Entradas etiquetadas como ‘stamford’

El hombre al que detuvieron con el pelo a medio cortar

BecConsejo: “Termina lo que empieces”

Estos días guadiana, en los que a veces publico y a veces no, obedecen a un resfriado un poco traicionero que amenaza con aguarme el fin de semana (no sé si era el mejor momento para independizarme, la verdad). Pero bueno, vayamos al lío, porque tampoco es plan de martirizaros con las visicitudes mmmm… vitisitudes mmmm… vicitisudes… con mis problemas, vamos.

Supongo que si habéis llegado hasta aquí es porque queréis conocer la historia de David C. Davis el hombre de 21 años que aparece en vuestras pantallas con un estrafalario peinado. ¿Queréis saber cómo llegó a esa situación? Pues bien, allá vamos.

Resulta que David C. Davis, a partir de ahora Dadá, estaba cortándose el pelo en un piso de Stamford, en Connecticut (Estados Unidos). En un momento determinado, cuando el barbero sólo había conseguido podar la mitad de la cabeza de Dadá, éste saltó de su silla y clavó unas tijeras en la espalda de otro cliente.

No, no os preocupéis, esto sigue siendo el blog del becario así que como supondréis el agredido no ha muerto, ni está grave, ni nada parecido. Por extraño que parezca, y según cuenta la prensa estadounidense, el hombre al que clavaron las tijeras, también de 21 años (el agredido, no las tijeras), llevaba un abrigo “bastante gordo” (esto es literal) lo que impidió que el artilugio le causara heridas graves. Aún así, fue llevado al hospital, claro.

Dice Dadá que la víctima se comportó de forma agresiva con él, por lo que respondió en defensa propia. Yo no estaba allí, así que no os sabría decir. Lo que sí os puedo contar es que la Policía se dirigió al apartamento en el que había sucedido todo y allí el agresor, como cabía esperar, no estaba.

Dadá había huido con el pelo a medio cortar; sin embargo, los perros de la Policía le localizaron en un domicilio cercano, donde fue detenido (por los agentes, no por los perros, que bastante habían hecho ya con encontrarle) y trasladado a dependencias policiales.

A la espera del juicio, que se producirá a finales de este mes, al hombre le han impuesto una fianza de más de 3.600 euros (lo que pasa es que allí son tan raros que se lo han puesto en dólares… con lo bonito que es el euro, oye).

PD: Me pregunto si a los perros le darían la mitad del pelo de Dadá para que fueran en su búsqueda.

PD2: Y de regalo, de parte de la genial Delia (un encanto de mujer), el vídeo del cocinero acusica y la chica que no sabía rebozar.