BLOGS

Cada vez creo en menos cosas Un foro para pensar en lo divino y en lo humano

El arte del toreo

Comienza la feria de san Isidro en la plaza de Las Ventas de Madrid, la que los aficionados más entendidos consideran la catedral del toreo, la que ensalza o destruye famas y fortunas, tanto para los toreros como para los ganaderos.

Una vez os confesé que guardo con las corridas de toros una relación de amor/odio. Culturalmente mucha gente de mi generación renegamos del fútbol, por su sentido utilitario para la dictadura de Franco, como instrumento de “pan y circo” con el que anestesiaban los espíritus patrios y encauzaban y daban salida controlada a la agresividad colectiva.

Y sin embargo, el fenómeno del fútbol lo comprendía, porque estimulaba la pertenencia a un grupo, como un “nacionalismo de club” en el que cada uno podía elegir patria, donde el juego continuaba mucho más allá del campo, en el bar, en la oficina, durante toda una semana. Nunca entendí, eso sí, cómo alguien de Ourense podía ser del Bilbao, o un sevillano adorar los colores del Barcelona o del Madrid. Me explicaron que era cuestión de fe, que no intentase razonarlo, que ni ellos mismos, los orensanos o sevillanos, se explicaban por qué de pronto un día se habían despertado militando en un equipo a cientos de kilómetros de su cama.

Con la “fiesta nacional” era algo distinto. Aquella tortura legal de un animal estaba muy lejos de mis usos culturales, como el vino jerezano, como los trajes de faralaes y las sevillanas, como la guitarra flamenca, cosas que aprendí a amar con el tiempo a fuerza de conocerlas. Ya se sabe que el roce hace el amor. También lo intenté con los toros. Deseando huir de los tópicos, intrigado por un fenómeno que adoraba gente a la que yo adoraba y respetaba a mi vez, asistí hace muchos años a una corrida, la de la Prensa se llamaba entonces, que solía ser la más emblemática y la más codiciada por toreros y aficionados. Esa era la mía, me dije.

Desempeñó el papel de lazarillo un buen amigo, de esos aficionados fundamentalistas que parecen saber mejor que nadie en la plaza por dónde derrota el toro, por dónde zozobra el torero. Y entre gritos y aspavientos hacía un alto para explicarme en qué consistía lo que ocurría allá abajo en el coso, como esos lazarillos que acompañan a los ciegos a “ver” una película, y se la van relatando al oído. Porque, en efecto, yo era como un ciego. Me pareció un espectáculo sobrecogedor, como un ballet, un pas de deux entre un bailarín y una bestia, una historia que siempre acaba mal, en sangre y muerte.

Lo peor de todo es que me gustó. Salí de allí conmocionado, convencido de que debería guardar ese sentimiento como un secreto entre mis amigos. Por eso nunca más asistí a otra corrida de toros, ni por televisión. Creo que no podría soportar la idea de que la tortura, la burla, el desprecio a los animales formara parte de mis gustos y aficiones.

86 comentarios

  1. Dice ser David

    Enhorabuena Ruiz “el frontanero”, has soltado el tópico número dos sin despeinarte.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser irene

    ninguno de los pro-taurinos se ha preguntado la imagen que damos en el extrangero??? un poco de sadicos incultos que van cantando sevillanas y fustigandose de rodillas mientras asesinan a un aniamal salvajemente…pues que bonito…otra cosa decir…si la lucha fuera equilibrada a mi me daria igual los toros (es el mismo arte que el futbol, ninguno…si quereis llamadlo aficion o entretenimiento pero arte no es, principalmente por su finalidad destructiva y el arte es todo lo contrario)me pareceria legal, que el torero se enfrentara el solo al toro con su espada y en campo abierto entonces la lucha seria igual (y por supuesto no vale aturdir ni drogar al toro ni limarle las astas) entonces vale…pero que mientras distraen al toro con el capote llegue un tipo por la espalda con dos ganchos balleneros y se los clave en tol lomo me parece una cobardia y una mierda de torero…pues vaya valiente…pues eso, que es como el safari de Extremadura, qu meten un tigre y lo aturden lo dejan bien comido para que este menos agresivo y luego lo sueltan en una zona que el hombre conoce bien pero el tigre esta apoyardao, asi es muy facil matarlo…ahora vete a africa con una lanza y un taparrabos y prueba a ver de cazar un leon a ver que pasa…y si no se han extinguido los ornitorrincos que tampoco sirven para nada, porque se va a exterminar al toro bravo??

