas mezquitas y lugares de culto paganos. De esta manera, mudar de objeto de adoración resultaba menos traumático para los conversos, a los que poco importaba si su holganza y ayuntamiento carnal tenía lugar bajo las estrellas en la fiesta del sol pagano o en la del santo evangelista.

Esta estrategia reportó ingentes beneficios a la Iglesia durante siglos, hasta que su alianza con el poder hizo innecesaria la táctica de seducción para pasar a imponerse groseramente, apoyada en su brazo armado, la espada del rey o dictador al que servía. Como dicen en mi pueblo, con buena picha bien se jode. La Iglesia moderna según va perdiendo los privilegios y el apoyo de quienes ostentan el poder, en lugar de echar mano del viejo truco de la cristianización de las costumbres paganas, se deja atrapar por un ataque de pánico cuyos síntomas más claros son la bronca continua a las ovejas descarriadas y el anatema de lo que consideran sus costumbres disolutas: lejos de acomodarse a la clientela, como tan sabiamente habían hecho sus antepasados en momentos de penuria, la asustan y la agreden a diario con su moralina inmoral, calificándonos de asesinos abortistas, en connivencia con matrimonios espurios de mariquitas y lesbianas, de costumbres disolutas, que hemos hecho del laicismo un dios pagano, dinamitadores de la unidad de España (¡Paña!)…

Los obispos españoles andan últimamente en estas cábalas, reunidos en plenario para el estudio de la situación “religiosa, social, cultural y política de España en este momento de nuestra historia”, según palabras de su portavoz. Reunión de pastores, oveja muerta, ya se sabe. Creo que entre hoy y mañana anunciarán sus conclusiones, pero esto tiene toda la pinta de que nos van a llamar de todo menos bonitos.

A mí no me importa porque sé que dios no existe. Pero me temo que a alguno de vosotros se os va a atragantar el veraneo.

56 comentarios

  1. Dice ser NP idea

    D. Manuel Saco: un sincero alegato en favor de la ignorancia religiosa en una persona que está todo el p…(santo) dia hablando de religión.Creo que a eso se le llama coherencia, pero no estoy muy seguro. Como para fiarse…

    26 junio 2006 | 23:54

  2. Dice ser Miguel en Canarias

    Interesante propuesta, NP Idea. Tiene sentido:Manuel, como te equivocaste de Juan, ya no puedes preguntarte en voz alta por qué en pleno siglo XXI la Iglesia sigue condenando los métodos profilácticos que previenen la difusión del SIDA.Manuel, por la pifia del evangelista y el bautista, ya no te es lícito comentar el preocupante alineamiento de la Iglesia con las posturas peregrinas de la derecha más recalcitrante.Manuel, tu desconocimiento del día exacto de según qué San Juan te descalifica para preguntar por qué durante cuarenta años la Iglesia dejó entrar en las catedrales bajo palio a un dictador, máximo responsable del levantamiento en contra del orden constitucional en su día.Manuel, tu imperdonable confusión sobre qué Juan celebra su día el 24 nos hace dudar de tus comentarios sobre las posturas intolerantes de una institución que dice ser único representante del mensaje más tolerante de la historia de la humanidad.Tienes razón, NP idea. Me has convencido.

    27 junio 2006 | 01:18

  3. Dice ser Manuel Saco

    MiguelNi dios puede disculpar esto mío.

    27 junio 2006 | 09:18

  4. Dice ser El Reverendo

    “Manuel, tu desconocimiento del día exacto de según qué San Juan te descalifica para preguntar por qué durante cuarenta años la Iglesia dejó entrar en las catedrales bajo palio a un dictador, máximo responsable del levantamiento en contra del orden constitucional en su día”¿Por la misma razón que los progres corren a hacerse la foto y a rendir pleitesía a un tal Castro?…Hablábamos de dictadores ¿No?”[…]comentar la preocupante alineación de la Iglesia con las posturas peregrinas de la derecha más recalcitrante[…]”¿De qué porcentaje de población española recalcitrante estamos hablando? Un 0,3, acaso 0,5…No es relevante.Don Manuel no escupa usted hacia arriba que ya sabe donde va a parar luego el gargajo…según la Ley de Murphy…por supuesto

    27 junio 2006 | 13:31

  5. Dice ser irene

    “[…]comentar la preocupante alineación de la Iglesia con las posturas peregrinas de la derecha más recalcitrante[…]”¿De qué porcentaje de población española recalcitrante estamos hablando? Un 0,3, acaso 0,5…No es relevante.Reverendo, no te hagas el interesante, que por desgracia, y segun sondeos del pp, sois casi 10 millones de españoles…, osea que no sois tan exclusivos…sois, segun mi parecer, hasta demasiados…pero es lo que tiene la difusion de ciertos medios e informativos…sin acritudsaludos

    29 junio 2006 | 15:06

  6. Dice ser nose

    Me pueden explicar qué es un troll? Gracias

    02 julio 2006 | 18:20

Los comentarios están cerrados.