BLOGS

Cada vez creo en menos cosas Un foro para pensar en lo divino y en lo humano

Larga vida a Don Juan Carlos I el republicano

Ayer fue un día consagrado por buena parte de los medios de comunicación a glosar la figura del rey Juan Carlos y su importancia medular en nuestra transición a la democracia, una democracia que a Franco le hubiera gustado que siguiese siendo orgánica. Y no como la entendió el rey posteriormente, haciendo caso a la definición del diccionario, al sentido común y a los partidos políticos que presionaban desde la clandestinidad. Por lo que oí en las emisoras de radio y televisión, en España hay un numeroso grupo de gente, entre la que me encuentro, que siendo republicana, agradece al rey el papel de conductor hacia la normalidad política y su consolidación. La discreción del monarca, tan alejada de la tradición borbónica de ser el perejil de todas las salsas conspiratorias, el respeto mostrado por las normas constitucionales “antes, incluso, de ser un rey constitucional”, como apuntaba Felipe González, le han hecho merecedor de conservar su puesto de trabajo.

Con él está ocurriendo una catarsis extraña. Un rey cuidadosamente programado para ser un monarca absoluto, educado por un grupo heterogéneo de catedráticos falangistas y ultraconservadores, guardianes de las esencias del régimen franquista, con el auxilio (espiritual) de algún cardenal, acaba siendo la esperanza de la izquierda, mientras la derecha observa con horror cómo se le van de las manos las regalías que creían haber quedado “atadas y bien atadas”.

De sobra es sabido que las relaciones entre Zarzuela y algunos dirigentes del PP no son muy buenas. El hombrecillo insufrible, según su enfermedad iba haciendo estragos progresivamente en su espíritu (cuyo primer síntoma fue el obligar a la familia real a asistir a la boda de su hija, nada menos que en El Escorial, como los vástagos de los emperadores) disfrutaba humillando en privado al Borbón, y hasta en público, como cuando dijo aquello de que el rey iría a Cuba “cuando tocara”, o sea, cuando le saliera a él de los cojones.

Y de sobra es conocida la buena sintonía de los gobiernos socialistas con Zarzuela, fruto, quizá, de aquella noche terrible del 23 F en que el rey seguramente salvó la vida de más de un político y diputado de la izquierda.

Yo concretamente tengo hacia don Juan Carlos sentimientos contradictorios, como si la inteligencia emocional estuviera en batalla permanente con la razón. Considero a la monarquía, desde el puro análisis desapasionado, como un resto placentario de la evolución de la sociedad hacia la democracia, un reducto de privilegios sin sentido hoy, injusto, y a menudo de consecuencias fatales, pues el buen gobierno no se hereda, como bien demuestra tercamente la Historia a cada momento. Pero lo mismo me ocurre con la fiesta de los toros, que analizada bajo la lupa del sentido común (el menos común de los sentidos) es una fiesta bárbara, donde burladores y torturadores vestidos de luces y sombras, armados de espada, lanzas, y puyas, dan muerte a un animal tan noble que no sabe de engaños, tras haberlo desangrado previamente. Aunque si dejas el análisis a cargo de la inteligencia emocional, acabas viendo en el ruedo un juego de ballet sobrecogedor, terriblemente bello, algo así como el triunfo de la inteligencia sobre el bruto, de la estética sobre la ética.

De estos usos tan dispares de un único instrumento como es la inteligencia (quizá haya varias, no lo sé), nace este híbrido inexplicable de republicanos monárquicos, aficionados a los toros miembros de la Sociedad Protectora de Animales, o monárquicos antijuancarlistas, buscando todos una justificación que consuele nuestro aparente desvarío.

13 comentarios

  1. Dice ser lolita

    Me gustaría que Ana María desarrollara la frase su frase, por favor, debo ser una de esas ignorantes y no la entiendo

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser 8pi

    De acuerdo como casi siempre (por no decir siempre) con tu reflexión. No obstante, yo añadiría que el rey tuvo su momento de utilidad, pero ahora ya me parece un abuso estar entre regatas, Vaqueira, etc… Y por no hablar de toda la familia que mantiene el solito (con nuestro dinero). Pienso que un jefe de estado, bien educado y preparado por un grupo de sabios, sería de mayor utilidad y se llevaría menos dinero. Porque la función que tiene un rey ya no es la de antaño, es decir, poder absoluto. Ahora está como de pega (aunque en Mónaco me parece que tiene plenas facultades, ¿no?). Y que conste que el rey como persona también me cae bien, pero es como decir que Gallardón como persona me cae bien y que como político debería estar el solo cavando todas las zanjas que hay por aqui…En cuanto a lo de los toros, por mucho ballet y espectáculo que sea, no deja de ser una matanza injustificada, y lo que es peor, un sufrimiento para el pobre animal desde antes de salir al ruedo. Los toros solo los permitiria de una manera, y es sin que se derramase una pizca de sangre. Porque mientras las cosas sigan como están, aunque os parezca inhumano, me seguiré alegrando de cada una de las cogidas que tengan los toreros, y si se mueren, pues mejor, uno menos. Mucha multa si se abandona una mascota o se usan clandestinamente perros o gallos para peleas, pero sin embargo, el toro esta justificado. Menos hipocresía, por favor…

    23 Noviembre 2005 | 08:50

  3. Dice ser Ana María

    Cuanto ignorante suelto…

    23 Noviembre 2005 | 09:50

  4. Dice ser seis

    No comparto el análisis Manolo. Pase que el toreo es bello, pero es practicable por cruel. No hay lo primero sin lo segundo.Monarquía o república me da igual, mientras la sigan pifiando dos currelas diarios en el tajo. El resto es pan y circo.