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser Gayoli

    Yo sigo pensando que el problema de los toros es un problema a la iraquí… Fue muy malo montar el tinglado, (La Católica Reina Isabel era de esta opinión, antitaurina ella) pero una vez en harina es complicado y contraproducente dejarlo sin más. El toro bravo en libertad iba a gozar de una muerte menos dura, pero también a sufrir una vida más azarosa. Si es que queda en libertad, o directamente entra en la cadena de producción alimentaria donde iba a sufrir como el que más, al igual que el resto de los pertenecientes a ella (y a este toro bravo, si no fuera por su muerte tan violenta, que se iguala a la de los demás, se le puede considerar un privilegiado en sus condiciones de vida) Quiero aportar aquí una visión desafectada y realista del tema, y coincido con la opinión de Ray, que ya les gustaría a muchos bichos vivir como los toros bravos, porque morir, mueren igual o peor.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  4. Dice ser Gayoli

    O sea que animaos a haceros vegetarianos los que no soporten su condición de líderes de la cadena trófica y mejor depredador conocido, que es el hombre.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  5. Dice ser gonzalo

    Efectivamente Sr. Saco; es inconcebible que en el siglo XXI exista todavía una España tercermundista en la que algunas personas gozan observando la tortura, agonía y muerte de un noble animal.Ahora empezarán a explicar los taurinos que el toro de lidia no existiría si no fuera por la “fiesta”..bla…bla….etc..etc.!Pues NO ! no conseguirán justificar lo injustificable.Somos muchos millones de personas en España (y no digamos en el resto del mundo) los que estamos en contra de esta barbarie y ellos son unos pocos.¿Hasta cuando?.Un saludo.

    06 Mayo 2006 | 19:17

  6. Dice ser Papisa Juana

    Manolo, has explicado muy claramente esa contradicción humana que otros no padecen. Los instintos versus la sensibilidad y la razón. Porque todos tenemos agresividad y podemos identificarnos con representaciones ficticias de la misma para descargar la nuestra. Pero otra cosa es llevarla a la práctica, y aun menos hacer de ella un “arte”. Como digo arriba, los hay que viven exentos de tales dilemas, dejándose llevar por la mera pasión del Tanathos inflingido, sin pararse a sentir en la piel del prójimo, aunque éste sea un animal “irracional” (como ellos, claro).

    06 Mayo 2006 | 21:23

  7. Dice ser imagina

    Hace muchos años, en una tertulia televisiva, sobre la “fiesta” de los toros, organizada con personajes, más o menos conocidos, de los cuales sólo recuerdo a uno, el Sr. Sánchez Drago, se encresparon tanto los ánimos enfrentados que el según dicen, gran literato, presentador de programas seudo culturales en la tele de Aznar (cobrando fidelidades, cual Pemán en la misma tele franquista), se descolgó con una sentencia dirigida (esputada), a una aguerrida germana, defensora de los animales, que venía a decir “vaya con la alemana, defendiendo a los toros y echando judíos a los hornos crematorios”.Saludos

    07 Mayo 2006 | 10:20

  8. Dice ser Ray

    No hay mas que ir a un matadero para ver lo que es el horror de una matanza (un auténtico holocausto diario) de animales, para que la sociedad tenga su ración de carne diaria, pensadlo cuando os comáis una hamburguesa o un solomillo al whisky. No hay ningun arte, eso sí, solo brutalidad insensible, los animales son colgados de un gancho y despiezados mientras continuan temblando, supongo que vivos. Supongo que sufren pero por supuesto ellos no mueren en una plaza ni su muerte se retransmite por televisión y claro ojos que no ven…Por otro lado la vida de estas criaturas hasta este nada dignificante fin no ha sido un lecho de rosas: la mayoría no ha visto el campo, ni una brizna de hierba. Son estabulados en recintos minimos, engordados con sustancias, apiñados como trozos de carne sin poder desarrollar su ciclo biológico ya que la mayoría son sacrificados demasiado jóvenes (corderos, terneros, pollos, etc…). No se puede decir que su paso por este mundo ha sido pleno. Un pequeño infierno es lo que ha sido.¿Sabéis lo mas gracioso? que se desperdician toneladas de carne (sobre todo ahora que esta prohibido reciclarla en piensos) que se estropea o es rechazada por exigencias de calidad. Encima una muerte (y vida) sin sentido.Yo no digo que sea edificante la muerte de un toro de lidia (no me gustan las corridas de toros y eso que mi hermano es rejoneador). Pero no es de los animales que peor lo pasa, por cada toro de lidia que muere después de una vida plena en una dehesa, hay cientos de miles de animales mueren sin ritual pero tampoco sin dolor, despues de una vida miserable. Deberian conmoverse mas por estos últimos, si lo que realmente les importa es la dignidad de los animales. Ahora si lo rechazáis porque es un icono o la simbología de la fiesta nacional, pues entiendo que os preocupe mas la muerte o prefieran que ni tan siquiera existan los toros bravos.Y tenéis razon, sin las corridas (con perdón), el toro bravo desaparece, porque no es de los toros que se puedan estabular y tampoco es de los que mas carne tiene ni crece en menos tiempo. Ergo se extinguiría porque no es util para una sociedad consumista que solo mira el beneficio inmediato.Saludos.

