Entradas etiquetadas como ‘reloj’

Un despertador atrapado en una pared suena cada día desde hace 13 años

Cada tarde, un caballero estadounidense recuerda un error que cometió casi hace tres lustros. Diez minutos antes de las 20.00 horas, su casa, normalmente pacífica, se anima como una discoteca con la alarma de un ‘despertador impertinente’ que por accidente quedó encajado en un respiradero de la vivienda.

Hace 13 años, Jerry Lynn, residente en Ross Township, una pequeña localidad de Pensilvania (EE UU), quería realizar un agujero a través de la pared de la sala de estar, para pasar el cable de la televisión a través de él. No deseaba dañar ningún conducto o línea eléctrica en la pared, por lo que se le ocurrió la brillante idea de coger un reloj e introducirlo por uno de los conductos de ventilación. Después solo tenía que esperar a que sonara y a taladrar un poco más arriba o más abajo. O-O Lee el resto de la entrada »

Un reloj de 10.000 euros que no sirve para dar la hora

reloj_laberinto

El mundo del lujo nunca dejará de sorprenderme. Perfumes a 200.000 euros, agua mineral de las islas Fiyi a ¡¡¡52.000 euros!!! la botella, aplicaciones móviles de dudosa utilidad, como una vuvuzela plus (lo del plus es importante) por la friolera de 180 euros… Y, el último grito, un reloj de pulsera por algo más de 10.000 euros que no da la hora. ¿Qué alguien me explique este entuerto?

La joyita en cuestión, descrita por el propio fabricante como un “objeto inútil, pero sin embargo esencial“, se llama Playground Labyrinth (juego del laberinto, el nombre no engaña), y está disponible en dos modelos el 01, en oro blanco, y el 02, en oro rosa. Lee el resto de la entrada »

Los amantes de la torre del reloj

Su identidad es todo un misterio, pero se han hecho famosos a nivel mundial gracias a un arrebato de amor descontrolado. Son los tortolitos de la torre del reloj de Sidney.

Los medios australianos nos sorprendían el otro día con una curiosa imagen: la de una pareja de amantes que daba rienda suelta a su amor en un lugar poco habituado a estos escarceos.

Aunque desde lejos, la pareja fue vista por todo el mundo que transitaba la zona y, según cuentan, no tardaron en convertirse en la comidilla de las paradas de autobuses cercanas, donde la gente reía y señalaba a los dos amantes.

Recoge la prensa las declaraciones de un turista alemán llamado Dirk Gensler, que se hospedaba en un albergue cercano y que vio a la fogosa pareja cuando se asomó a la ventana: “Me ha sorprendido, era de día y mucha gente podía verlo”. Efectivamente, Dirk. Es más, me atrevería a decir, sin ser un experto en estas cosas, que lo hicieron precisamente por eso; para que los vieran (¿o es que no tenían otro sitio?).

Pudiera ser (y esta teoría es mía y sólo mía), que uno de ellos fuera hijo del relojero y viviera en la torre, de modo que el “en tu casa o en la mía” habría cobrado un nuevo sentido. Se me ocurre también que podrían ser el relojero propiamente dicho y su pareja, cumpliendo una fantasía (que yo afortunadamente no tengo): hacerlo en el sitio de trabajo.

Todo es un absoluto misterio, incluso para las fuerzas de seguridad, que insisten en que es imposible colarse en ese sitio (pues ya me diréis entonces, genios…).

La teoría que más fuerza tiene hasta ahora es que son estudiantes celebrando el fin de los exámenes (os lo juro, esto sí que no me lo he inventado). Al fin y al cabo, la zona está cerca de la universidad…

PD: El fin de semana me está quedando un pelín picante, entre el Show them to me y esto. La semana que viene vuelvo a ser el de siempre.

– Envía el post:

Bookmark and Share