Entradas etiquetadas como ‘superheroe’

El ‘Messi del taiko’ te dejará atónito

messi_taikoEn los salones de videojuegos de Japón te puedes encontrar máquinas de lo más variopintas. Desde las clásicas que invitan a golpear ratones con un martillo de goma como si no hubiera mañana, hasta las que retan al jugador a convertirse en una especie de superhéroe del baile o de cualquier instrumento musical.

Este puede ser el caso del bautizado en las redes sociales como ‘Messi del taiko’, que ha conseguido elevar el juego electrónico de tambores nipones a la categoría de arte, o quizás de locura, viendo cómo se las gasta dándole a las baquetas. ¡¡¡Tacatacataca!!! Lee el resto de la entrada »

‘Boobs Man’, el superhéroe que se dedica a revisar senos femeninos

boobs_manPolonia tiene un nuevo vigilante en las calles, pero no se dedica a cazar delincuentes o a proteger al mundo de malvados villanos, sus intenciones son mucho más terrenales. Simplemente destina todo su tiempo a explorar y palpar los senos de las transeúntes, para concienciar a las féminas de lo importante que son las revisiones en busca de prevenir el cáncer de mana.  ¡¡¡No doy crédito!!!

Detrás de ‘Boobs Man’, así se llama este peculiar superhéroe, se esconde el humorista SA Wardega, que ha ideado esta curiosa campaña publicitaria para promocionar su canal en Youtube, en la que, no lo neguemos, se está poniendo las botas tocando los pechos de bellas señoritas. ¿Será casualidad? Permitidme que lo dude a juzgar cómo se lo pasa el ‘pájaro’ cada vez que lo hace. Nos ha fastidiado, como afirma el dicho: “Dos tetas tiran más que dos carretas” (tacho la palabra por si algun@ le pitan los oídos al leerla).

‘Boobs Man’ elige bien sus ‘objetivos’. Como comprobaréis al ver el vídeo, no hay ninguna que llegue a los cuarenta (la edad recomendada para hacerse las primeras revisiones). Más parece que busca que le den un buen mamporro (cosa que sucede en algún caso) por tocar donde no debe, que promover la autoexploración como mejor medida de vigilancia para una detección temprana de este tipo de cáncer.

Lo que está claro es que ha logrado la repercusión que quería, ya que el vídeo de sus andanzas, con traje de superhéroe y senos de plástico en el cinturón, lo han visto más de tres millones de personas en apenas cinco días.

¿Es una bala? ¿Es un avión? ¡No! Es Menganno, el superhéroe argentino

mengannoDelincuentes de Argentina, luego no digáis que no estáis avisados. Anda patrullando por las calles de Lanús Menganno, una suerte de justiciero enmascarado que ha emprendido una cruzada contra la delincuencia y en pos de la solidaridad entre las personas.

Su atuendo está a medio camino entre el del Capitán América y el del Halcón Callejero, una serie ochentera que yo he descubierto gracias a @nostronichus. Porta un uniforme con protecciones, máscara y escudo antibalas y de desplaza a lomos de una vieja moto a la que ha decorado con su emblema. A diferencia del Capitán América, usa los colores albicelestes de la bandera argentina; a diferencia del Halcón Callejero, su moto es, cómo lo diría yo…, un trasto con dos ruedas.

Menganno, un caballero de 43 años casado y con dos hijos, asegura con rotundidad que “por donde paso sé que no van a robar”. Pero no sólo se dedica a ‘combatir el crimen’, sino que ha creado una escuela de ‘superhéroes’ para que sigan sus pasos. El hombre me merece ternura y admiración a partes iguales, aunque se rumorea que hay mucho de ‘postureo’ en todo lo que hace. De hecho, hay gente que pone en duda la veracidad de su última aventura, ¡¡y hasta se mofa de él!! (¡Nooooooo!). La historia (o fábula) dice que tres delincuentes atacaron a tiros el coche en el que viajaba el ‘superhéroe’ con su familia. Manganno repelió los disparos para proteger a su esposa y todos salieron indemnes del asalto, aunque el coche quedó agujereado cual queso Emmental. Hay otra versión de los hechos, que dice que los disparos contra el coche los hizo el propio Menganno y que, además, ha sido multado por irregularidades en su permiso de armas.

Sea como fuere, héroe o fantoche, no hay fin más elevado en el mundo que luchar a favor del bien y por eso Menganno se ha ganado mi post de hoy. Y sí, me da igual que pueda ser un impostor.