    07 Mayo 2006 | 11:31

  9. Al tal Gonzalo y a la Papisa, les da horror la fiesta. Pero no reparan cuando comen la carnita fresca que les pone el matarife. Y cuando no comen carne, es por la salud de ellos y no por la de los animales. De seguro que son de las bandas que abandonan los perros en vacaciones de verano……Joder ocúpense de los otros animales. Que los toros de casta se cuidan solos…

    07 Mayo 2006 | 12:24

  10. Dice ser Rosa J.C.

    Manolo, algo tenías que tener para no ser perfecto…Madrid ya ni da ni quita. Todo es apariencia. Para hacer afición, la de la Prensa no es la más indicada. Casi siempre es una pantomima de tono festivalero. La de Victorino sí que garantiza, normalmente, verdad y emoción.

    07 Mayo 2006 | 12:25

  11. Dice ser andros

    yo, como manolo, también disfruto/sufro de la misma ambivalencia con respecto al mundo de los toros y toreros. he visto algunas corridas en mi vida y he de reconocer que el “espectáculo” es muy atractivo y al mismo tiempo salvaje (quizá por eso es tan atractivo). Y posiblemente por haberse convertido en un “espectáculo” y ser entonces un mero negocio, de muchos millones de euro, a perdido para mí lo que en sus orígenes tenía de ritual purificador que unía además, las culturas del mediterráneo que tenían como animal totem, el toro.

    07 Mayo 2006 | 13:52

  12. Dice ser Sofía

    Pues me parece verdaderamente vergonzoso que aún no se hayan prohibido los toros. Y de verdad no hay comparación:matar para comer, que torturar en público a un animal y encima llamarlo arte: es de incultos nacionalistas. Y que conste que jamás insulto una opinión o gusto pero es que el que calla otorga y si no lo hago estaría aceptando y apoyando esto y de verdad habría que acabar con ello. A los que lo ven un arte seguro que no opinarían así si fueran ellos los torturazdos de esa forma.

    07 Mayo 2006 | 14:40

  13. Dice ser Mari

    Bueno, he leido tantas barbaridades que no sé ni cómo contestar… Así que directamente diré mi opinión y punto.Yo no estaré de acuerdo con el “arte” del toreo hasta que no vea en lugar del toro a un amante de esta masacre torturado durante horas hasta que lo matan. Ahí quizá ya empiece a verle la gracia. Pero por ahora me parece increíble que haya gente tan sádica y tan amargada como para disfrutar con algo así.Finalmente, pondré una frase que describe esto muy bien: El perro es el más noble de los animales. El hombre, el más animal de los innobles. (Rafael Navas)

    07 Mayo 2006 | 15:50

  14. Dice ser Jose

    Saco, tu escrito te honra. Ojalá todos los taurinos tuviesen la misma capacidad de empatía que tú, a estas alturas la fiesta hasta sería digna de ver, el bos taurus una especie protegida y las Dehesas parque natural.

    07 Mayo 2006 | 17:04

  15. Dice ser Fina

    No voy a rebatir tantas simplezas y tópicos: “Es un negocio”(¿que arte no lo es?)… “Matar para comer”(¿te gusta la caza?)…”Torturado durante horas”(¿has visto una corrida?)…Solo decir que tenéis una solución a “tanto sufrimiento”: podéis seguir sin ver una corrida (de toros) e imaginaros lo pedor. O ir a ver una y enfrentaros con la realidad ¡uy, mejor no que os puede gustar y a ver de que vais a hablar luego!

    07 Mayo 2006 | 17:18

  16. Dice ser Diana

    Perdona, guapa, pero creo que todos los que hablamos aquí creo que lo hacemos con conocimiento de causa, es decir, habiendo visto una corrida (o al menos, en mi caso, lo poco que he aguantado).Lógicamente no nos ha gustado, porque que nos guste ver cómo se tortura a un pobre animal indefenso sería enfermizo, como poco.No escribiré más porque la mayoría de las cosas que leo no tienen ni pies ni cabeza.Recalco una frase que me ha parecido muy acertada:”El perro es el más noble de los animales. El hombre, el más animal de los innobles”

    07 Mayo 2006 | 18:12

  17. Dice ser Con permiso de la autoridad competente.

    Si acudir a una plaza de toros en la oficialmente antitaurina ciudad de Barcelona es una heroicidad gracias a las cuadrillas de fascistas de ERC que se agolpan en la puerta de la Monumental insultando al público que libremente acude, no digamos verse sorprendido adquiriendo un torito de felpa.Con permiso de la autoridad competente.

