Entradas etiquetadas como ‘ayuda al alquiler’

“Engañado con la ayuda al alquiler”

El otro día recibí este correo de un lector cabreado, Ramiro, con el asunto: “Engañado con la ayuda al alquiler”:

No sé si a alguien más le ha pasado, pero lo de la renta básica de emancipación (o ayuda para el alquiler) me está dando demasiados quebraderos de cabeza.

Pase que te dividan la ayuda entre el número de personas que viven en el piso (aunque de todos ellos sólo la pidas tú), pase que tarden tres meses en hacerte el ingreso (al fin y al cabo, el ingreso se produce con efecto retroactivo), pero que cambiar de banco suponga que dejes de percibir la ayuda… no tiene nombre.

Os cuento mi caso: yo recibí la ayuda durante un año entero y cuando decidí cambiar el banco en el que me realizaban el ingreso (porque me vi obligado a cambiar de entidad la cuenta desde la que se producía la transferencia periódica) dejé de recibirla.

Fui a la oficina de vivienda que hay en Madrid y rellené un formulario para hacer efectivo el cambio. Llevé el papel al banco y esperé.

Esperé y esperé, pero no me ingresaban el dinero. Llamé por teléfono a la oficina para que me contaran qué estaba pasando y me dijeron que tenían que cumplirse otros tres meses.

Esperé nuevamente y volví a llamar cumplidos los tres meses. Entonces el problema estaba (teóricamente) en el banco. Fui al banco y me dijeron que no pasaba absolutamente nada, que la oficina les había notificado que todo estaba correcto.

Muy bien, entonces fui a la oficina de vivienda (ya estaba harto de llamar por teléfono) y una mujer me atendió muy cortés e ineficazmente. Me dijo que en el banco estaba todo bien y en la oficina de vivienda también. El problema estaba… ¡¡EN EL MINISTERIO!!

Al parecer, en Vivienda constaba que yo no había hecho el ingreso durante un par de meses y, aunque llevé a la oficina de vivienda los papeles que certificaban que sí lo había hecho, la mujer no hizo ni el amago de llamar al ministerio. Me dijo que pidiera unos recibos en el banco y los llevara a la sede, en la Castellana.

La aventura del ministerio

Tuve que cambiar el turno en el trabajo una vez más (y ya iban unas cuantas). Pedí los papeles en el banco y me los llevé al ministerio. Lo que me pasó allí es maravilloso, no os lo vais a creer.

Llegué a “Información” y había tres personas sentadas hablando entre ellas. Me miraron pero ninguna quiso saber nada de mí (siguieron hablando entre ellas porque supongo que sería su hora del almuerzo).

Quien finalmente me atendió fue una amable mujer que se estaba comiendo un sabroso bizcocho (tuve que esperar a que se lo terminara para ser atendido: ¡cuatro personas y nadie operativo!).

Me pidió el DNI y me dijo: “ya sé lo que pasa”. Ni siquiera miró los papeles, me dio un folio, un bolígrafo y me dictó lo que necesitaba para que me ingresaran la ayuda otra vez. Pues bien, lo que me hace falta es lo mismo que llevaba, pero es preciso que lo envíe mi banco desde sus oficinas centrales.

Una vez transmitido el mensaje al banco debo esperar dos meses y volver a pasarme por el ministerio, para que ellos comprueben entonces (y sólo entonces) si el banco lo ha hecho bien. Si el banco ha cumplido su parte y si yo me persono para que ellos lo comprueben (conditio sine qua non), reactivan mi ayuda (supongo que con efecto retroactivo -ya me jodería-).

En mayo pedí el cambio de cuenta y, como pronto, volveré a cobrarla en marzo. Creo que está bastante bien para algo en lo que yo no tenía la culpa, ¿no?

¿Lo hacen a propósito para que desista y pase del dinero?

¿Es así siempre o es que yo he tenido mala suerte? (Perdón por el tocho)”

PD: ¿Y vosotros? ¿Habéis tenido problemas con la renta básica de emancipación?

– Envía el post:

Bookmark and Share