Entradas etiquetadas como ‘foxy jacky’

Una foto para la que nunca quiso posar

BecConsejo: “No te pases de caluroso. Los resfriados veraniegos son horribles”

El lunes vuelvo al trajín del día a día, quizás por eso tengo en mi cabeza el recuerdo del resfriado que cogí el verano pasado y que tuvo jodido tocado durante todo julio y agosto (de ahí mi BecConsejo). En cualquier caso, vamos al lío que al final me disperso y termino hablando de cosas que no nos llevan a ningún sitio.

Estaba leyendo esos días la prensa norteamericana y me enteré de que habían detenido a una actriz de cine para mayores de 18 por agredir a su marido. La actriz en cuestión es Foxy Jacky, de 27 años, si bien la historia puede que os suene, porque no es la primera vez que pasa.

Si hacéis un poco de memoria (o un mucho, según las pasas que toméis) tal vez en un rincón del cerebro encontréis a Stormy Daniels, actriz porno y aspirante a senadora en Luisiana en 2009 que el verano pasado lanzó una maceta a su marido porque se dejó unas facturas sin pagar y había lavado mal la ropa.

Esta vez sin maceta de por medio, Foxy Jacky (a la que a partir de ahora llamaremos Jacquelyn McKee -no por gusto, es que se llama así-), fue detenida por arañar y golpear a su marido, con el que está inmersa en un siempre difícil proceso de divorcio.

Jacquelyn, además, está pensando también en renunciar a la industria del cine X, de modo que entre tanto cambio ha llegado una foto para la que nunca habría querido posar, la de la detención (el chascarrillo no es mío, lo admito, se les ocurrió a los norteamericanos).

No sé, no sé… yo soy partidario de que nos tomemos la vida con un poco más de calma, que con estos calores no apetece ni discutir, ni enfadarse, ni divorciarse, ni ná de ná. Desde hace años vengo oyendo que el número de separaciones se multiplica en verano porque las parejas pasan más tiempo juntas. Disiento. El número de separaciones se multiplica en verano porque el calor nos hace inaguantables.

PD: Hasta a mí, que siempre me ha gustado más el verano que el invierno, empieza a tocarme la moral este calor asfixiante.