    07 Mayo 2006 | 20:43

  18. Dice ser Con permiso de la autoridad competente

    … y claro, cuando hablo de fascistas me refiero a esos totalitarios que pretenden dar lecciones de moral mientras criminalizan a los ciudadanos que, en el ejercicio de su legítimo derecho, usan su libertad para acudir a los toros, soportando los insultos y condenas inquisitoriales de los antitaurinos.

    07 Mayo 2006 | 20:51

  19. Dice ser Jose

    Yo he asistido a la cacerolada de la Monumental y ni soy de ERC, ni independentista, ni mucho menos fascista. Sólo soy alguien que, como otros miles de personas, no estoy de acuerdo con que en mi país (y a poder ser en ninún otro lugar) se celebre un espectáculo donde la morralla sedienta de sangre paga por ver sufrir a un animal que es torturado hasta la muerte. Me parece que no es tan difícil de comprender.

    07 Mayo 2006 | 20:55

  20. Dice ser Jose

    “Con permiso de la autoridad competente”, es usted un demagogo de campeonato. Aplicando el flamante lema taurino de “prohibido prohibir”, se podrían permitir también actividades tan inocuas como el atraco a mano armada, la quema de immigrantes o el empalamiento público de herejes. Pero claro… es que en la corrida ninguna persona sufre, claro, se trata sólo de un insignificante animal. Antropocentrismo radical, cuanto mal ha causado la religión católica en las personas…

    07 Mayo 2006 | 20:59

  21. Dice ser Con permiso de la autoridad competente

    A mí, que seais miles de personas me la trae floja. Las pretensiones de la multitud no constituyen ningún argumento para prohibir algo a lo que a nadie se obliga. Cada uno es libre de acudir o no a la plaza, como lo es para entrar en un cine x para ver una peli porno, y no seré yo el que esté apostado a la puerta del cine para insultar a los que entran.

    07 Mayo 2006 | 21:04

  22. Dice ser Con permiso de la autoridad competente

    Que me llame demagogo un fulano que hace comparaciones tan aberrantes como las del tal José ya es de coña. Usted es libre de no ir a los toros, de hacer campaña en contra y de presumir de sensibilidad, pero no pretenda imponer su criterio a base de prohibir a nadie lo que le es lícito decidir. Siguiendo un sabio consejo de Mark Twain, acabo aquí la polémica. Ustedes sigan con sus cacerolas. No hay nada como darle a la cabeza de uno mismo en los momentos de catarsis.

    07 Mayo 2006 | 21:11

  23. Dice ser con permiso de la autoridad competente

    … y lo de morralla sedienta de sangre es una expresión propia de esa caterva de nazis caceroleros de la que usted debe ser asiduo.FIN

    07 Mayo 2006 | 21:16

  24. Dice ser De Castro

    “… se podrían permitir también actividades tan inocuas como el atraco a mano armada, la quema de immigrantes o el empalamiento público de herejes… ” pues vaya con las comparaciones. Y ese Sr.José ¿de donde saca que los empalamientos de herejes son comparables con el noble arte de la corrida? Eso sí es demagogia, y no sólo barata sinó de una más que miserable falta de respeto hacia quienes disienten. ¿Y qué tiene que ver la religión católica con los toros? se parece usted al un tal Saco, que aprovechando cualquier oportunidad le da siempre por arremeter contra la Iglesia, o el PP, venga o no a cuento. Pura sicopatía.

    07 Mayo 2006 | 22:16

  25. Dice ser EL CID

    Donde esté una buena lapidacion en un pais musulman que se quiten las corridas de toros.Tambien son bastante entretenidas las ejecuciones de homosexuales en gruas en ese paraiso de la democracia llamado iran.¿porque no escribes un articulo sobre el tema, manolito?

    07 Mayo 2006 | 22:37

  26. Dice ser Fernando

    Me permito recomendarte el artículo que a modo de epílogo cierra la versión “humanizada” que A. Baricco hizo de la Ilíada de Homero.El artículo se basa en la idea de que “otra belleza es posible”: analiza el atractivo que determinada plasticidad estética de la guerra la convierte en ‘espectáculo atractivo’ (recordemos la escena de los helicopteros de Apocalipsis Now…). El autor convoca a los intelectuales a buscar otra belleza que pueda sustituir a esa barbarie, pero que ‘enganche’ al público de la misma forma que estas otras atávicas manifestaciones de nuestra bestialidad…Seguro que los periodistas podéis hacer algo por ello… y no me refiero al jimenezlosantismo o al pedrojotismo…sl2

    07 Mayo 2006 | 23:33

  27. Dice ser Jose

    Vaya, vaya, como se alteran los tauricidas cuando se les toca un poquitín la fibra. Salgan ya de las cavernas, no saben ni captar una sencilla ironía sin rasgarse las vestiduras. Resultan patéticos.Fernando, buena observación. Algunos patanes de mente estrecha no la entenderán pero no por ello es menos buena.

