Entradas etiquetadas como ‘británica’

Cuando llenar un depósito de gasolina se vuelve una tarea casi imposible

tapa_depositop“Estoy seguro de que la tapa de combustible estaba de este lado” es una frase que quizá todos alguna vez hemos pensado. Porque echar gasolina al coche es una acción que se ha convertido en instintiva. Algo que podemos realizar casi a ciegas. Aunque viendo a la señora que protagoniza este vídeo, empiezo a tener serias dudas.

Una cámara de seguridad de una gasolinera británica grabó a la mujer estacionando su coche al lado de uno de los depósitos. Hasta aquí todo normal. Se baja del automóvil, va en busca de la tapa del depósito, ¡cáspita! que está en el lado equivocado. Se vuelve a montar, arranca, da la vuelta, se sitúa delante de otro surtidor, y cuando parecía que había logrado su propósito… ¡¡¡Error!!! Que sigo mal estacionada. Pero mujer, un poquito de por favor.

Lee el resto de la entrada »

Una británica se casa con su perra y asegura que “soy su p*tita”

Que el amor derriba cualquier frontera lo sabemos, al menos, desde que Shakespeare escribió la tragedia de dos jóvenes amantes de familias rivales y la llamó Romeo y Julieta. Así, conocemos parejas la mar de descompensadas, como la que hacen, sin ir más lejos, Adriana Lima (¡santa madonna!) y Marco Jaric, que ha dado origen a una nueva expresión. Ahora, desde la inopinada Gran Bretaña, llega una pareja más estrambótica, si cabe, la que forman Amanda Rodgers y Sheba, su perrita. Sí, sí, habéis leído correctamente: ¡¡su perrita!!

Fuente:  Daily News.

Fuente: Daily News.

A Amanda, de 47 años, la madurez aún no le ha llegado, sino que vive en un estado de peterpanismo permanente, no hay más que verla. A la señora se le ocurrió que sería estupendo casarse con su perra y se marchó a Croacia para celebrar el enlace, al que acudieron, ¡ojo!, unas 200 personas. ¿De verdad tanta gente se lo ha tomado en serio? A la vuelta de su viaje de bodas, la señora Rodgers no ha tenido reparos en reconocer que fue amor a primera vista.Apenas tenía dos semanas y me enaomoré de ella. Sabía que estábamos predestinadas a estar juntas”. ¿Y la pobre Sheba opinará lo mismo? Amanda asegura que sí, porque “me puse de rodillas para pedirle matrimonio y ella movió su colita” (O_O). Igual Sheba prefiere darse un homenaje con un labrador antes que compartir los desvaríos de su esposa humana, ¿no?

Éste es el segundo matrimonio de Amanda, que ya estuvo casada hace 20 años con un caballero. En su primera experiencia, la cosa no salió demasiado bien y apenas meses después llegó el divorcio. Ahora, la señora ha hecho propósito de enmienda y está convencida de que el compromiso será más duradero, ya que “mi amor por Sheba es muy profundo. Tenemos una profunda conexión. Soy su absoluta putita. ¡Sí, literalmente dijo que era la putita de su perra!

Lo que no ha aclarado Amanda es si van o no a consumar su matrimonio (espero que no, por el bien del perrete). Asegura que Sheba duerme con ella en el dormitorio y cuenta, a modo de anécdota, que una vez obligó a un hombre (se supone que un rollete) a dormir durante una semana en la cama del perro. Y tampoco ha dejado claro quién es Romeo y quién es Julieta en esta historia de amor imposible…