Entradas etiquetadas como ‘ryan j. fitzjerald’

La caca tatuada por un novio vengativo: una gran mentira

Comunidad becaria en FacebookComunidad becaria en Twitter

Si el lunes estuvisteis navegando por Internet quizás os topasteis con el caso de Rossie Brovent, una mujer de Ohio a quien su novio, Ryan J. Fitzjerald, le tatuó supuestamente un montón de caca en la espalda en lugar de una escena de Narnia (como le había prometido) por venganza. Suculento, ¿verdad? (Bueno, suculento quizás no es la palabra que mejor lo define).

Pues hoy, en el blog del becario, vamos a reflexionar. Imaginad que no os coméis un colín jamás y una noche, en una discoteca, a las cinco de la mañana, una modelo se os acerca desesperada pidiendo que os enrolléis con ella (chicas, imaginadlo al revés). ¿Sospechoso? Más que eso. Seguramente detrás de ella están su novio y sus amiguetes partiéndose de risa. Pues con esto ocurre igual.

La historia me pareció llamativa desde el principio. Un novio celoso y vengativo que promete tatuar ¿Narnia? a su chica, ella se deja, ebria, sin ver ni siquiera la imagen de cómo está quedando, y despierta con una (perdón si estáis comiendo) mierda en la espalda. ¿Todo ello con foto (un poco pixelada, para la buena verdad)? Demasiado bueno para ser verdad.

¡Y tanto! Es un fake como la copa de un pino. Lo han destapado, entre otros, los cracks de Smoking Gun, que son fuente autorizada en todo lo que tiene que ver con delitos en EE UU. Resulta que esa imagen que ahora nos venden como nueva se subió a Internet por primera vez hace 18 meses, dentro de un blog que recogía “El peor tatuaje del día” y vuelve a la carga ahora en un sitio de “noticias raras” de poca monta.

Para más inri, los medios de todo el mundo informaban de una supuesta demanda de Rossie que, como supondréis, no figura en ningún juzgado. Tampoco ha sido posible localizar los nombres de demandante y demandado en ninguna base de datos y fuentes judiciales aseguran no tener ni idea del caso. Un caso como éste, que es el típico que comentas a los amigotes de la oficina y termina enterándose todo el estado. Entonces, ¿qué pasa? ¿Cómo es posible que medios de todo el mundo (España entre ellos) hayan movido esta gran mentira?

Pues bueno, la historia era suculenta y a veces las alarmas no saltan. Uno ve una noticia en un blog, la rebotan medios de Brasil, de Reino Unido, de Estados Unidos… y nadie se plantea que no pueda ser verdad. Además, es tan extraña, augura tanto éxito, tantos retuiteos, tantos compartidos en Facebook… que difícilmente se puede uno resistir.

Lamentablemente, amigos del mundo friki, esta vez la noticia era más falsa que un billete de chocolate. Bueno, realmente no había noticia, solo una reproducción del tatuaje convertida en texto.

PD: Seguramente alguno ligó a las cinco de la mañana por primera vez en su vida… y con una modelo. Chico, eres mi ídolo.

PD2: Lo peor es que sigo sin saber cómo demonios se le ocurrió (o cómo llegó a su espalda) ese tatuaje.