    07 Mayo 2006 | 23:53

  28. Dice ser Gayoli

    Auguro este futuro: Con el tiempo la gente irá perdiendo la costumbre de acudir a las corridas de toros, llegará un momento en que no sea rentable para los ganaderos la crianza de tales animales y su número empezará a reducirse. Como tampoco se les puede dejar solos por el campo, se les confinará en unos limitados espacios naturales tipo parque nacional donde medrarán a su antojo, que presumiblemente no será muy holgado, y posiblemente alguno vaya para el zoo. En cualquier caso, donde los lleven no serán bien recibidos, debido al nulo beneficio y el posible riesgo de encontrarlos a campo traviesa. A algún furtivo le dará por ir a cazarlos, para tener una pieza más de colección. Uf, no soy taurino ni antitaurino, pero creo que en el futuro del toro bravo como especie al final se tendrá que escoger de dos males, el menor.

    08 Mayo 2006 | 05:31

  29. Dice ser María G.

    Es curioso e irritante que los taurinos pretendan justificar la tauromaquia con el estupendo, conveniente y ecológico argumento de preservar la especie del toro bravo y el entorno natural de las Dehesas. Lo digo porque, el taurino, no es precisamente un colectivo ecologista ni comprometido con la conservación de las especies.De hecho, lo que hace que alguien, a sabiendas de que el toro sufre durante la lidia, prefiera ignorar el dato y seguir satisfaciendo sus, digamos inquietudes “artísticas”, es el más puro y duro egoísmo. Y no hace falta tener muchas luces para comprender que egoísmo y ecología son como agua y aceite…PD: Personalmente preferiría no nacer antes que nacer con el único objetivo de ser torturado salvajemente.

    08 Mayo 2006 | 08:41

  30. Dice ser Diego Cruz

    Yo, para estos casos, aconsejo leer la columna de Manuel Vicent de ayer domingo en El País. Antitaurina, como todos los años y que no tiene desperdicio…

    08 Mayo 2006 | 10:25

  31. Dice ser Jose

    Sobre lo del vegetarianismo, yo hace tiempo que me animé, Gayoli. Pero incluso desde el punto de vista de un carnívoro, la fiesta no tiene justificación alguna.Sin entrar demasiado en materia, para no agobiar, parece que nadie en su sano juicio pagaría por entrar en un matadero y aplaudir mientras observa como dan muerte y seccionan la carne de las reses al son del pasodoble. En cambio cuando trasladamos el animal al ruedo, parece que todo cambia mágicamente y el acto queda más que justificado. Matar para comer dista mucho de torturar a cambio de placer estético. El asunto es de una lógica aplastante, pero no hay cabida para la lógica en el cortex de un aficionado a la masacre taurina. Y ya no hablemos de compasión o empatía.PD: Otro tema es el terrible tratamiento que se les da a los animales que se utilizan para la producción de carne, pero de eso ya se ha hablado antes aquí y no conviene marear más la perdiz.

    08 Mayo 2006 | 13:16

  32. Dice ser gh

    Más que recuperar la memoria histórica, ZP ha recuperado los métodos del franquismo, se nota de donde vienen estos socialistas de salónPor supuesto, al igual que el 11m hay que dejar trabajar al juez, a pesar de las mentiras y manipulaciones del auto de instrucción, en este caso, seguro que todos nuestros amigos los progres saldrán diciendo que el juez es un fascista, pero bueno, la realidad no se mueve por mucho que algnos quieran moverla

    08 Mayo 2006 | 14:13

  33. Dice ser gh

    Y ¿a qué viene la retaila anterior?, pués muy sencillo:Condenados a trece años de prisión los tres policías implicados en el caso Bono

    08 Mayo 2006 | 14:14

  34. Dice ser Alejandro

    Caramba, Manolo, buen artículo. Me ha gustado como reflejas ese dilema que muchas veces se nos plantea entre lo racional y lo visceral.Personalmente aborrezco que se utilice el acoso y la muerte de un animal acorralado como fuente de diversión. Aunque por otro lado veo que al “bisho”, suelto y cabreao, que pesa media tonelada, se enfrenta un individuo (o individua) apenas armado (o armada) con una espadita. Así que entiendo que la cosa pueda tener su interés y que haya gente que sienta pasión por las corridas (las de toros). Eso si, que conste que cuando alguna vez un toro se lleva por delante a un torero no siento mucha pena, penita, pena por el humano, que está ahi porque quiere y encima le pagan bastante bien.En resumen, que como no me gusta “la fiesta”, no participo y punto, pero me parece un ejercicio de intolerancia grave andar censurando y tachando de salvajes cavernícolas a los aficionados a los toros, porque como se refleja en el artículo de Manolo, nunca se puede decir de este agua no beberé ni ese cura no es mi padre.Saludos.

