Entradas etiquetadas como ‘simona suhoi’

Iba sin cinturón y sin carné porque le dolían sus implantes de silicona

BecConsejo: “Si pones una excusa, que sea buena”

¿Conocéis a Simona Suhoi? ¿No? ¿Y si os digo que es más conocida por Simona Sensual? ¿Menos? Bueno, pues hoy vais a tener el gusto de saber un poco de esta estrella televisiva rumana de 28 años, a quien hace no mucho le quitaron el carné de conducir tras un accidente.

Simona conducía recientemente por las calles de Bucarest sin el cinturón de seguridad puesto. La Policía (que no es tonta) le dio el alto y le hicieron las clásicas preguntas que se le hacen a alguien cuando le paran. Es decir, probablemente un agente le dio la vuelta al coche, mirándolo como si no hubiera visto ninguno. El otro le diría por la ventanilla aquello de… “¿permiso de conducir?”.

Si no habéis estado muy despistados al principio habréis descubierto que Simona no sólo no llevaba el cinturón, sino que tampoco tenía el carné porque se lo habían retirado. Sin embargo, lo que sí tenía era una excusa, bastante surrealista, sí, pero oye, qué le vamos a hacer.

La mujer, que se enfrenta a cinco años de cárcel, no tuvo más ocurrencia que decir: “Admito que no debería haber conducido el coche, pero no tenía otra opción. […] Tengo un terrible dolor en el pecho a causa de estos nuevos implantes”.

Vaya, vaya, vaya. Acabáramos. A Simona le ardía el pecho y no tenía forma de llegar al hospital. ¿Y un taxi? Os preguntaréis alguno. No, no podía. Según Simona, intentó coger uno pero estaban todos llenos.

“Cogí el coche y fui a la clínica. ¿Qué se supone que podía hacer?” le dijo a los agentes. Por lo que sea, a la Policía no le valió esa excusa, así que seguid el BecConsejo de hoy: “Si ponéis una excusa, que sea buena y creíble”.

PD1: Aquí podéis ver (en rumano) la explicación de Simona. La muchacha habla en un programa de TV para decir que no entiende por qué la Policía la odia tanto.

PD2: La primera foto es anterior a los implantes, como imaginaréis.

PD3: Por cierto… también canta, por si alguien quiere comprarle un disco.