BLOGS

Cada vez creo en menos cosas Un foro para pensar en lo divino y en lo humano

Mañana mismo empiezo el régimen

Ayer los medios de comunicación hacían un repaso a las grasas de los españoles para conmemorar “el día de la persona obesa”. El presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad avisó que el 14% de los jóvenes y el 36% de los adultos comen más de lo necesario: es decir, que son obesos. Por ironías del destino, en ese mismo día la FAO recordaba que no menos de 800 millones de personas sufren malnutrición, y que seis millones de niños mueren cada año por problemas derivados de la falta de alimentos. Para completar lo que podríamos llamar “el día de la mala leche” supimos también que Nestlé había tenido que retirar del mercado italiano, portugués y español dos millones y medio de litros de leche infantil por problemas de contaminación de la tinta de los envases. Nada grave, bien es verdad. Pero siguiendo con esta rueda sin fin, recuerdo que es la misma Nestlé que fue acusada hace ya muchos años por sus campañas de introducción gratuita de la leche en polvo en países del tercer mundo, África sobre todo, propiciando el abandono de la lactancia infantil. ¿Qué ocurrió? Pues que la leche se regeneraba con agua contaminada, como se encuentra en medio mundo, con los consiguientes problemas para la salud de los bebés.

No sé si aprender los rudimentos de la buena alimentación (como los de la higiene) deberían formar parte de los temarios de la escuela española. Lo digo porque cerca de mi casa hay un Instituto, y lo que veo a la hora del recreo, con cientos de niños desenfundando bollos cubiertos de algo que se parece al chocolate, cuando no de un azúcar pringoso, me hace pensar qué serán y cómo serán de mayores, pues finalmente acabamos siendo lo que comemos (o lo que no comemos, como en África o la India). Si os detenéis a analizar los ingredientes de los bollitos veréis el peso desproporcionado de las grasas en su composición, en la mayoría de los casos “grasas saturadas” (aceites de coco y de palma, sobre todo), con los lácteos a la cabeza, fuente muy importante de colesterol. De ahí que, al tiempo que la obesidad, se haya detectado una alta proporción de colesterol en sangre en nuestros niños y adolescentes, algo impensable hace unas décadas cuando la hora del bocadillo era eso, la hora del bocadillo, y no la del bollicao.

Teniendo en cuenta que la batalla del tradicional bocata ya está perdida en favor de las multinacionales de la alimentación, ¿no creéis que el Ministerio de Sanidad debería tomar cartas en el asunto, prohibiendo el abuso de determinados ingredientes que favorecen la obesidad infantil y el colesterol? Si ya se ha dado un toque de atención a los restaurantes de comida rápida, ¿por qué no continuar con la bollería, que seguramente provoca aún mayores trastornos de salud?

10 comentarios

  1. Dice ser Noelia

    Eso que ha comentado el Sr. Saco de soslayo, el posible debate sobre la eventual incorporación de una asignatura en los planes educativos que versase sobre el mejor modo de cuidar el propio cuerpo (lo que podría abarcar no sólo alimentación, sino también higiene y las implicaciones de diferentes hábitos de vida -deporte y sedentarismo- en nuestra salud) me parece de una relevancia incomparablente mayor que el que ha generado la dichosa asignatura de religión, de la que, lo mínimo que se puede decir, es que está sometida a los muy discutibles dictámenes de la fe y no de la razón, que son los que todos aceptamos de forma universal.De hecho, siempre me ha resultado increible que jamás se hayan hecho propuestas en este sentido. ¿Será fruto de algún tipo de presión de las industrias farmacéuticas, a quienes no interesa que los ciudadanos-consumidores averigüen por sí mismos cómo cuidarse sin tener que despachar sus productos?Sería interesante elaborar algún estudio que tratase de predecir cuanto podría ahorrarse la Administración en gasto sanitario si los ciudadanos tuviesen una sólida cultura del respeto y cuidado del propio cuerpo.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Txema

    Este verano en un campamento, a la hora de la merienda, sobraban bocadillos pero se daban ostias los dias que habia donuts y bollicaos. Eso si, depues tenian mas hambreeee…. Compara un bocadillo de jamon con un minusculo donut.Reconozco que a mi me encantan, pero en su justa medida y razon, yo me meto un bocata calamares antes de zamparme el donut.Esto es una clara consecuencia del abandono padres-hijo, es mas facil darle dinero para el bollo o compraselo directamentes que prepararles un buen bocata.

    24 Noviembre 2005 | 01:27

  3. Dice ser Manuel Saco

    Creo que ese es el meollo de la cuestión, es verdad.