    08 Mayo 2006 | 14:28

  35. Dice ser Falco

    Es una de mis grandes contradicciones.Tengo 36 años y me considero ecologista y sin embargo me gusta la Fiesta porque la he mamao y ya es parte de mí, desde que tengo uso de razón recuerdo haber asistido con mi padre a Las Ventas. Y no puedo dejar de volver una y otra vez, a pesar de que cada día la Fiesta Nacional está perdiendo su sentido, me explico.Esto en principio se sostenía por la vistosidade del enfrentamiento de la fiera que vende cara su vida con lucha insistente y el torero que se juega la suya arrimándose hasta más no poder desafiando a la muerte.Ahora la fiera no es tan fiera ya que la mayoría de las ganaderías han dulcificado tanto la envestida del animal que lo que antes era bravo ahora es manso de solemnidad. ¡Y el torero! El torero utiliza la técnica para alejarse el toro lo más lejos de su cuerpo, como dicen los de la tele: “es un torero muy técnico”.En fin, que como todo buen aficionado de Las Ventas asisto para ver ese toro bravo y ese torero que se come el toro, pero la realidad es que la Fiesta está muerta porque ya no hay ni toro ni torero. Todo se ha convertido en un mercadeo.Seguiré asistiendo hasta que se prohiba. Como ha perdido su razón de ser, desde aquí pido que se prohiba ya.

    08 Mayo 2006 | 16:59

  36. Dice ser Lucinda

    Yo estoy totalmente en contra el uso del toro como objeto de crueldad y supuesta diversión de un grupo de gente. Me parece una tortura ineccesaria que deja en evidencia el tacto y la inteligencia del torero y de los espectadores.No lo veo un arte, ni algo enorgullecedor de un país, sino una práctica aberrante. Nunca he ido a una corrida ni pienso hacerlo, fueran cuales fueran las sensaciones que hallara allí.

    08 Mayo 2006 | 17:07

  37. Dice ser Jose M. Muñoz

    Debo reconocer que la tolerancia mal entendida y la tibieza de algunos cuando se habla de toros, aunque fundamentada en la mejor de las intenciones, me irrita sobremanera.Queda muy políticamente correcto eso de: “no me gustan los toros, pero no soy nadie para prohibir nada” o aquello otro de: “la palabra prohibir es muy fea, la fiesta de los toros debe terminar cuando los aficionados así lo decidan.”Lo cierto es que cualquier actividad que provoque un sufrimiento innecesario en los demás, debe evitarse a toda costa. Objetivamente: ¿alguien no está de acuerdo con esto?Pues bien, la lidia se ajusta como un guante a la condición que acabo de exponer y por tanto, su práctica debe ser evitada, censurada, prohibida, abolida, derogada o cualquier otro palabro que a ustedes se les ocurra, por fascista que se les antoje a algunos, que sirva para mostrar, sin complejos, un rechazo frontal al sufrimiento innecesario que padecen cientos de grandes rumiantes cada año en nuestro país con el único objeto de satisfacer el gusto estético de unos cuantos.

    08 Mayo 2006 | 17:23

  38. Dice ser Qué tendrá el capitalismo...

    Me está defraudando Sr.Saco…con sus gustos de refinado capitalista…Ayer suculenta degustación de manjares en afamado restaurante de moda, y hoy con el corazón partío mortificándose(reminiscencias de su pasado junto al clero) por la “Fiesta Nacional”.Mal andamos…Sr. Saco con tanto contradicción.¿Ha probado ya a contárselo a su confesor?

    08 Mayo 2006 | 17:30

  39. Dice ser incensurable

    El hombre es contradictorio por naturaleza, y hay comunistas que beben Coca-Cola con Whiskey y ecologistas con el aire acondicionado a toda pastilla. Entonces ¿Qué motivo impide a la gente culta amar los toros?. Por muy sensible que seas, si un espectáculo es bueno, si un acontecimiento despierta pasión, y si una “fiesta” está tan arraigada, por algo será. Esto no es de taurinos contra antitaurinos, se trata de libertad, y yo soy libre de ir o no ir, pero eliminar una tradición centenaria, no es ninguna solución. ¿Prohibimos el boxeo?, ¿Las carreras de caballo, y los palios?… Me parece que su sentir es totalmente noble y consecuente.

