Entradas etiquetadas como ‘Konstantin Murkhveladze’

¿Qué hace esta iglesia en lo alto de esta escarpada montaña?

BecConsejo: “Evita tener que pedir perdón”

Se dice y se comenta que en occidente el rollo esto de la fe está de capa caída. Dos Guerras Mundiales y unas cuantas crisis económicas después, uno casi hasta lo entiende. Sin embargo, no es así en todos lados. En algunos puntos de la eurasia (que es un concepto que me gusta mucho) la fe, más que mover montañas, mueve lo de alrededor.

Me explico, aunque la foto es bastante ilustrativa por sí sola. Resulta que cerca de la ciudad georgiana de Chiatura (Georgia… ah, no, que esto ya lo he dicho) hay una iglesia en lo alto de un cerro, que dirían en el pueblo de mi padre.

No se sabe muy bien quién la construyó ni cuándo fue levantada. Especulan con que allá por los siglos VI o VIII unos paganos decidieron que el sitio más adecuado para un templo era ése y allá que fueron a montarlo. Dicho todo esto, ahí arriba (unos cuarenta metros, según dicen, aunque yo creo que son más) seguro que funcionarían los retiros espirituales.

¿Os imagináis que vuestra empresa os llevara a lo alto de la montañita? Espero que no haya ningún compañero que os caiga medio mal, porque si no… vamos, que tengo dudas de que en la cárcel haya WiFi para que os conectéis al blog y tal y como están las cosas no quiero perder lectores, jeje (ays, perdón, que hay muchos que odian que ponga “jeje” porque dicen que esto no es un chat, jeje).

Bueno, que sigo. Dicen en la prensa británica que Konstantin Murkhveladze (Tino, a partir de ahora), un joven georgiano de 25 años, describió la endeble escalera que hay para subir a la iglesia como algo que se puede partir en cualquier momento. Pese a ello, Tino dice que merece la pena. De hecho, si yo fuese él, diría que merece la pena aunque al subir descubras que es de cartón piedra y dentro hay un plato con alambres. Nadie va a subir a llevarte la contraria.

Al parecer la iglesia está siendo reformada por voluntarios y el Padre Maxim, que habita en el templo desde hace 18 años, dice que es como vivir un sueño. Me acuerdo del ermitaño de Crónicas Marcianas. ¿Qué habría sido de él?

PD: Por cierto, ¿queréis una idea ingeniosa para pagar el piso? El Chaval de la Hipoteca ha tenido una.