    23 Noviembre 2005 | 10:55

  5. Dice ser Molotov

    Ana María, lo de “Cuanto ignorante suelto…”.Lo dices por tí, ¿no?.jajaja

    23 Noviembre 2005 | 11:30

  6. Dice ser memories

    Pues me resulta curioso que pienses de esa manera acerca del Rey,dado que siempre me han parecido tus ideas un tanto radicales, pero, en fin, por una vez coincido plenamente con lo que dices.Y quizá pudieras extender esa idea hacia muchas otras personas de a pie que en la transición “se reciclaron” pacíficamente a demócratas porque no estaban de acuerdo con la dictadura y sin embargo se les tacha de fascistas con una facilidad pasmosa por el simple hecho de “ser de derechas”. Hay una izquierda radical como hay una derecha radical y ambas son despreciables.Y también hay gente moderada que prefiere dejar atrás el ignominioso pasado, tanto en el PP como en el PSOE.Y sobre los toros (¿cómo no hablar de los toros?), de acuerdo también. Seguramente es un bello espectáculo si consigues hacer absoluta abstracción de lo que allí está pasando. Yo, lo siento, no puedo, se me levanta el estómago.

    23 Noviembre 2005 | 13:37

  7. Dice ser Papisa Juana

    Agradeceria una buena definicion de “Jefe de Estado”.Juan Carlos I resulta afable y campechano para ser rey. De todas formas se cree su puesto, igual que su hijo Felipe. Es lo que pasa por tener sangre azul.Las monarquias son el residuo del absolutismo feudalista… de centenarios totalitarismos. Por mucho que se plebeyicen (por medio de reinas consortes), tratando de modernizarse: sobran. Y sobran porque el soberano es el pueblo.Por tanto, si hace falta un “Jefe de Estado”, que no se si es algo mas (o algo menos) que un primer cargo diplomatico con mando sobre el Ejercito, pues que lo elija el soberano pueblo.Y los toros son barbarie, sí.

    23 Noviembre 2005 | 17:34

  8. Dice ser kxusk

    Que extraño….. el nivel de comentarios de su blog ha descendido (y no será por no comentar un tema poco polémico…).

    23 Noviembre 2005 | 20:46

  9. Dice ser Johnymepeino

    Recordemos además el enfrentamiento con la aristocracia cuando Sofía y él (ambos) decidieron no restaurar la Corte. Esta monarquía D.Manuel, resulta menos impertinente a las instituciones democráticas que la casa de Windsor.De hecho hemos funcionado más como Democracia que como Monarquía. Además , qué cojones, legalizar todo un PCE y en aquellos años, no lo hace cualquiera 😀 ,ahí hicieron falta más cataplines que con el 23F

    23 Noviembre 2005 | 20:57

  10. Dice ser kxusk

    Por lo demás, comparto su opinión sobre nuestro monarca (un rey que ha sabido hacer posible la vuelta a la democracia en nuestro pais pero rey al fin y al cabo), y añado la siguiente pregunta: ¿No es hora de que nuestro país abandone el sistema monárquico como modelo de Estado y avancemos? ¿No ha alcanzado la monarquia su objetivo inicial: el de reinstaurar la democracia y libertad en España?Perdón si no me expreso en los términos jurídicos adecuados (es que soy de ciencias… jejejje :P)

    23 Noviembre 2005 | 20:59

  11. Dice ser Pepe Polémico

    ¡Vaya coba,Manolo!. Desde luego cada día sois más curiosos los progrepacotillas.El artículo es exageradamente pelotillero,los razonamientos pobres y sobra la comparativa con los toros porque la colación no ayuda a la explicación del tema principal sino que introduce un tema paralelo tan importante como el comparado.Que el rey sea majete o un borde no justifica el ser republicano o monarquico,igual que no justifica ser religioso el que el cura de la parroquia sea enrollado, ni justifica ser fascista el que el tirano de turno sea un cachondo de la hostia. La opción republicana se elige cuando se considera que el Jefe del Estado debe ser elegido democraticamente y la opción monárquica cuando se considera que el Jefe del Estado lo es por derecho de sucesión, independientemente de lo enrollado o sieso que se sea.El problema de lamer tanto el culo es que se consigue lo contrario de lo que se desea. Si el Rey es un tío tan estupendo y capaz como planteas, no cuadra que “el hombrecillo insufrible” le obligue junto al resto de la familia real a ir a la boda de su hija. Por simple conclusión o el Rey es un “pazguato” o gratuitamente desprestigias (y esto es criticable en un periodista)”al hombrecillo insufrible”.En algo si coincidemos: de la inteligencia nacen pensamientos híbridos. Quizás si perseveras en esta idea con el tiempo podrás deleitarnos con artículos que no machaquen arbitrariamente a los de siempre sino a quienes realmente se lo merecen.Sin acritud, Manolo.

    23 Noviembre 2005 | 21:01

  12. Dice ser Manuel Saco

    Pepe PolémicoMis “pensamientos pobres” los traigo solamente para que brillen pensamientos como los tuyos y así puedas dormir mejor.

    23 Noviembre 2005 | 22:09

  13. Dice ser Pepe Polémico

    Buenas noches, Manolo.Hasta mañana.

    23 Noviembre 2005 | 22:27

Los comentarios están cerrados.