    08 Mayo 2006 | 18:03

  40. Dice ser Cris

    “no podría soportar la idea de que la tortura, la burla, el desprecio a los animales formara parte de mis gustos y aficiones”.Ya saco, realmente sólo puede formar parte de tus aficiones el desprecio por el mismo ser humano y su dimensión trascendental, para lo cual ya tienes acumulado un grandioso curriculum. Con eso ya tienes bastante.. verdad?Dí que sí..

    08 Mayo 2006 | 18:34

  41. Dice ser andros

    Como decía el escritor francés Tristan Bernard: «Dos cosas me admiran: la inteligencia de las bestias y la bestialidad de los hombres».

    08 Mayo 2006 | 19:57

  42. Dice ser Maria G.

    “El hombre es contradictorio por naturaleza, y hay comunistas que beben Coca-Cola con Whiskey y ecologistas con el aire acondicionado a toda pastilla. Entonces ¿Qué motivo impide a la gente culta amar los toros?.”-Entonces, siguiendo su línea argumental, ¿la naturaleza contradictoria del hombre justifica cualquier acto que éste cometa contra el prójimo? Quiero pensar que no. Por cierto, yo también amo a los toros; en cuanto a la tauromaquia, me parece una canallada.”Si un espectáculo es bueno, si un acontecimiento despierta pasión, y si una “fiesta” está tan arraigada, por algo será.”-Probablemente los cabezas-pensantes de los poblados surafricanos donde la ablación y el lapidamiento de mujeres infieles son práctica habitual opinarían lo mismo que usted respecto a la tauromaquia: Como está tan arraigado, entonces debe ser una buena cosa. Apaga y vámonos.”Esto no es de taurinos contra antitaurinos, se trata de libertad, y yo soy libre de ir o no ir, pero eliminar una tradición centenaria, no es ninguna solución.”-Efectivamente, libertad es la palabra. La libertad que deberían tener miles de animales inocentes para vivir y morir dignamente y no ser sometidos a batallas que no han elegido ni pueden evitar.”¿Prohibimos el boxeo?”-En el boxeo los dos púgiles pueden elegir subir al ring o no hacerlo: ¿capta la “sutil” diferencia que hay entre el boxeo y la tauromaquia?”Me parece que su sentir es totalmente noble y consecuente.”-En cambio el suyo, desgraciadamente de consecuente tiene más bien poco.Saludos.

    08 Mayo 2006 | 20:00

  43. Dice ser Con permiso de la autoridad competente

    A la tal Irene, que dice que comprendería la lucha en la plaza en igualdad de condiciones, le diría si estaría conforme también si el cerdo del bocadillo de jamón que se come tuviera la posibilidad de abrirla a ella en canal para satisfacer sus gustos gastronómicos.Y a Lucinda: ¿Qué no quiere ir a la fiesta? pues encantados de la vida, no creo que nadie la obligue a ello.

    08 Mayo 2006 | 20:04

  44. Dice ser gonzalo

    Al Sr.Ruiz “El frontanero” y como respuesta a su comentario nº 3 de este blog:Su comentario se responde solo, está usted de acuerdo conmigo en lo fundamental: DEBEMOS DEJAR AL TORO DE LIDIA QUE SE CUIDE SOLO.!QUE LO DEJEN EN PAZ!.El resto de alusiones hacia mi persona se las perdono (aunque como es lógico, no son ciertas)Un saludo a todos incluido usted.

    08 Mayo 2006 | 21:42

  45. Dice ser Sofía

    No tengo paciencia para leer todo y tampoco para contestar una a una las barbaridades que he leido así que sólo apoyo a Jose y animo a todo el que lo vea un arte que se ponga en lugar del toro. Ya lo sé qué coincide que ellos sólo lo ven si sufre un animal, no ellos, ellos serán los que cuando se rompen una uña dicen:Qué habré hecho yo Dios para merecer esto? Jamás he sido cruel… Sois sensibles sólo con vosotros mismos. Y por cierto odio el “deporte” de la caza. Y he visto un poco los toros y sigue siendo una tortura. Si pudiera lo prohibiría yo misma. Y con suerte algún día os pongáis en lugar del toro y dejéis de ser tan egocéntricos.

    08 Mayo 2006 | 23:21

  46. Dice ser rufo

    Efectivamente, como muchos han apuntado, hay otros muchos animales que mueren de forma más dolorosa y más innoble, solo que anónimamente. Sin ir más lejos tenemos a los galgos que no han dado el rendimiento que se esperaba de ellos.Pero lo peor que tiene la fiesta, desde mi punto de vista, por supuesto, es el hecho de que haya gente que disfrute con el espectáculo.Pero como decía “el Gallo” (creo), hay gente pá tó.