    24 Noviembre 2005 | 08:26

  4. Dice ser Johnymepeino

    Me niego. Mirad, primero convencen a los padres que deben dejar a sus hijos a su aire, después mienten cuando dicen que hacen algo por compatibilizar la vida laboral y la familiar, en los colegios -lejos de difundir conocimientos- sirven los recreos de embudo para mezclar y batir las neurosis y psicopatías de cada casa. Luego el personaje de la serie favorita, o el artista consagrado anuncia Kaka para comer (sustráete a eso siendo adolescente) y la cultura de la calle y Mª Teresa Campos impone que “pases” de tus viejos.Los gobiernos saben qué hay dentro de la comida basura, qué empresas presionan para que les dejen hacer lo que quieran: ¿Saben que es perjudicial? ¡Coño pues como a nosotros con el tabaco!. Pero no… no les corre la misma prisa. Por cierto… tampoco ningún gobierno ha exigido a Altadis revelar qué coño han estado metiendo en los cigarrillos.Me dan pena los que teniendo hambre no tienen que comer (habeis dejado esa lucha en manos de los curas sólo: muy mal,un ateo también tiene que decir/escribir estas cosas). No me dan pena quienes sufren de tanto como comen sin tan siquiera tener ganas. AHora verás todos los que no celebran la Navidad el saqueo que le meten a Carrefour. 😉

    24 Noviembre 2005 | 09:02

  5. Dice ser danityla

    Señor Saco, comprendo que no viene a cuento, pero ayer me contaron una anécdota digna de ser compartida. Como le leo todos los días, me acordé inmediatamente de usted.El canal Historia (de la televisión por cable) emitió una serie de documentales sobre la figura de Franco el sábado y uno de ellos trató sobre la figura y familia de ELLA: Carmencita Polo. Yo soy de Vetusta, y aquí se conocía mucho a esa familia, representante de la más emergente burguesía de provincias de la época, tan burguesa, que no se veía nada bien los escarceos de la niña con un militarillo de tres al cuarto… En fín, al grano, resulta que una de las primas de la Polo, creo, recordaba anécdotas sobre las estancias en la casa de verano de la familia en los años de la República. En una de esas reuniones, poco después de Octubre del 34, la madre de la Polo, le comentó al pequeño militar:-“Hay Paco, que mal están las cosas. Y con lo que tu vales fíu (hijo en asturiano), ¿por qué no das un golpe y lo arreglas, que estos nos llevan a la ruina?Todo esto entre risas y demás. Pero con ese poso de la derecha de pensar que las cosas son realmente así, que mete miéu.Para mí, aparte de ser una anécdota realmente surrealista, me parece que desmonta también esa teoría que dice que el golpe no fue preparado, sino una solución de emergencia ante el caos del país. Los rebeldes (que es lo que verdaderamente son, me niego a llamarles nacionales) siempre se justificaron en la necesidad de actuar ante la situación de España. Yo no digo que las palabras de una vieja señorona de “Vetusta de toda la vida” sean prueba de nada, pero creo que deja bien claro la visión de la derecha, que desde la segunda mitad del XIX, veían la política y el poder como un juego…Saludos

    24 Noviembre 2005 | 10:20

  6. Dice ser Manuel Saco

    DanitylaEfectivamente es una anécdota surrealista, pero creo que resume el ambiente de los cuarteles en los prolegómenos de la guerra civil. Lo malo es que hoy la derecha no parece ver el poder como un juego sino como algo de su propiedad, dispuesto a retomarlo a cualquier precio.NoeliaA mí no me cabe la menor duda de que tarde o temprano la Administración tendrá que ponerse manos a la obra. Claro que como bien decía más arriba Txema, “esto es una clara consecuencia del abandono padres-hijo, es más fácil darle dinero para el bollo o comprárselo directamente que prepararles un buen bocata”, aunque el presunto “abandono” no sea otra cosa, a veces, que la falta de tiempo de los padres trabajadores. Una razón más para que se ponga orden entre los fabricantes.

    24 Noviembre 2005 | 14:48

  7. Dice ser imagina

    Les adjunto un e-mail que he recibido:Queridos amigos,Ya no es necesario que hagáis boicot al cava catalán.NOS LO HEMOS BEBIDO TODO,entre el sábado y el domingo0-3.oeeoeeeeeeoeeeeeeoeeeeeee

    24 Noviembre 2005 | 14:50

  8. Dice ser danityla

    Muy bueno imagina, muy bueno…

    24 Noviembre 2005 | 18:04

  9. Dice ser Pepe Polémico

    Buenas noches,Manolo.Vaya muermo con lo de la alimentación. Deja estos temas para otros. Tu a lo tuyo: caña a los curitas y los fachosos.Hasta mañana Manolo

    24 Noviembre 2005 | 22:17

  10. Dice ser paaq

    Decir que enseñar a comer en la escuela es más importante que enseñar religión no tiene ningún mérito. Hay millones de cosas más importantes que enseñar religión, con el caso especialmente sangrante de la informática.

    25 Noviembre 2005 | 21:50

Los comentarios están cerrados.