    08 Mayo 2006 | 23:41

  47. Dice ser Jose M. Muñoz

    Alejandro dixit: “No hay nada más peligroso que un prohibidor con buenas intenciones.”Curiosamente yo creo que sí hay algo peor: un tolerante resignado, impasible y autocomplaciente con un sofá y un mando a distancia.

    09 Mayo 2006 | 09:31

  48. Dice ser irene

    Con permiso de la autoridad competentePara su informacion soy vegetariana amigo…y sabe porqué: porque cuando tenia 12 años unos amigos muy majos me llevaron a las puertas del matadero y como dicen por ahi, escuche gritar a los cerdos…no volvi a probar bocado…tomo huevos, queso y leche, y a veces pescado porque me lo obliga el medico…y si, ojala el cerdo tuviera la minima opcion de defenderse…pero supongo que para usted un torero es el colmo de la valentoneria, aunque lleve las pintas de el titi…a mi me parece mas una pantomima…donde el toro recibe por todos los laos y lo peor es que si gana el toro lo matan igual, al toro que mato a un torero famoso (no se si manolete o al paquirri)lo mataron por matar al torero…pues vaya mierda de combate…aqui el problema es que no es justo, y no deberian prohibir la crianza y sacrificio de especies para comer pero si su tortura y sufrimiento, como lo de electrificar a los visones para que el pelo quede estirado, o los pollos del kentaky que no tienen patas ni alas (tenders los llaman) y viven un año en una caja engordando y picandole los ojos al pollo de al lado..la naturaleza puede ser mas cruel con sus enfrentamientos en su habitat pero siempre hay la posibilidad de escapar…nosotros no los respetamos tanto…no apreciamos que un animal sea valiente y luche para sobrevivir…solo que es inferior (en muchos casos habria que verlo)y por eso tenemos derecho a elegir que muera y si tiene que ser bajo tortura pues vale…luego nos echamos las manos a la cabeza cuando un paraplegico desea que le dejen morir y hablamos de muerte digna…sigo pensandolo vaya mierda y vaya cagada de valientes que son los toreros, con estocadas de los que van a caballo (¿rejoneadores??)con los banderilleros y luego con la espada, ademas de tenerlo en el burladero asustao y desubicado, lo meten en una plaza llena de gente haciendo ruido y musica etc…me gustaria veros a vosotros desnudos en una plaza armaos con dos cuchillos delante de un tio vestido de luces y otro monton dispuesto a clavarte punzones…no se, sigo pensando que de valiente no tiene nada, que lleva las de ganar a no ser que tenga mu mala suerte y mira si ha habido toreros…

    09 Mayo 2006 | 10:59

  49. Dice ser Alejandro

    A J.M. Muñoz:No se trata de tolerancia mal entendida ni de actitudes politicamente correctas. Se trata de no entrar en una espiral peligrosa .Según su teoría, el jamón estaría prohibido. Y las colas de langosta. Y apurandome solo un pelín más, comer pollo al horno sería ilegal, porque todos eso animales sufren cuando mueren o cuando los transportan hacia la muerte. Al cerdo se le degüella y se deja morir desangrado, para aprovechar su sangre. A las langostas se las echa vivas en el agua hirviendo. Y los pollos no se mueren de viejos, sino que sufren un transporte durísimo hacia su sacrificio. ¿Ha visto y oido, sobre todo oido, alguna vez como muere un cerdo?¿Tendriamos que prohibir todo eso? ¿Y que más? ¿Que se vendan toritos de felpa? Me puede decir que podemos vivir sin embutido, sin langostas, sin pollo… Claro que si, y tambien podemos dejar en la ruina a miles de familias que viven de la ganadería y de las industrias auxiliares.Ya puestos, también se deberían prohibir los circos, con tantos animales salvajes enjaulados y en vaya ud. a saber que condiciones. Debería prohibirse tener perros en soluciones habitacionales pequeñas. Se debería prohibir la pesca de atunes. Y por supuesto que se investigue y experimente con animales debería estar duramente penado por las leyes.Mire, el mundo no es perfecto, no se si se habrá dado cuenta. Y creo que es importante prestar atención a los animales, mucha atención. Pero me parece muy dañina esa manía prohibitoria. No hay nada más peligroso que un prohibidor con buenas intenciones.

    09 Mayo 2006 | 12:02

  50. Dice ser Alejandro

    Por cierto, me hace mucha gracia una cosa que he leido en algunos comentarios : defensores exhaltados de la vida del toro deseando ver a los “taurinos” en el lugar del toro, en la plaza.A eso le llamo yo coherencia en la defensa de la vida. Si señor.Olé!

    09 Mayo 2006 | 12:10

Los comentarios están cerrados.